Conecta con Minuto5

Bolivia

Bolivia: las incidencias a la economía sobre el incremento del 2% al salario mínimo nacional

Publicada

el

Autor: César Daniel Vargas Díaz Ph.D. / Analista e Investigador Económico

Antecedentes

Durante el proceso de negociación del incremento salarial, las partes involucradas hicieron conocer sus posiciones, la Central Obrera Boliviana (C.O.B.) solicitaba un incremento del 5% tanto al salario mínimo nacionalcomo al haber básico, el Gobierno propuso un incremento del 0,67% al salario mínimo nacional y el empresariado insistió en no incrementar los salarios durante esta gestión, señalando que cualquier incremento por mínimo que sea generará iliquidez y evitará que se realicen nuevas contrataciones.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia en reiteradas oportunidades ha reclamado el hecho de no participar de manera directa en las negociaciones del incremento salarial, mencionando el incumplimiento al Convenio de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) No. 131 relativo a la fijación de salario mínimos, pues el año 2018 la Resolución de la Comisión de Aplicación de Normas de la OIT, en el ámbito de la 107ª. Sesión Ordinaria, instó al Gobierno Boliviano a que “proceda sin demora a llevar a cabo consultas exhaustivas de buena fe con las organizaciones de empleadores y de trabajadores sobre la fijación de salarios mínimos.” En la gestión 2020 no hubo incremento salarial, por los efectos negativos causados en la economía por la pandemia del Covid-19.

Considerando los antecedentes pasaremos a analizar algunas incidencias del incremento del salario mínimo nacional a la economía nacional de Bolivia.

¿El ajuste del incremento del 2% al salario mínimo nacional?

Primeramente es fundamental definir qué es el salario mínimo nacional, es la remuneración salarial mínima que el estado establece para cualquier actividad laboral con el fin de garantizar a todos los trabajadores un determinado nivel de renta considerado como básico e imprescindible, no pudiendo pactarse remuneración inferior a la cifra que se haya determinado como mínimo.

El salario mínimo nacional en Bolivia en 2020 era de 2.122 Bs; ahora con el incremento salarial del 2% representa un incremento en valor monetario en bolivianos de 42,44 Bs, siendo el salario mínimo nacional para el año 2021 de 2.164,44 Bs.

Por lo generalmente los gobiernos ajustan de forma anual el incremento del salario mínimo nacional con referencia a algún índice, como ser el Índice de Precios al Consumidor (I.P.C.), para garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo “Inflación” es decir, la subida de precios en el mercado en un año determinado. En el caso de Bolivia la inflación para el 2020 fue del 0,67% según el Instituto Nacional de Estadística de Bolivia.

Por lo tanto, se espera que el 1° de mayo se emita el respectivo Decreto Supremo (D.S) de incremento salarial y posteriormente el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social emita la Resolución Ministerial que reglamentará el incremento.

Como ha sido regulado en anteriores gestiones, el incremento al salario mínimo nacional deberá ser retroactivo al 1° de enero de 2021. El personal retirado entre los meses de enero a abril de la presente gestión también debe ser beneficiado con este incremento, correspondiendo la revisión y reintegro de los beneficios sociales liquidados y pagados en base al nuevo sueldo promedio indemnizable.

El porcentaje de incremento salarial a ser aplicado en la presente gestión, considerando que el Gobierno ha fijado la base, debe ser acordado y formalizado a través de la suscripción de un Convenio Colectivo de Incremento Salarial entre el empleador y los trabajadores o el Comité Sindical cuando la organización cuente con sindicato, fomentándose la negociación colectiva y la posibilidad de mejores condiciones para los trabajadores, si la situación económica de la organización lo permite.

¿Qué  incidencias tendrá el incremento del 2% en la economía boliviana?

Es necesario definir que es la Cadena Productiva, es un conjunto de agentes económicos interrelacionados por el mercado desde la provisión de insumos, producción, transformación y comercialización hasta el consumidor final y definir el coste, es el gasto que se produce en la elaboración de un producto o en la prestación de un servicio, imprescindible para la elaboración de los precios al consumo final.

Incidencia del costo de la mano y los costos totales de la cadena productiva

Entonces el incremento del 2 % al salario mínimo nacional tendrá una incidencia del costo de la mano de obra en la estructura de los costos totales de la cadena productiva está en un intervalo del 15% al 25% aproximadamente.

Tomando como intervalo de incidencia el costo de la mano de obra del 25% en la totalidad de los costos de la cadena productiva; el incremento del 2% al salario mínimo nacional será el 0,5% la incidencia de los costos totales; es decir, el costo final del producto tendrá un incremento en su costo final del 0,5%, es decir, un producto cuyo costo unitario total era de 100 Bs pasara a ser de 100,5 Bs.

En análisis de costos unitarios de los procesos de producción las incidencias de incrementos de los costos unitarios que están en un intervalo del 0% al 2% se los consideran con una incidencia en el gasto total y pueden ser absorbidos por la misma cadena de producción, pero es evidente que aunque es bajo el efecto, podemos decir que casi su incidencia es mínima en el precio final de la comercialización del producto, pero si afecta a los precios de producción lo que generara un aumento de los precios finales aunque no significativos, es decir habrá una subida de precios “inflación” y pérdida de poder adquisitivo en el corto, mediano y largo plazo.

Incidencia en el bono de antigüedad

El incremento salarial tiene incidencia en el bono de antigüedad, derecho al que acceden los trabajadores cuando sobrepasan los 2 años de permanencia en su fuente de trabajo, y que es calculado aplicando los porcentajes determinados en el D.S. 21060 sobre la base de un salario mínimo nacional o tres salarios mínimos nacionales, dependiendo la naturaleza de la organización.

Incidencia en subsidio prenatal, subsidio de natalidad, subsidio de lactancia y subsidio de sepelio

El nuevo salario mínimo nacional no se sabe si afectará al subsidio prenatal, subsidio de natalidad, subsidio de lactancia y subsidio de sepelio, pues desde el año 2018 éstos están fijados en 2.000 Bs (Bolivianos dos mil 00/100) ya sea para su entrega en efectivo o en especie de acuerdo a lo que establece la norma.

Como conclusión podemos mencionar, todo incremento en el salario mínimo nacional debe ser consensuado por todos los actores económicos, las incidencias del incremento salarial tendrán efectos aunque no significativos en la cadena productiva, pero si afectarán a los precios, a los bonos y a los retroactivos ente otros y en el contexto actual de crisis económica mundial y nacional, no es lo más recomendable ese tipo de políticas públicas para su aplicación.

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Bolivia

Bolivia: el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, posesionó a su gabinete

Publicada

el

Por

El nuevo alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, posesionó este miércoles a su gabinete para la administración del gobierno municipal y les pidió a sus colaboradores ver su función como un “servicio” a la población.

En la lista de secretarios destacan la presencia del exministro de Salud, Aníbal Cruz. También se halla el exjefe de Gabinete en la Prefectura, Franz Kanautd; el gerente de EMSA y exdiputado Mauricio Muñoz. También el exfuncionario en las gestiones de Edwin Castellanos y José María Leyes, Enrique Mendieta.

Destaca, además, la designación del exprefecto Gustavo Vargas como secretario de Gobernabilidad. En tanto, Jenny Rivero está ratificada como secretaria de Desarrollo Humano. Retorna el exdirector de Infraestructura Gustavo Navia. En la secretaría de Turismo, Cultura y Desarrollo Productivo está Mariela Jiménez Cardona y retorna al municipio Mario Cortez, como Director de Cultura.

En la secretaría de Asuntos Jurídicos está Orlando Vargas, es abogado, en el pasado estuvo vinculado al grupo Olmedo en el conflicto por los terrenos de Albarrancho y tras las elecciones apareció como parte de la comisión de transición.

En tanto, se maneja el nombre del dirigente vecinal Fernando Vargas como nuevo intendente municipal.

Conformación del nuevo gabinete

  • Secretario General              Franz Kanaudt  Vilaseca
  • Secretario de Asuntos Jurídicos.  Orlando Vargas Bravo
  • Secretario de Comunicación         Enrique Mendieta Alvis
  • Secretario de Infraestructura                   Gustavo Mendieta Mallo
  • Secretario Planificación                   Carlos Carrasco Choque
  • Secretario de Finanzas            Mauricio Muñoz Encinas
  • Secretario de Gobernabilidad                  Gustavo Vargas Arze
  • Secretaria Desarrollo Humano                Jenny Rivero Terán
  • Secretario de Salud                                   Aníbal Cruz Senzano
  • Secretaria de Turismo y Cultura        Mariela Jiménez Cardona
  • Director de Cultura                             Mario Cortez

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Bolivia

Bolivia: Cochabamba es el departamento donde hay más desempleo

Publicada

el

Por

Empresarios y expertos atribuyen esta situación a múltiples factores, entre ellos la crisis política.

Cochabamba es el departamento del país con más gente desempleada, de acuerdo con datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con base en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Supuestamente, más del 10% de la población urbana del departamento está sin trabajo. En segundo lugar está La Paz, con 8.62% de desempleados y en tercero Santa Cruz con 7.40%.

No obstante, en criterio del analista e investigador económico César Vargas, esa cifra es “muy baja”. Consideró que al menos medio millón de personas en edad de trabajar está desocupada en el departamento, tomando como referencia que hay al menos un 80% de informalidad en Cochabamba.

FACTORES

Sobre la primera posición que ocupa Cochabamba en cuanto a desempleo, Vargas explicó que un factor es la proliferación de negocios gastronómicos que no tributan.

Por otro lado, señaló que esta situación responde a la crisis política en el municipio y la Gobernación, pues hasta hace poco había un Alcalde interino y una Gobernadora temporal. “No hacían gestión. Todos los proyectos que tenían que ejecutarse para Cochabamba y la misma recaudación, no se llevaron a cabo”.

Como tercer factor apuntó a la reducción de los recursos de IDH, debido a un descenso en la venta de gas y esto provocó una menor liquidez.

A todo esto, se debe sumar la crisis desencadenada por la pandemia.

El empresario y past presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC) Javier Bellott aseveró que las empresas no están vendiendo ni la mitad de lo que vendían antes de la pandemia y esto “obliga a las empresas a achicar sus gastos y esto supone liberarse de las cargas sociales”.

ACCIONES

Vargas dijo que para generar más empleo formal se debe inyectar recursos al sector empresarial. Por ejemplo, aconsejó que el desayuno escolar sea provisto por pequeñas y medianas empresas.

Por otro lado, instó a agilizar los pagos, como el adeudo al sector constructor.

Bellott aconsejó fijarse un objetivo conjunto entre Gobierno, empresarios y trabajadores. Además, instó a realizar las gestiones necesarias para que Cochabamba exporte su producción a través de vía aérea; inyectar recursos para mejorar las carreteras, especialmente hacia el oriente del país; y, por último, contratar empresas bolivianas y pagarles de manera puntual.

Autor: DAYANA FLORES A. | Opinion

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Bolivia

Bolivia: desempleo 8,4%, déficit fiscal 9,7%, deuda 47% del PIB y subirá el 2% el salario mínimo

Publicada

el

Por

El Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron anoche un incremento del 2% al Salario Mínimo Nacional (SMN) mientras que en el caso del haber básico se decidió congelarlo, es decir, que se mantendrá igual este 2021.

ACUERDO ENTRE EL GOBIERNO Y LA COB

El ejecutivo del ente matriz de los trabajadores, Juan Carlos Huarachi, aclaró que “no existe” un incremento salarial sino que se trata de una “reposición salarial” al déficit de la gestión 2020 y 2019.

“Llegamos a acordar el porcentaje definitivo para todos los trabajadores del país. Estamos hablando al salario básico del 0%, no hay incremento para esta gestión; si hemos avanzado en el porcentaje al mínimo nacional, del 0.67%, hemos avanzando al 2%”, afirmó el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi.

Huarachi dijo que el 2% acordado beneficiará al bono de antigüedad de todos los trabajadores del país y al subsidio familiar de lactancia. Afirmó también que el sábado 1 de mayo, Día del Trabajador, se concretizará el incremento con un Decreto Supremo. 

En 2020 no hubo incremento salarial, pero en 2019, durante el gobierno del expresidente Evo Morales, se definió un alza salarial de 3% al mínimo nacional y del 4% al haber básico.

LA ESTABILIDAD ECONÓMICA ESTÁ EN RIESGO

Reporte de Coyuntura No. 42 de la Fundación Jubileo, las finanzas públicas registran un constante deterioro a partir del año 2015, con un déficit fiscal que fue en aumento, situación que se profundizó con la llegada de la crisis del coronavirus, revela el .

IMPUESTOS CAEN EN 20 %

Este documento identifica que los ingresos nacionales por impuestos previstos para el 2021 se reducen en más de 20% en comparación con gestiones previas, lo cual implicará que los gobiernos subnacionales, principalmente municipios que dependen en gran medida de la coparticipación de impuestos, experimenten una disminución considerable de sus recursos.

DÉFICIT DEL 9,7% 

También observa que se habría detenido la expansión del gasto corriente que se dio por muchos años, pero el nivel alcanzado estaría muy por encima respecto a la disponibilidad de los disminuidos ingresos.

Como resultado del análisis del Presupuesto General del Estado 2021, Jubileo explica que se tiene programado un nivel de déficit del 9,7% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implicará un incremento significativo de la deuda pública. Se tiene presupuestado un monto de Bs 129.807 millones como gastos corrientes del Sector Público para el año 2021.

Respecto a la situación fiscal del país concluye que se está llegando a un escenario límite, con claras señales de “insostenibilidad”.

El Gobierno ha previsto una recaudación de Bs 9.850 millones para 2021, similar al promedio de los últimos años, pero bastante menor a lo registrado al periodo de la bonanza; sin embargo, los primeros meses de esta gestión se ha registrado un incremento de los precios internacionales del barril de petróleo, lo que, dependiendo de otros factores, podría significar una leve mejora en la recaudación de la gestión 2021, en un escenario general negativo del sector.

DEUDA INTERNA Y EXTERNA 47,7% PIB

Bolivia terminará el 2020 con una deuda interna y externa que llega al 47,7% del PIB. El Gobierno, en la ley del PGE 2021 difiere pago de créditos con entidades estatales, pero destinó Bs 14.140 millones para interés y amortizaciones de créditos internos y externos

Con relación a los gastos, si bien el Presupuesto 2021 muestra que finalmente se habría detenido la tendencia creciente del gasto corriente de muchos años. Sin embargo, el nivel de gastos del Sector Público al que se habría llegado estaría muy por encima de la disponibilidad de ingresos que se tiene.

Esa diferencia así cómo el programa de inversión pública piensa ser cubierto con endeudamiento externo, mediante la colocación de los Bonos Soberanos por 3000 millones de dólares.

DESEMPLEO 8,4%

En 2020 la tasa de desempleo cerró en 8,4% por la pandemia, en 2020, el país cerró con una tasa de desempleo del 8,4%, aunque el Gobierno asegura que hasta enero de este año varios sectores muestran reactivación y hay una mayor ocupación, pero revertir ese elevado índice va a demorar. Comparado con las tasas de julio del año pasado, analistas dicen que hay menor desocupación, pero que la falta de trabajo golpea más a jóvenes, mujeres y profesionales.

De acuerdo con las cifras elaboradas por el Ministerio de Economía, para su rendición pública de cuentas inicial 2021, prevista para el 26 de marzo próximo, la tasa de desempleo abierto urbano desestacionalizada durante 2020 se disparó a 12,6% en julio pasado, luego fue descendiendo y cerró con un índice de 8,4%. A enero de este año llega a 8% (ver gráfica).

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado