Conecta con Minuto5

Bolivia

Bolivia: desempleo 8,4%, déficit fiscal 9,7%, deuda 47% del PIB y subirá el 2% el salario mínimo

Publicada

el

El Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron anoche un incremento del 2% al Salario Mínimo Nacional (SMN) mientras que en el caso del haber básico se decidió congelarlo, es decir, que se mantendrá igual este 2021.

ACUERDO ENTRE EL GOBIERNO Y LA COB

El ejecutivo del ente matriz de los trabajadores, Juan Carlos Huarachi, aclaró que “no existe” un incremento salarial sino que se trata de una “reposición salarial” al déficit de la gestión 2020 y 2019.

“Llegamos a acordar el porcentaje definitivo para todos los trabajadores del país. Estamos hablando al salario básico del 0%, no hay incremento para esta gestión; si hemos avanzado en el porcentaje al mínimo nacional, del 0.67%, hemos avanzando al 2%”, afirmó el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi.

Huarachi dijo que el 2% acordado beneficiará al bono de antigüedad de todos los trabajadores del país y al subsidio familiar de lactancia. Afirmó también que el sábado 1 de mayo, Día del Trabajador, se concretizará el incremento con un Decreto Supremo. 

En 2020 no hubo incremento salarial, pero en 2019, durante el gobierno del expresidente Evo Morales, se definió un alza salarial de 3% al mínimo nacional y del 4% al haber básico.

LA ESTABILIDAD ECONÓMICA ESTÁ EN RIESGO

Reporte de Coyuntura No. 42 de la Fundación Jubileo, las finanzas públicas registran un constante deterioro a partir del año 2015, con un déficit fiscal que fue en aumento, situación que se profundizó con la llegada de la crisis del coronavirus, revela el .

IMPUESTOS CAEN EN 20 %

Este documento identifica que los ingresos nacionales por impuestos previstos para el 2021 se reducen en más de 20% en comparación con gestiones previas, lo cual implicará que los gobiernos subnacionales, principalmente municipios que dependen en gran medida de la coparticipación de impuestos, experimenten una disminución considerable de sus recursos.

DÉFICIT DEL 9,7% 

También observa que se habría detenido la expansión del gasto corriente que se dio por muchos años, pero el nivel alcanzado estaría muy por encima respecto a la disponibilidad de los disminuidos ingresos.

Como resultado del análisis del Presupuesto General del Estado 2021, Jubileo explica que se tiene programado un nivel de déficit del 9,7% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implicará un incremento significativo de la deuda pública. Se tiene presupuestado un monto de Bs 129.807 millones como gastos corrientes del Sector Público para el año 2021.

Respecto a la situación fiscal del país concluye que se está llegando a un escenario límite, con claras señales de “insostenibilidad”.

El Gobierno ha previsto una recaudación de Bs 9.850 millones para 2021, similar al promedio de los últimos años, pero bastante menor a lo registrado al periodo de la bonanza; sin embargo, los primeros meses de esta gestión se ha registrado un incremento de los precios internacionales del barril de petróleo, lo que, dependiendo de otros factores, podría significar una leve mejora en la recaudación de la gestión 2021, en un escenario general negativo del sector.

DEUDA INTERNA Y EXTERNA 47,7% PIB

Bolivia terminará el 2020 con una deuda interna y externa que llega al 47,7% del PIB. El Gobierno, en la ley del PGE 2021 difiere pago de créditos con entidades estatales, pero destinó Bs 14.140 millones para interés y amortizaciones de créditos internos y externos

Con relación a los gastos, si bien el Presupuesto 2021 muestra que finalmente se habría detenido la tendencia creciente del gasto corriente de muchos años. Sin embargo, el nivel de gastos del Sector Público al que se habría llegado estaría muy por encima de la disponibilidad de ingresos que se tiene.

Esa diferencia así cómo el programa de inversión pública piensa ser cubierto con endeudamiento externo, mediante la colocación de los Bonos Soberanos por 3000 millones de dólares.

DESEMPLEO 8,4%

En 2020 la tasa de desempleo cerró en 8,4% por la pandemia, en 2020, el país cerró con una tasa de desempleo del 8,4%, aunque el Gobierno asegura que hasta enero de este año varios sectores muestran reactivación y hay una mayor ocupación, pero revertir ese elevado índice va a demorar. Comparado con las tasas de julio del año pasado, analistas dicen que hay menor desocupación, pero que la falta de trabajo golpea más a jóvenes, mujeres y profesionales.

De acuerdo con las cifras elaboradas por el Ministerio de Economía, para su rendición pública de cuentas inicial 2021, prevista para el 26 de marzo próximo, la tasa de desempleo abierto urbano desestacionalizada durante 2020 se disparó a 12,6% en julio pasado, luego fue descendiendo y cerró con un índice de 8,4%. A enero de este año llega a 8% (ver gráfica).

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Bolivia

Bolivia: las consecuencias de la devolución de aportes AFP, en tiempos de pandemia

Publicada

el

Por

La devolución de los aportes de las AFP, la medida busca hacer frente a la iliquidez que hay en este momento en los hogares, empresas y gobierno, recurriendo a la única fuente de recursos que aún cuenta la economía boliviana como son las AFPs y apostando a una solución de corto plazo temporal.

Sin embargo, el dinero de las AFP no se encuentra en una caja fuerte, sino que esos recursos están invertidos en letras y bonos del Tesoro General de la Nación (TGN) y en el sistema financiero del país y que su monetización no será sencilla.

Según el economista César Vargas (Ph.D) podemos detallar una lista de las consecuencias que afectarán a los aportantes y a la economía:

Consecuencias de la devolución a los  aportes 

  • Las personas que retiren sus aportes se beneficiaran en el corto plazo de contar con liquidez y se perjudicaran cuando lleguen a la tercera edad y se jubilen porque el monto a percibir en el futuro será baja, y otros que retiran el total no tendrán jubilación
  • No todas las personas podrán retirar sus recursos de las Administradoras de Pensiones.
  • En plena emergencia sanitaria provocada por el Covid-19″ las personas que retiren sus aportes, no podrán contar con el seguro de salud en las Cajas.
  • Las personas que opten por retirar sus aportes no tendrán acceso a la jubilación.
  • La pérdida del acceso a la pensión solidaria y la del seguro médico de vejez.
  • La devolución de aportes no podrán beneficiarse del Fondo Solidario.

Consecuencias de la devolución a la economía 

  • La devolución de parte de los aportes a las AFPs genera un balance de ganancias y pérdidas negativo a la economía boliviana, porque no tiene espacio fiscal y pone en riesgo la debilitada economía boliviana.
  • Precautelar es el bien mayor que está por encima de cualquier interés de grupo y sector, de estricta responsabilidad de las actuales autoridades gubernamentales al vulnerar la economía y la sociedad.
  • Utilizar estos ahorros para un propósito distinto a la jubilación vulnera el sistema previsional.
  • El monto de aportes retirados de las AFPs afectara directamente a los rendimientos de las inversiones financieras porque disminuirán y recibirán menos beneficios los aportantes y jubilados en el sistema.
  • La devolución de aportes afectará una fuente de financiamiento del TGN que ya se encuentra con dificultades por la reducción de recaudaciones impositivas y el Estado no está en condiciones de devolver los recursos a las AFP.
  • Reducirá la liquidez del sistema financiero, disminuyendo los recursos disponibles para la inversión pública y privada, que es el pilar de la reactivación económica.
  • La devolución parte de los aportes a las AFPs tiene efectos directos e indirectos y más aún en una crisis económica y sanitaria por el confinamiento del Covid.

Vargas argumenta,  a pesar que otros países de la región aprobaron estas medidas como son Chile y Perú,  cada uno de ellos con criterios distintos en porcentajes, pero con un contexto, escenario y espacio fiscal distinto y no afectando a su estabilidad económica.

Además es de considerar que no es política de igualdad y equidad y mucho menos de economisidad para la sociedad en su conjunto concluyó el economista Vargas.

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Bolivia

El portero boliviano Carlos Lampe, ahora entrenando en el Club Vélez de Argentina

Publicada

el

Por

El flamante arquero boliviano de Vélez Sarsfield de Argentina se recibió el viernes pasado de director técnico, logro que hizo conocer en sus redes sociales.

“Tesis defendida. Primer título de muchos más”, escribió el portero de la selección nacional, quien defendió con éxito su trabajo final que tituló:

“Planificar y desarrollar microciclos tipos que entrenen el pressing como principio fundamental del juego”.

El guardameta cruceño estudió en el Instituto de Competencias Deportivas con sede en la capital cruceña y su tesis de grado la rindió de manera virtual porque en estos momentos radica en Buenos Aires.

“Estoy feliz porque es mi primer título y creo que soy el primer estudiante que sacó la máxima nota (100).

Quiero estudiar de todo hasta retirarme, por lo que mi próximo paso será la gerencia deportiva”, dijo Lampe a DIEZ

Lampe encara un nuevo reto deportivo en Vélez, que este lunes visitará a Atlético Tucumán por la cuarta fecha del campeonato argentino.

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Bolivia

El Reporte de Economía y Desarrollo de la CAF, Bolivia alcanza la tasa de empleo informal de un 80% y afecta al sistema de salud y pensiones

Publicada

el

Por

Bolivia figura como el país con mayor cobertura de pensiones, de casi el 100 % de su población adulta mayor, gracias a su programa universal de pensiones no contributivas, el cual complementa su actual sistema de pensiones contributivas, que apenas cubre el 22 % de esa población.

En el país los montos de las pensiones no contributivas se encuentran ligeramente por debajo de la línea de la pobreza, establecida en 4 dólares por día, ajustado por el poder de paridad de compra, según el Reporte de Economía y Desarrollo (RED 2020), titulado “Los sistemas de pensiones y salud en América Latina”, CAF -banco de desarrollo de América Latina-.

La entidad financiera presentó en Bolivia su Reporte de Economía y Desarrollo (RED 2020) que hace referencia al presente y futuro de los sistemas de pensiones y salud de los países de la región y señala lineamentos y principios para afrontar sus desafíos.

A través de su Reporte CAF alerta un envejecimiento acelerado de la población latinoamericana en los próximos años y plantea diferentes retos de su protección social.

El reporte se enfoca en los componentes vinculados a la protección del adulto mayor, específicamente en el sistema de salud y pensiones, que actualmente representa una parte importante del gasto público en América Latina, alcanzando, en conjunto, alrededor de 8,5 % del PIB.

En ese propósito, además el documento suma como desafíos a la informalidad laboral y al cambio tecnológico (la tendencia a la digitalización y automatización de los procesos productivos), y explora como ambos inciden en el empleo y la seguridad social.

Florentino Fernández, representante de CAF en Bolivia, sostuvo que “el diagnóstico del nuevo informe de RED muestra que hoy alrededor de 8 % de la población en la región tiene 65 años de edad o más, muy por debajo del 18 % de Europa, y proyecta que para el año 2050 esta cifra se duplique y llegue al 17,5 %, superando el 30 % a finales del siglo.

En el caso de Bolivia se calcula que al 2050, este grupo de adultos mayores representa el 14 % de la población”.

El informe de CAF refleja que si bien hoy América Latina es una región relativamente joven, dejará de serlo y que el rápido envejecimiento demográfico conllevará a un incremento del gasto público en salud y pensiones, con una importante incidencia fiscal.

En la América Latina, el gasto en pensiones equivale, en promedio, al 4,3 % del PIB y el gasto público en salud alcanza el 4,1 % del PIB. En la actualidad, los sistemas de pensiones tienen un déficit promedio que rodea el 2 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Salud

Por otro lado, en el tema de salud, el RED describe que casi todos los latinoamericanos cuentan con algún tipo de cobertura. No obstante, en varios países ésta lista de tener un nivel adecuado para toda la población y en casi todas las naciones de la región, la calidad es desigual entre los distintos subsistemas: el privado, el de seguridad social (contributivo) y el público (no contributivo).

El informe muestra que la cobertura efectiva de servicios de salud en los países de América Latina está por debajo del promedio señalado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Si bien Chile y Uruguay están cerca, Bolivia es uno de los países con menores valores en este indicador.

Dejando de lado los seguros privados, el subsistema contributivo de nueve países de la región tiene un mayor nivel de gasto por beneficiario en comparación con el sistema no contributivo, excepto Argentina.

En el caso de Bolivia se llega al extremo de que el gasto del esquema no contributivo apenas representa el 27 % del esquema contributivo lo cual se traduce en una brecha de calidad entre ambos subsistemas.

Bolivia más del 80 % de la población sólo tiene acceso al subsistema público, no contributivo, de acuerdo con lo descrito en el reporte de CAF.

Informalidad

Otro desafío que presenta el reporte es el de resolver los problemas relacionados a la persistente y alta informalidad laboral que existe en Latinoamérica, y que al igual que el envejecimiento, erosiona la base contributiva de los sistemas de protección social con relación al número de beneficiarios.

El documento indica que la informalidad implica que una elevada proporción de los hoy ocupados no estén cubiertos por los esquemas de salud contributivos y que corran el riesgo de no alcanzar el número de aportes necesarios para acceder a las pensiones contributivas cuando se retiren.

En promedio, casi el 63 % de las personas ocupadas de de América Latinat rabajan en un empleo informal.

En Bolivia, esta tasa de empleo informal alcanza el 80%, segun RED 2020 de la CAF.

Cambio tecnológico

El RED 2020 también considera como un desafío el afrontar las consecuencias del cambio tecnológico, relacionado con la tendencia global de la digitalización y automatización de los procesos productivos, que pueden incidir en la provisión de protección social y tener efectos disruptivos en la estructura de ocupaciones (remplazo de las labores rutinarias), entre otros.

Los cambios tecnológicos también pueden incrementar los empleos en modalidades de trabajo no tradicionales con diferente propensión a la formalidad y a contribuir al sistema de protección social.

Un ejemplo son los empleos de plataforma digital, como los servicios en línea de transporte, envíos y comercio electrónico, que según la encuesta de CAF, al 2019 alcanzaba a 1 de cada 10 ocupados en las principales ciudades de los países de la región.

Los desafíos de los sistemas de la protección social señalados en el RED 2020 indican la necesidad de reformas públicas para procurar la sostenibilidad y a la vez cerrar brechas de calidad.

Los instrumentos específicos dependerán del contexto del país estando dentro de las opciones, el aumento de las tasas contributivas, la adecuación de la edad de retiro, la revisión de los montos de pensiones, y, especialmente, el incremento del número de aportantes con la participación laboral de mujeres y mediante la reducción de la informalidad, entre otros.

El evento virtual contó con la presencia de Carolina Arismendi, directora General de Servicios Financieros del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas; Jaime Durán, gerente General de la Gestora Pública de Seguridad Social de Largo Plazo; Alejandra Hidalgo, viceministra de Salud y Gestión del SUS; Patricia Mirabal, directora General de Pensiones y Alberto Bonadona, del Instituto de Investigaciones Socioeconómicas de la Universidad Católica Boliviana.

Fuente: El diario

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado