Conecta con Minuto5

Video

‘El Rey de Zamunda’: un viaje divertido, pero no tanto como esperabas

Publicada

el

Como otros reboots, remakes y spin offs, nadie sabía que necesitaba una secuela del clásico de los ochenta El Príncipe de Zamunda de John Landis, hasta ahora. La primera en reconocerlo, es la propia película de Craig Brewer, El Rey de Zamunda. En varias de sus escenas, el film se burla de su cualidad de producto derivado. Lo hace además con un humor crítico y honesto, que brinda al guion algunos de los pocos momentos rescatables. 

Pero en realidad, El Rey de Zamunda no es otra cosa que un fanservice a gran escala para los posibles fanáticos de una curiosidad generacional. No hay nuevas propuestas, riesgos ni mucho menos la aspiración a cierta experimentación con el material original. Desde las primeras secuencias queda muy claro que la estrella Eddie Murphy exigió que la ¿secuela? ¿remake? fuera una instantánea de la original. Y es justo lo que logra

De hecho, El Rey de Zamunda parece estar construido a mayor gloria de su personaje principal Akeem, interpretado de nuevo por un risueño pero poco gracioso Murphy. Es el actor el que domina la escena, y de hecho es su conocido sentido de la extravagancia el que llena cada diálogo del guion. Como si se tratara de un reflejo involuntario del argumento, Murphy es el centro medular de la trama. 

Un protagonismo en ocasiones irritante, que provoca que el resto de los actores tengan que lidiar con el peso de su rostro principal. El elenco, que incluye de nuevo a Arsenio Hall y a Wesley Snipes, parece opacado en una historia que gira alrededor de una única premisa. O en el mejor de los casos, en franca competencia con Murphy, cuya rutilante sonrisa es requisito para la acción en grandes partes de las escenas. 

Sin grandes sorpresas en El Rey de Zamunda

Cartel de YouTube

Craig Brewer tampoco hace grandes esfuerzos para tomar algunas decisiones audaces, que podrían haber revitalizado la historia. El Rey de Zamunda comienza como una comedia de ocasión, en la que de nuevo la mítica Zamunda se muestra en todo su esplendor. Varios de los grandes momentos del film ocurren en esa recreación de la opulencia y la riqueza a niveles ridículos. Y si en la película original había algo de sobrio en la visión de un reino hedonista, en El Rey de Zamunda la celebración del lujo no se cohibe y llega a una nueva dimensión.  

Por supuesto, que después del éxito de Ryan Coogler con la imagen de una Wakanda afrofuturista en Black Panther, es imposible evitar comparaciones. Y el guion no lo ignora. De hecho, hay varios puntos es que los paralelismos son nociones básicas sobre la forma de comprender la identidad afroamericana actual. Mientras la capital del Reino de Marvel es un centro tecnológico, el Reino de Akeem es de una belleza apabullante. 

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas.


Incluso hay bromas para la ficticia ciudad de superhéroes, y se echa de menos muchos más humor al estilo. El Rey de Zamunda tiene la oportunidad de ser una parodia de algo más intuitivo y perspicaz, pero en realidad Brewer no tiene la intención que lo sea. Y aunque hay una gran cantidad de pequeños guiños a la cultura pop, la película se aleja con rapidez de cualquier precisión profunda sobre la identidad étnica. 

Recordar es vivir

Sin duda, el elemento más fuerte de la película es la nostalgia. El Rey de Zamunda no pierde ocasión de hacer referencias al film original. Incluso utiliza metraje antiguo y una cantidad de easter eggs tan considerable que el guion parece ser solo una colección de pistas bienintencionadas. Al final, la sensación es que ambos argumentos son espejo uno del otro. 

Hay un insistente esfuerzo por recordar al espectador que de hecho, esta travesía de regreso a Nueva York es una celebración al éxito de taquilla de los años ochenta. Ni más ni menos. Hay poco que decir sobre la trama, como no sea que toma lo mejor de su versión original y lo relanza, ahora en un contexto para una nueva generación. Pero sin hacer grandes esfuerzos y con la evidente intención de agradar. 

Con todo, los acentos culturales y de las grandes discusiones actuales no faltan. El Rey de Zamunda no es del todo inocente y hay una evidente intención de incluir al feminismo, la revalorización de la identidad y otras tantas discusiones. Pero lo hace a la periferia, de manera y con tan poco tino, que la carcajadas (las pocas que provoca la película) la ocultan de inmediato. 

Mucho lujo, nada de sustancia

En realidad, el mayor problema de El Rey de Zamunda es lo inofensiva que resulta. Si la primera se volvió entrañable y un éxito de taquilla por su acento en la cultura afroamericana, su ¿secuela? tiene poco interés en insistir en algún debate. En realidad, la película parece confiar por completo en la enorme química de su elenco. 

Y es de hecho, el grupo de actores lo que convierte a El Rey de Zamunda un entretenimiento superficial pero en absoluto desagradable. Desde Lavelle (Jermaine Fowler) el hijo bastardo de Akeem, hasta el Rey Joffer (James Earl Jones), los nuevos y viejos personajes interactúan con enorme encanto. Un desconocido Wesley Snipes deslumbra como el general Izzi, en una muestra de su desconocida vena humorística. 

Por supuesto, no podían faltar los dobles de Murphy y Hall, quizás lo más recordado de la primera cinta. El grupo de ancianos de la barbería e incluso, un consejero real anciano, son otra vez una atracción insólita del argumento. Las actuaciones bajo el maquillaje de los actores sorprende por su inteligencia, y es evidente que la película saca provecho de eso en toda oportunidad posible. 

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, El Rey de Zamunda está llena de cameos, lo que le brinda sus momentos más hilarantes. Desde Morgan Freeman (tomándose en serio su personalidad divina) hasta la leyenda Gladys Knight, Zamunda está poblada de rostros famosos. Al final, incluso los trajes de oscarizada Ruth E. Carter (que también vistió a los personajes de Black Panther) son una delicia superficial. A pesar de todos sus problemas y su frágil guion, El Rey de Zamunda se esfuerza por hacer reír. Y de vez en cuando, lo logra. 

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Aglaia Berlutti

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Video

Instagram arranca una prueba que te permitirá elegir entre ocultar o mostrar el conteo de ‘likes’

Publicada

el

Instagram continúa experimentando sobre las reacciones a publicaciones en su plataforma. La red social anunció que probará una nueva función que dará más control sobre la visualización del conteo de likes, tanto en posteos propios como en ajenos.

Según lo publicado por The Verge, Instagram comenzará una «pequeña prueba global» en el que brindará tres opciones a los usuarios. Se podrá elegir no ver cuántos Me Gusta tienen las publicaciones de los demás, desactivar la visualización pública de reacciones sólo en fotos o videos propios, o mantener la experiencia original.

No es la primera vez que el servicio «esconde» los likes en fotos o videos. A fines de 2019, algunos usuarios de la red social se encontraron con la imposibilidad de ver el conteo público de interacciones. En dicha ocasión, el cambio generó polémica porque no se trató de algo opcional, sino que el público afectado debió adaptar su experiencia a una decisión unilateral de Instagram.

Los usuarios que accedan a la nueva configuración experimental, ahora sí podrán elegir qué hacer frente a la misma. La red social pretende que el enfoque esté sobre el contenido en sí -sea foto o vídeo- y no en cuántos Me Gusta cosecha. Básicamente, Instagram no quiere que te obsesiones por cómo impactan tus publicaciones entre tus seguidores.

Ocultar el conteo público de ‘likes’, una opción que se adapta a cada usuario de Instagram

Instagram permitirá activar o desactivar el conteo público de likes
Foto por Solen Feyissa en Unsplash

Que se pueda activar o desactivar el conteo público de likes será una herramienta útil pero que impactará de diferente modo entre los usuarios. Aquellos que son influencers (o pretenden serlo) muy difícilmente escondan las reacciones a sus posteos. Esto responde a que la métrica visible puede ser una vía directa para atraer a marcas que ofrezcan colaboraciones para contenido patrocinado.

En tanto, el común de los usuarios casuales puede optar por esconder las reacciones en sus publicaciones por privacidad. O desactivar todo para que la experiencia de uso de Instagram sea más limpia.

En todo caso, no mostrar públicamente los Me Gusta también servirá para quitarles presión a usuarios que se sientan obligados a subir contenido que provoque impacto inmediato. De este modo, se evitará también que se genere una competencia insana, en especial entre los jóvenes.

Facebook también probará una opción similar

Lo que suceda con este test global de Instagram también impactará sobre Facebook. Dicha red social también experimentó en 2019, ocultando reacciones públicas y cantidad de reproducciones en vídeos. Se espera que pronto la plataforma ponga en marcha una prueba similar, aunque todavía no se sabe cuándo, ni qué alcance tendrá.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Gabriel Erard

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

‘Godzilla vs. Kong’: cómo el MonsterVerse salvó el cine en 2021 con entretenimiento en estado puro

Publicada

el

Godzilla vs. Kong, la nueva película del MonsterVerse, se estrenó sin excesivas expectativas. Pero se ha convertido en el primer éxito de taquilla de la pandemia. Uno que da considerable impulso a la experiencia en salas después de un año en el que nadie confiaba en que esto pudiera suceder. 

La batalla entre los dos monstruos míticos, amparada bajo un espectáculo de ciencia ficción, logró lo impensable. Movilizar al público a las salas de cine. La burbuja de la pandemia parece haberse roto y con buenas noticias para el mundo del cine. 

Había una gran preocupación sobre el tema. En especial, después de que Disney tomara la decisión de estrenar Mulán, uno de sus live action más esperados, en su plataforma streaming Disney Plus. La decisión despertó controversia, e incluso hubo una considerable discusión sobre cómo afectaba una estrategia semejante al cine. No obstante, nadie podía prever lo que ocurriría después. Pero WarnerMedia fue más allá. 

Los dolores de la industria

Cartel de YouTube

En diciembre del 2020, se decidió que todos los estrenos de WarnerMedia serían también parte del catálogo de HBO Max, su naciente plataforma streaming. Fue un movimiento complicado y uno que cambió el equilibrio entre la sala y el mundo online en favor del segundo. 

La gran pregunta sobre esta decisión fue si la industria podría soportar un impacto semejante. Equiparar los servicios online con el cine fue un duro golpe para las salas y para el talento detrás de cámara. 

No obstante, y a pesar de las quejas, los estudios no dieron un paso atrás. De hecho, Warner llegó a comentar que era “una decisión inevitable”. Ninguna de las películas estrenadas en cine hasta ese momento había demostrado que, aunque la pandemia aún está entre nosotros, el público podría regresar a las salas. Hasta la llegada de Godzilla vs. Kong.

Una batalla por la supervivencia 

En realidad, Warner no tenía especial confianza en la batalla de monstruos más esperada del cine. Después de que Godzilla: Rey de los monstruos (2019) fuera una decepción taquillera, el estudio se replanteó lo que vendría después. En especial, cuando la intención era llevar a cabo un MonsterVerse a toda regla que incluyera varias películas con enfrentamientos colosales.

No obstante, el hecho de que Godzilla: Rey de los monstruos apenas recaudara un poco más de sus 200 millones de dólares de inversión, la propuesta quedó en suspenso. Mucho más después que las proyecciones en salas se volvieron un riesgo considerable. Para el estreno de Godzilla vs. Kong había serias dudas sobre el éxito de la película.

Pero resultó que el espectáculo monstruoso sorprendió a la audiencia y a la crítica. No se trata de una gran película ni tampoco la mejor del universo monstruoso, pero sí de un espectáculo. El largometraje es un entretenimiento a gran escala, una bufonada ingenua a la medida del mito de Godzilla y King Kong. Y eso se ha convertido en su mayor logro. 

‘Godzilla vs. Kong’: un éxito inesperado

Catorce días después de su estreno, y a pesar de haber sido estrenada en simultáneo en HBO Max solo en Estados Unidos, la película es una sorpresa de taquilla. Hasta ahora, la película ha recaudado 300 millones de dólares. Y la cifra no deja de aumentar.

Se prevé que la película pueda alcanzar la mítica barrera de los 500 millones de dólares. Especialmente, teniendo en cuenta que todavía no se ha estrenado en varios países del mundo.

¿Qué hizo que Godzilla vs. Kong rebasara las expectativas? ¿Qué logró que el público acudiera a la proyección a pesar de los riesgos? El debate ha sido amplio, pero todos llegaron a una misma conclusión: se trata del primer indicio de la recuperación del cine. Del hecho de que una película, pensada y filmada para el entretenimiento en estado puro, captase el ánimo de la posible audiencia. 

Dos monstruos para atraer al público

Godzilla vs. Kong no es un drama, tampoco una película con una trama compleja. Mucho menos un despliegue de subtexto que medite sobre la situación pandémica. Es diversión sin ambages. 

Incluso se aleja por completo del reciente fenómeno del cine “hecho en pandemia”, que se volvió popular durante los últimos meses: producciones pequeñas destinadas a la revaluación del confinamiento y la cuarentena. En realidad, Godzilla vs. Kong es una aventura sencilla y visualmente espectacular. Una que va directa al grano y es consciente de su cualidad como celebración de lo monumental. 

Frente al cine reflexivo, casi autoral o político de los últimos meses, esta gran hazaña monstruosa asombra por su inocencia. Desde el simplísimo guion, hasta su pirotecnia de efectos digitales, Godzilla vs. Kong logró traer de regreso el cine espectáculo o palomitero. Y el público reaccionó de inmediato.

Godzilla vs. Kong

Y en el futuro, lo monumental como objetivo 

En declaraciones a Polygon , el director de la película Adam Wingard insistió en que el cine está hecho para el público. Además, dejó entrever que la reacción que despertó Godzilla vs. Kong demuestra el interés por la proyección en salas. 

El realizador asume que la audiencia desea películas destinadas al puro espectáculo. Lo cual, por supuesto, es una mirada interesante sobre el futuro del cine.

Según Wingard, el futuro de la franquicia está en manos de la reacción de la audiencia. En especial, porque el MonsterVerse está creado para satisfacer a un tipo de fan específico. “Estamos en una encrucijada en la que, ya sabes, el público tiene que presentarse y cumplir con el fin económico de las cosas. Si esto es un éxito, entonces puedes apostar tu trasero a que habrá más”, explicó el realizador. 

El MonsterVerse al rescate del cine

Por ahora, lo único claro es que se acaba de demostrar que el público quiere acudir al cine. Más allá de los dramas sociales y de la meditada versión sobre la pandemia, hay una audiencia que desea este arte como escape. Por lo que, por ahora, habrá MonsterVerse para rato. Ya hay rumores de una secuela, y en unos meses Netflix estrenará la serie Skull Island, que expande sin duda el universo. 

Pero una cosa si es evidente: el cine de entretenimiento acaba de regresar a lo grande.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Aglaia Berlutti

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

El nuevo tráiler de ‘Fast & Furious 9’ es una locura de principio a fin

Publicada

el

Universal ha liberado el nuevo y sorprendente tráiler de Fast & Furious 9, película que verá la luz el próximo 25 de junio en cines —si la pandemia lo permite, claro—. Si has podido disfrutar los últimos largometrajes de la saga, seguramente sabrás que las escenas de acción imposible se convirtieron en el eje principal. Atrás quedaron esos tiempos en que las carreras eran parte fundamental del argumento.

En la novena entrega, desde luego, mantendrán el ritmo frenético que tanto éxito les ha dado. Incluso en el tráiler de Fast & Furious 9 podemos ver una escena que, aparentemente, llevará a un par de personajes al espacio. Sí, leíste bien. Cabe mencionar que salir del planeta ya era uno de los objetivos de Vin Diesel, quien además de protagonizar el filme también es productor del mismo.

Tráiler en español:

Cartel de YouTube

Tráiler en inglés:

Cartel de YouTube

Y hablando de Vin Diesel, su personaje, Dominic Toretto, será la base narrativa —otra vez— de Fast & Furious 9. Jakob, hermano de Toretto, reaparece de manera sorpresiva para complicar la vida de toda la pandilla. Jakob (John Cena) es el antagonista de la película y su objetivo, por supuesto, es terminar con la vida de «Dom» y la de cualquiera que se interponga en su camino. Además, el enemigo cuenta con el respaldo de Cipher (Charlize Theron), líder de una organización ciberterrorista.

La buena noticia es que Toretto recibirá nuevamente el apoyo de sus colegas. En relación reparto de Fast & Furious 9 repiten actores como Michelle Rodriguez (Letty), Jordana Brewster (Mia), Sung Kang (Han), Nathalie Emmanuel (Ramsey), Tyrese Gibson (Roman Pearce), Ludacris ( Tej Parker) y Charlize Theron (Cipher). También podremos ver a Michael Rooker (Buddy), Helen Mirren (Magdalene Shaw) y John Cena (Jakob Toretto), entre otros. La sinopsis menciona lo siguiente:

«Instalados en su vida familiar, Dom y Letty viven en el campo con Brian, el hijo de Dom. Pero los problemas siguen tocando la puerta a la familia: Jakob, el hermano menor de Dom, se ha unido con Cipher para causar estragos y cumplir un deseo de venganza por parte de Cipher tras de los sucesos de The Fate of the Furious. El equipo se reunirá una vez más para mantener a la familia unida y deshacerse de los problemas de una vez por todas.»

Fast & Furious 9 fue una de las múltiples producciones afectadas por la pandemia de la COVID-19. El plan original de Universal era estrenarla en verano de 2020, sin embargo, el cierre de cines obligó a aplazar su fecha de estreno todo un año.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Ebenizer Pinedo

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado