Conecta con Minuto5

Mundo

Los países ricos se resiste a la suspensión de las patentes de vacunas

Publicada

el

Pese al cambio de EEUU, la mayoría de los países ricos se resiste a la suspensión de las patentes de vacunas

Casi un mes después de que Estados Unidos sorprendiera al mundo con su apoyo a la suspensión temporal de las protecciones de propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus y tras meses de estancamiento en los debates, una decena de miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), principalmente ricos, continúan resistiéndose a iniciar negociaciones sobre esta medida.

Según han informado fuentes diplomáticas de Ginebra a elDiario.es, la propuesta de negociar a partir de un texto sobre una exención de las protecciones de propiedad intelectual para combatir la COVID-19 ha «cobrado fuerza» en una reunión informal del Consejo de los ADPIC (el marco normativo internacional del sistema de propiedad intelectual en el comercio) celebrada este lunes, la primera tras conocerse el giro de la mayor potencia económica del mundo.

Estas mismas fuentes explican que, durante la reunión, EEUU, China, Ucrania y Nueva Zelanda se han unido a los impulsores de la medida apoyando una negociación que permita encontrar una estrategia común de la propiedad intelectual para hacer frente a la pandemia.

Sin embargo, una decena de miembros han continuado «expresando sus dudas sobre la conveniencia de iniciar las negociaciones y han pedido más tiempo» para analizar la propuesta revisada presentada hace unos días por Sudáfrica e India, que actualmente cuenta con el apoyo de 63 miembros de la OMC, y que se ha discutido por primera vez este lunes.

Entre estos miembros se encuentran el bloque de la Unión Europea, Reino Unido, Australia, Japón, Singapur, ‘Taipei Chino’ (Taiwán), Brasil, Corea del Sur, Noruega y Suiza. Ni Rusia ni Canadá han intervenido este lunes en la OMC, de acuerdo con las mismas fuentes.

Las discusiones siguen atascadas por las diferencias sobre si la protección de la propiedad intelectual supone o no barreras en la lucha contra la pandemia, y sobre el uso de algunas medidas ya existentes, como las licencias obligatorias, un proceso que los países de menores recursos argumentan que es engorroso.

Algunas voces consideraron que el cambio de rumbo de EEUU era importante porque, dada su influencia, podía persuadir a los países detractores para que se comprometan y lleguen a algún tipo de acuerdo.

Los países tendrán una nueva oportunidad de definir sus posiciones en la reunión formal del consejo la semana que viene, el 8 y 9 de junio. Pero las medidas en la OMC se suelen adoptar por consenso de todos los miembros. Desde que India y Sudáfrica propusieron la medida el pasado octubre, el organismo ha debatido hasta diez veces, tanto de manera formal como informal, la posibilidad de suspender temporalmente las patentes y otros derechos.

En las últimas semanas, organizaciones de la sociedad civil como Médicos Sin Fronteras (MSF) han pedido a todos los gobiernos que pasen «inmediatamente a las negociaciones sobre un documento concreto y a avanzar en la suspensión de manera urgente». La medida también ha recibido el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para resolver la desigualdad en la distribución de vacunas.

Durante el encuentro de este lunes, Sudáfrica ha tomado la palabra para defender que el texto revisado es una «oportunidad» para centrarse en los debates y concluir las negociaciones en el menor tiempo posible, y ha destacado la disposición de varios miembros de la OMC a entablar negociaciones basadas en el texto, concretamente EEUU y Nueva Zelanda.

El pasado 25 de mayo, junto a India y otros 60 países, la potencia africana reformuló su propuesta a favor de una exención temporal de derechos de propiedad intelectual, entre ellos las patentes, en un intento de conciliar posiciones tras meses de estancamiento por el bloqueo principalmente de los países ricos.

El texto mantiene en gran medida el espíritu del original, pero añade algunas especificaciones en respuesta a quienes habían expresado que era demasiado amplio: agrega la preocupación por las nuevas mutaciones del virus y, como el anterior, reafirma su alcance más allá de las vacunas. Pero detalla que afectaría a los «productos y tecnologías sanitarios» (incluyendo «diagnósticos, terapias, vacunas, dispositivos médicos, equipos de protección personal) así como «sus materiales o componentes, y sus métodos y medios de fabricación» para la prevención, el tratamiento o la contención de la COVID-19. Sudáfrica ha alegado este lunes para ello que «las vacunas son necesarias pero no suficientes para responder a la pandemia».

La propuesta reformulada también aterriza la duración de la medida, que antes se dejaba abierta: al menos tres años. Y una vez más, no se ciñe solo a las patentes, que otorgan a las empresas un monopolio sobre la producción y buscan proteger sus invenciones de la competencia durante un tiempo limitado. Tal y como está planteada en este momento, si saliera adelante, se suspenderían de manera temporal, mientras dure la pandemia, varias provisiones del llamado Acuerdo de los ADPIC: derechos de autor y los que se derivan de ellos, dibujos y modelos industriales, patentes y protección de la información no divulgada.

India, por su parte, ha defendido que los derechos de propiedad intelectual siguen siendo «el mayor obstáculo» para abordar las limitaciones del suministro de vacunas, pero también ha reconocido que la propuesta de exención no será suficiente, sino un elemento necesario de una estrategia integral, explican fuentes de Ginebra. Mientras tanto, India cree que la exención actuaría como «una medida legal necesaria, proporcionada y temporal, para eliminar las barreras de la propiedad intelectual, al tiempo que allanaría el camino para que más empresas produzcan vacunas, terapias y diagnósticos de COVID-19, al proporcionarles libertad para operar sin el temor de infringir los derechos de propiedad intelectual o la amenaza de litigios».

Las delegaciones de Pakistán, Mauricio, Tanzania (en nombre del Grupo Africano), Argentina, Mozambique, Bangladesh, Bolivia, Egipto, Nepal, Fiyi, Cabo Verde, Paraguay, Indonesia, Jordania, Zimbabue, Chad, Vanuatu y Kenia han expresado también la necesidad de iniciar negociaciones.

Entre el grupo de miembros que han cambiado su posición en la reunión está EEUU, que el 5 de mayo apoyó el inicio de un proceso en la OMC. El país norteamericano ha dicho que está abierto a participar en negociaciones «sobre cualquier propuesta que pueda abordar la necesidad inmediata de aumentar la producción y distribución de vacunas». Y ha defendido que alentará a otros miembros a dar un «paso adelante con algo a lo que puedan decir que sí» y a «actuar con urgencia», indican las mismas fuentes.

Hasta ahora, EEUU solo ha mencionado públicamente un apoyo a una exención para las vacunas, a diferencia de la iniciativa de India y Sudáfrica, que también se refiere a medicamentos, pruebas de diagnóstico y otras tecnologías. Esto, a juicio de algunas fuentes consultadas por elDiario.es, puede anticipar ciertas líneas rojas en los debates. El país norteamericano ha explicado que comentará la propuesta revisada en futuras reuniones. En otras palabras, lo que EEUU apoya es avanzar y negociar a partir de un texto, lo cual no quiere decir que respalde el documento de India y Sudáfrica.

China ha dicho que está evaluando detenidamente el nuevo texto que, a su juicio, proporciona una base para las discusiones en las que participará, sostiene, con «un espíritu constructivo». El delegado chino ha señalado que Pekín apoya una exención de los ADPIC para las vacunas. Nueva Zelanda ha tomado la palabra para manifestar su apoyo a la exención para las vacunas y, en la misma línea, Ucrania ha expresado su respaldo a las negociaciones a partir de textos.

Otros miembros que hasta ahora se han mostrado claramente en contra de negociar la medida han planteado preguntas y dudas, principalmente sobre el alcance propuesto de la exención, así como sobre su duración.

El delegado coreano, por ejemplo, ha argumentado que la propuesta revisada parece ir demasiado lejos en cuanto al alcance, «ya que crea incertidumbres, incluso consecuencias no deseadas» y cree que la duración de tres años proporciona un «cheque en blanco a los que proponen una exención permanente», sacando a relucir uno de los principales argumentos de detractores de la medida, el supuesto riesgo de que se desincentive la investigación y la innovación en el futuro.

La Unión Europea, por su parte, ha defendido que el objetivo urgente e inmediato «debe seguir siendo aumentar la producción para compartir las vacunas de forma más amplia y rápida, y garantizar un acceso equitativo a los países de renta baja y media a precios asequibles». Y para ello aboga por medidas como levantar las restricciones a la exportación de los ingredientes de las vacunas y otros insumos, utilizar al máximo la capacidad de producción existente y acondicionar las instalaciones que puedan adaptarse fácilmente para producir más.

La intención de la UE, ha explicado el delegado que representa al bloque comunitario, es presentar una propuesta a los miembros que, entre otras cosas, tendrá «como objetivo facilitar el uso del siUnlicencias obligatorias tal y como existe actualmente». Pero no ha aclarado cuándo presentará oficialmente esta iniciativa, explican fuentes de Ginebra. Suiza también ha argumentado que se debe facilitar el uso de las flexibilidades existentes en las normas internacionales en lugar de renunciar a ellas por completo.

Reino Unido ha dicho que quiere continuar las discusiones «activas y constructivas» con los miembros en la OMC, así como a través del G7 y una serie de foros internacionales para encontrar la manera más rápida y eficaz de facilitar el aumento de la producción y el suministro.

Japón, por su parte, ha expresado su disposición a participar en este debate de forma «constructiva» y considera «positiva» la propuesta revisada. También Singapur, Brasil, Taipei Chino, Corea y Noruega consideran «valioso» el nuevo texto y se comprometen a estudiar seriamente la propuesta revisada. Mientras, Australia ha dicho que sigue abierta a todas las propuestas que apoyen el aumento de la producción de las vacunas, incluidas las propuestas de exención.

Autor: eldiario

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Mundo

Países G-7: donaran mil millones de vacunas a países pobres

Publicada

el

El Grupo de los Siete (G-7) que conforman Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido se ha comprometido a la entrega de mil millones de vacunas a los países en vías de desarrollo a lo largo de los próximos 12 meses con vistas a un total, como ya anticipó la canciller alemana Angela Merkel, de 2.300 millones de vacunas a finales de 2022, según han hecho saber este domingo en el comunicado final de la cumbre celebrada en Cornualles (Reino Unido).

En el texto, los firmantes recuerdan su compromiso de «proporcionar un total de más de dos mil millones de dosis de vacunas» y de «crear los marcos adecuados para fortalecer la defensa colectiva contra las amenazas a la salud mundial». De ellas, 870.000 serán entregadas «directamente» por los países del G-7 a lo largo del próximo año.

Para ello, defienden el mecanismo COVAX dependiente de la ONU como «la ruta principal para proporcionar vacunas a los países más pobres», aunque reconocen la «urgente necesidad de acelerar la entrega de esas dosis».

Además, anuncian un compromiso de «colaborar con el sector privado, el G-20 y otros países para incrementar esta contribución en los próximos meses», para «seguir exportando en proporciones significativas» y «fomentar las licencias voluntarias y la producción global sin ánimo de lucro» que supone un 95% de las aportaciones a COVAX.

El G-7 manifiesta su intención de adoptar medidas para desarrollar «la capacidad de fabricación en todos los continentes, mejorar los sistemas de alerta temprana, y apoyo a la ciencia en una misión para acortar el ciclo para el desarrollo de vacunas seguras y efectivas, tratamientos y pruebas de 300 a 100 días».

Asimismo, el G-7 también respalda la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una nueva investigación sobre los orígenes de la pandemia de coronavirus.

«Pedimos un asesoramiento oportuno, transparente, dirigido por expertos, así como la Fase 2 del estudio sobre los orígenes (de la pandemia), China incluida, como recomiendan los propios expertos», según el comunicado final.

Tras críticas como la del ex primer ministro británico Gordon Brown por la baja cifra anunciada, un «fracaso moral imperdonable», el actual mandatario británico, Boris Johnson, ha destacado en rueda de prensa tras la publicación del comunicado que se trata de una «cantidad enorme». La Organización Mundial de la Salud (OMS) había solicitado 11.000 millones de dosis.

Posteriormente, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha apuntado a la posibilidad de entregar otros 1.000 millones de vacunas próximamente, aunque ha reconocido que todavía no está en posición de realizar un anuncio formal en ese sentido.

Así, Biden ha destacado el tono «extraordinariamente colaborativo» de la cita y ha expresado su satisfacción en lo que respecta a la respuesta a China.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha destacado que «los socios de la UE (en el G-7) se han sumado para acelerar la producción y la entrega de vacunas para todo el mundo». «La UE ha tomado las riendas», ha subrayado.

Además, ha destacado el «compromiso con África» que «debe estar en el corazón de nuestras relaciones internacionales», según «algunos líderes» europeos, una estrategia «ganar-ganar» para África y para Europa.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha celebrado el compromiso del Grupo de los Siete (G-7), pero ha subrayado lo urgente de la situación de pandemia, ya que ha muerto más gente en 2021 que en todo 2020 debido a brotes en numerosos países donde las vacunas permanecen fuera de su alcance, en especial en América del Sur, Asia y África.

Con un tono más duro, Oxfam ha acusado directamente al G-7 de «cocinar las cifras» de las vacunas porque solo donarán 870 millones de dosis. Los otros 130 millones son el «equivalente en dosis» de otros pagos económicos.

«Han fallado absolutamente a las necesidades del mundo en medio de la mayor emergencia sanitaria del último siglo y una catástrofe climática que está destruyendo nuestro planeta», ha señalado Oxfam. «La cumbre del G-7 vive en la infamia«, ha remachado.

Además, sobre el compromiso de que el mundo entero esté vacunado para finales de 2022, les ha reprochado que «se preocupen más de proteger los monopolios y patentes de los gigantes farmacéuticos».

Autor: EUROPA PRESS

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

Traductor para elefantes: sabremos que quieren decir los paquidermos

Publicada

el

Los elefantes tienen un gran lenguaje comunicativo que incluyen miles de gestos y llamadas sobre ciertos significados que pueden llegar a cambiar según el contexto de la situación. Sus comportamientos son tan complejos que hasta los científicos poseen dificultades a la hora de analizarlos, por consiguiente, un biólogo de renombre a desarrollo un depósito para almacenar la comunicación de este animal a través de un etograma de elefante digital.

Según Joyce Poole (cofundadora y directora científica de ElephantVoices), el objetivo de este proyecto es concienciar a los humanos de que la biodiversidad se está desplomando y que podríamos llegar a perder esta especie. Algo bastante impactante, la verdad.

El etograma de los elefantes reúne actualmente más de 500 comportamientos que han sido representados a través de 3000 vídeos, fotografías y archivos de audio.

Dichas descripciones gráficas están basadas en las observaciones de Joyce Poole y su marido y socio de investigación Petter Granli.

Por otro lado, el proyecto acaba de comenzar y quiere cumplir con el objetivo de ser un catálogo en vivo para contribuir nuevos hallazgos. Lucy Bates, investigadora en la cognición de elefantes en la Universidad de Sussex (Inglaterra), afirmó para el diario Scientific American que “ahora tenemos una base disponible gratuitamente en el dominio público, a partir de la cual podemos construir una imagen mucho más completa de lo que hacen los elefantes y por qué”.

La científica Poole espera que otros investigadores empiecen a contribuir más observaciones para seguir ampliando la base de datos. Mientras tanto, Daniela Hedwig (investigadora asociada del Elephant Listening Project) comentaba que “este proyecto es un logro monumental. La base de datos de los elefantes será un depósito útil para hacer comparaciones entre las especies”.

Los etogramas son recopilaciones de actividades y comportamientos de animales, ya sea para analizar situaciones específicas o una especie. Los investigadores emplean estos patrones para hacer comparaciones entre las distintas razas, sexos, manadas o familias y edades.

Autor: 20minutos (Ana Higuera)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

El desempleo, la informalidad laboral, la sanidad y la economía, temas de fondo en tiempos de pandemia a nivel mundial para 2021

Publicada

el

Por

El Informe de la Organización de Naciones Unidad (ONU) sobre la situación y perspectivas económicas mundiales de 2021. A partir de este informe y otras fuentes de información, analizaremos la situación económica y sanitaria a nivel mundial en tiempos de pandemia.

Tras más de un año y medio de pandemía del Covid-19, las perspectivas de crecimiento mejoran para los países desarrollados y las grandes economías, pero no tanto para otras muchas en desarrollo o economías pequeñas, la situación de los más vulnerables se vuelve más precaria debido a la elevada pérdida de puestos de trabajo.

Por ese motivo, se necesitan mejores políticas públicas de los gobiernos de turno y más políticas de Estado que conduzcan a una recuperación de la crisis económica y sanitaria de forma más inmediata e inclusiva, para ello, analizaremos por aparados dicha situación:

Crecimiento económico a nivel mundial mejora pero la pandemia está lejos de terminar

Las perspectivas de crecimiento mundial han mejorado, aunque la pandemía está lejos de terminar para una extensiva mayoría de países debido a un número elevado, y en ocasiones a una tendencia en aumento, de casos de COVID-19.

La economía mundial crezca un 5,4% en 2021

Unas perspectivas de crecimiento más sólidas para China y los Estados Unidos de América apuntalan la revisión al alza.

La previsión de crecimiento del 4,7% de este mismo informe hecha en enero de 2021.

No obstante, aunque se espera que los resultados económicos en China crezcan con solidez y aumenten el crecimiento mundial, no se prevé que muchas economías en desarrollo vuelvan pronto a los niveles anteriores a la pandemia.

Las economías desarrolladas crezcan un 5% en 2021

Impulsadas por el crecimiento más rápido en los Estados Unidos desde 1966. Las perspectivas son significativamente menos optimistas para Europa y Japón, que luchan por contener nuevas oleadas de infecciones.

Por otro lado, si bien se espera que Asia oriental experimente una fuerte recuperación de la pandemia, muchos países de África, Asia meridional, Asia occidental y América Latina y el Caribe se enfrentan a una situación frágil y perspectivas económicas inciertas.

A pesar de ello, se prevé que las economías en desarrollo crecerán un 6,1% en 2021, debido a la sólida recuperación de China, que se prevé que crezca un 8,2% este año.

Los países en desarrollo lejos de recuperarse ante una vacunación lenta y una presión fiscal creciente

La marcada disparidad en la cobertura de vacunación entre países y la probabilidad de una pandemia persistente, plantean un grave riesgo para una recuperación económica ya desigual y frágil del mundo.

La pandemia está lejos de superarse para la mayoría de los países en desarrollo donde la vacunación avanza lentamente y la presión fiscal se ha visto intensificada.

La informalidad laboral, desempleo, la sanidad y la pobreza son problemas de fondo   


Con los riesgos de una pandemia prolongada y espacio fiscal insuficiente para estimular la demanda, los países más vulnerables del mundo afrontan la perspectiva de una década perdida.

La pandemia ha empujado a 114,4 millones de personas a la pobreza extrema.

Para muchos países en desarrollo, se prevé que su producción económica no regrese a los niveles anteriores a la pandemia hasta 2022 o 2023.

Las medidas de confinamiento y distanciamiento social han provocado una elevada pérdida de puestos de trabajo en el sector producción y servicios, que dan empleo .

Una mayor informalidad laboral y una menor seguridad laboral, protección social y acceso a la sanidad

La pandemia también ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad que causa el trabajo informal, la principal fuente de trabajo en muchos países y que ofrece una menor seguridad laboral, protección social y acceso a la sanidad.

Las pérdidas de empleo e ingresos han sido mayores principalmente para las mujeres, ya que hubo más mujeres que hombres que tuvieron que dejar su empleo para satisfacer la creciente demanda de trabajo de cuidados no remunerado.

De los 114,4 millones de personas que han caído en la pobreza, 57,8 millones de mujeres y niñas son mujeres, asestando un duro golpe a los esfuerzos de reducción de la pobreza en todo el mundo.

Exacerbando las diferencias de género en ingresos, riqueza y educación y obstaculizar el progreso en materia de igualdad de género según lo previsto en la Agenda 2030 de Desarrollo sostenible.

El comercio mundial crece pero de forma desigual en desmedro de los más pobres

El comercio de mercancías ya ha superado los niveles anteriores a la pandemia, tras mantenerse a flote gracias a la fuerte demanda de equipos eléctricos y electrónicos, equipos de protección individual (EPI) y otros productos manufacturados.

El intercambio de servicios sigue restringido por las limitaciones

Los viajes internacionales. Aun cuando las exportaciones de las economías asiáticas han remontado el vuelo, las de África, Asia oriental y los estados independientes de la Commonwealth se han estancado.

Una recuperación generalizada de los precios internacionales de las materias primas ha ayudado a limitar el impacto económico de la pandemia en los países en desarrollo que dependen de los productos básicos.

A pesar de las inyecciones masivas de liquidez y los costos de endeudamiento históricamente bajos, la inversión global proyectada muestra solo una recuperación moderada en 2021.

Los elevados niveles de deuda y las grandes necesidades de financiación

Dado el aumento del apalancamiento público y privado, y las importantes incertidumbres globales, los riesgos para la estabilidad financiera se ciernen sobremanera y aparentemente seguirán en un corto plazo.

Muchos países en desarrollo sean vulnerables al aumento de las tasas de interés y a un abrupto endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.

Los países y sus gobiernos tienen que ser más innovadores para abordar la crisis

En medio del espacio fiscal limitado y la alta deuda pública, muchos gobiernos de países en desarrollo necesitarán priorizar medidas que ayuden a los grupos de población más afectados por la crisis, especialmente los más pobres y gente con condiciones precarias.

Existe una necesidad urgente para los países de formular políticas mejor dirigidas que cuiden la perspectiva de la pobreza, la informalidad y la extrema pobreza y que conduzcan una recuperación de la crisis más rápida e inclusiva.

A pesar de haber estado en la primera línea de la pandemia, la población no ha estado lo suficientemente representada en los procesos de toma de decisiones y la respuesta que han dado las políticas económicas ante un escenario de distanciamiento y confinamiento y con pocas medidas, por no decir escasas ayudas económicas al sector más vulnerado los pobres y tampoco a reactivar la economía al sector empresarial para palear el desempleo en un corto, mediano y largo plazo para los ciudadanos.
  
Para terminar, es evidente el grave impacto desproporcionado que la pandemia ha tenido sobre los más necesitados o vulnerados en términos de extrema pobreza y se reclama a gritos…..

….una política bien dirigida y acorde a medidas para apoyar a los sectores de extrema pobreza, la informalidad laboral y la creación de fuentes de empleo estables y sostenibles en el tiempo e incorporando como nuevo actor a las tecnologías y la economía del conocimiento, no solo para acelerar la recuperación, sino también para garantizar que la recuperación sea inclusiva, rápida y sostenible para el siglo XXI….

Autor: César Vargas Díaz (Ph.D) / Analista e investigador económico @minuo5.com

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado