Conecta con Minuto5

Economía

China: planea su uso generalizado de las criptomonedas como algo más que inversión

Publicada

el

Las criptomonedas como algo más que inversión: China planea su uso generalizado

Desde su primer anuncio en 2008, el Bitcoin ha seducido al público al posicionarse como la primera moneda electrónica criptográfica sin valor intrínseco, emitida sin autoridad central,y capaz de transferencias digitales peer-to-peer. Las transacciones financieras se realizan directamente entre los usuarios, sin la ayuda de los intermediarios.

El Bitcoin ha sido toda una inspiración para el auge de las monedas digitales y los bancos centrales ya están valorando esta tecnología. Una moneda digital del banco central es un dinero digital emitido por el banco central denominado en la unidad de cuenta nacional, y representa un pasivo del banco central. A diferencia del dinero electrónico y las criptomonedas existentes, representa un derecho directo a un banco central en lugar de un pasivo a una institución financiera privada.

Una encuesta reciente del Banco de Pagos Internacionales ha revelado que hasta el 80% de todos los bancos centrales han considerado emitir sus propias monedas digitales. La Reserva Federal, el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y las autoridades monetarias de Rusia e India también han iniciado el proceso de desarrollo de sus propias criptomonedas.

Pero China ha tomado la delantera al resto de países creando el yuan digital. El Banco Popular de China ha distribuido más de 100 millones de yuanes digitales hasta ahora.

Los objetivos del Gobierno chino para implantar el yuan digital

Para hablar de los objetivos de China hay que mencionar, en primera instancia, la posición actual del renminbi. China hoy se posiciona como la segunda economía global pero ese status contrasta con la fuerza de su moneda en el tablero global.

El renminbi está muy por detrás de otras monedas internacionales. Representó el 2,13% de las reservas internacionales de divisas en el tercer trimestre de 2020, según el FMI y la participación en los pagos globales fue solo del 1,88% en diciembre.

Https S3 Ap Northeast 1 Amazonaws Com Psh Ex Ftnikkei 3937bb4 Images Aliases Articleimage 5 4 9 3 32333945 7 Eng Gb 20210216 Ai Yuan International Presence Bar

El efectivo sigue siendo el modo de transacción dominante para los pagos en China, pero las nuevas formas de pago que saltan al sistema de tarjetas se han vuelto extremadamente populares en los últimos tiempos. Estos nuevos métodos de pago se basan en transferencias digitales de dinero utilizando una variedad de intermediarios tecnológicos que incluyen dispositivos móviles, códigos QR y sistemas de tokens.

Viendo su irrelevancia y el dominio del dólar en el sistema financiero mundial China busca su oportunidad en el yuan digital e implica el uso de tecnología blockchain para representar la moneda oficial de un país, lo que significa que está regulada por un banco central a diferencia de las criptomonedas populares existentes.

No solo existe el argumento geopolítico, para el gobierno chino la moneda digital le permitirá rastrear los movimientos de dinero a través de su economía y, de este modo, adecuar las decisiones de producción economía del país, su objetivo es puramente dirigista.

Las pruebas realizadas

En los últimos meses se ha estado probando la funcionalidad del yuan digital. Su último test ha sido con la llegada del Año Nuevo Lunar al entregar paquetes de monedas digitales a 50.000 residentes de Beijing por un valor de 200 yuanes (25,7 euros).

Esta es la tercera prueba más importante del Banco Popular de China para la moneda digital. Recientemente se llevaron a cabo carreras más pequeñas en Shenzen y Suzhou.

En la prueba de Shenzen, los participantes recibieron un total de 20 millones de yuanes digitales, que podían gastar en aproximadamente 3.500 lugares de compras designados desde el 1 de febrero hasta el 9 de febrero. Los participantes accedieron al efectivo a través de una aplicación móvil. Y en el caso de Suzhou, se probó en diciembre un paquete de yuanes digitales a alrededor de 100.000 participantes, con un valor de 200 yuanes por paquete.

A pesar de las pruebas realizadas, el reglamento de gestión del renminbi de China, no se ha actualizado desde 2018. Carecen de disposiciones sobre la emisión e incluso de una definición de la moneda digital.

La actual Ley contra el blanqueo de capitales de China (promulgada en 2007) también necesita ser actualizada. Su ámbito de aplicación, actualmente limitado únicamente a las instituciones financiera, debe ampliarse para incluir la moneda digital, los servicios de pago y las empresas dedicadas al comercio de moneda digital. Otras cuestiones sobre los que China aún tiene que adoptar leyes y reglamentos, como la fiscalidad digital y la recopilación, gestión y uso de pagos electrónicos.

Al mismo tiempo, las autoridades chinas ya se enfrentan a un reto de lucha contra la falsificación en falsificación en forma de monederos electrónicos que han aparecido recientemente. Para hacer frente al problema de la falsificación, las autoridades deben crear rápidamente una infraestructura de pago y establecer normas comerciales, técnicas y de seguridad coherentes.

Autor: Marc Fortuño

.

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Economía

Bolivia: debía producir 82 MMm3d de gas en 2020, pero esta debajo de los 43 MMm3d

Publicada

el

Por

La Estrategia Boliviana de Hidrocarburos, un documento presentado el año 2008 durante el gobierno de Evo Morales, pronosticaba una producción de gas natural de 82,5 millones de metros cúbicos día (MMm3d) en la gestión 2020; sin embargo, la producción solamente llegó a 43 MMm3d.

Según documento de Fundación Jubileo, hace referencia al Plan Sectorial de Desarrollo Integral de Hidrocarburos, presentado en 2016, que proyecta un incremento de la producción de gas a 73 MMm3d en la gestión 2019, una meta que tampoco fue cumplida y que actualmente no es cuestionada por las autoridades de Gobierno.

El mencionado documento también proyectaba un incremento de las reservas probadas de gas natural a 17,45 trillones de pies cúbicos (TCF) y un aumento en las reservas de hidrocarburos líquidos a 411 millones de barriles.

Sin embargo, la última certificación presentada por YPFB indica que, hasta la gestión 2018, las reservas de gas llegaban a 8,95 TCF y las de hidrocarburos líquidos a 197,23 millones de barriles.

Ministro de Hidrocarburos y Energías

El pasado 4 de marzo, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, durante la audiencia de rendición de cuentas final 2020 de esta cartera de Estado, también mencionó que la octava adenda generó un impacto “bastante negativo”.

La autoridad dijo que, antes de la octava adenda, el contrato establecía un envío máximo de 30,1 millones de metros cúbicos día (MMm3d) y un mínimo de 24 MMm3d. Con la adenda el volumen máximo bajó a 20 MMm3d y el mínimo a 14 MMm3d.

Según Molina, la reducción hizo que las regiones dejaran de percibir al menos 217 millones de dólares, mientras que la decisión de asumir el costo de transporte del gas desde la planta de Río Grande hasta Mutún —frontera con Brasil— ocasionó una pérdida de 70 millones de dólares. Ese trayecto tiene una longitud de al menos 670 kilómetros.

Según documento Fundación Jubileo, el país necesitaba contar con una producción de 64 MMm3d, pero al momento de negociar la adenda, en diciembre de 2019, llegaba sólo a 45 MMm3d. El verdadero daño económico, al mantener las condiciones anteriores, puesto que YPFB, por su baja producción de gas, estaba expuesta a constantes multas por incumplimiento de envíos, como ocurrió en 2018 cuando pagó a Petrobras una penalización superior a los 100 millones de dólares.

“El Gobierno en diciembre (de 2020) ha renegociado una adenda con Argentina que implica menores volúmenes de los que estaban comprometidos en la adenda que se firmó 2010”.

Las adendas con Brasil y Argentina se realizaron ante la necesidad de adecuar los contratos a la verdadera capacidad de producción de gas de Bolivia.

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

Bitcoin: la criptomoneda superando los 62.000 dólares y 52.100 euros aceptación generalizada como inversión y medio de pago

Publicada

el

Bitcoin lleva un año de vértigo y todo apunta a que la montaña rusa va a seguir de subida: la criptomoneda más popular y más potente del mundo ha marcado este martes un nuevo récord histórico, superando los 62.000 dólares -algo más de 52.100 euros-.

Este nuevo hito en la criptodivisa coincide con un momento importante del sector:

Mañana debuta en el Nasdaq Coinbase, una de las plataformas de negociación de criptomonedas más importantes a nivel internacional. La compañía podría alcanzar una valoración de 100.000 millones de dólares.

Casi todos los analistas y expertos coinciden en señalar el debut de Coinbase como un catalizador de la reciente subida del Bitcoin y de las criptomonedas en general. La plataforma tiene 56 millones de usuarios verificados, con 1.800 millones de dólares de ingresos solo en el primer trimestre de este año.

El recorrido que ha tenido este 2021 el Bitcoin ha sido casi imparable, ya que ha sido capaz de subir un 116% durante estos meses, desde el mínimo del año de 27.734 dólares el pasado 4 de enero.

La moneda digital cruzó la marca de los 60.000 dólares por primera vez el 13 de marzo y desde entonces se ha mantenido en ese entorno, alcanzando los 61.222,22 dólares el pasado sábado, su nivel más alto en casi un mes.

La subida de hoy supone un 3% de crecimiento respecto del cierre de ayer.

En general, los especialistas en este sector afirman que las notables ganancias de Bitcoin este año han sido impulsadas por su aceptación generalizada como inversión y medio de pago.

Autor:(20BITS/Marta Gascón

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

España: la caída de venta de coches en 2020 llevo a la alternativa de renting ganando peso en el mercado

Publicada

el

La caída de las ventas de coche en 2020 han sido significativas en nuestro país. . Hay multiples motivos, pero el principal ha sido la crisis del coronavirus, que hizo que hubiera un parón total en marzo y abril y que no llegó a recuperarse en los meses posteriores.

Sin embargo no es el único factor. El coche en propiedad cada vez es una opción menos interesante para mucha gente y muestra de ello es que en 2020 la opción de renting ganó peso en el mercado (tanto en matriculaciones, levemente, como en presencia en el mercado). De hecho en el sector particulares el renting se disparó un 27% en 2020 respecto a 2021.

Los problemas del vehículo en propiedad

Como ya hemos comentado en otra ocasión, uno de los problemas que tiene afrontar una inversión en propiedad es la incertidumbre de su valor futuro, debido a los cambios regulatorios. No se sabe con certeza si un coche de combustión va a tener restricciones y esto crea un impedimento de hacer planes con certeza en una inversión que normalmente es muy significativa.

Por otro lado los vehículos «limpios» son más caros, lo cual es un problema para acometer la inversión (aparte de la disponibilidad de los puntos de recarga). Esto hace que la demanda esté bajando, y de hecho lo estaba haciendo antes de la crisis del covid.

La crisis del covid tiene también un impacto importante. Por un lado tenemos un nivel de paro mucho más alto que hace un año, y también muchas personas en ERTE. En total hay un millón de personas afectadas y otros cientos de miles que ven su puesto de trabajo peligrar. Ante esta incertidumbre las inversiones grandes se recortan.

Pero la crisis del covid también tiene un impacto más estructural. Muchas empresas han decidido dejar que sus trabajadores no vayan tanto a la oficina. Y por tanto tener un vehículo en propiedad puede no ser tan conveniente (ir en transporte público un día a la semana quizá no es tanto problema como ir todos los días).

Renting y leasing

Ante estos cambios e incertidumbres existen otras posibilidades de tener un vehículo de forma permanente: el renting y el leasing. Son dos opciones parecidas pero muy distintas.

Por un lado el renting es un alquiler a largo plazo, con una duración fijada y que normalmente es de un coche nuevo. Se fija una cuota mensual, un número de kilómetros máximos y ahí está incluido todo (mantenimiento y seguro). Normalmente se hacen por 3 a 5 años.

En cambio el leasing es una compra financiada, por un mínimo de 2 años, que permite al final del periodo comprar el vehículo o devolverlo. No incluye el mantenimiento, ya que es una fórmula de financiación, pero da la flexibilidad de poder devolverlo como si fuera un renting o comprarlo a un precio fijado de antemano.

Ambas opciones dan flexibilidad en el sentido que permiten acceder a un vehículo eliminando las incertidumbres. Por ejemplo, si la normativa sobre emisiones y las posibles restricciones asusta, siempre se pueden usar estas opciones durante unos años para ver cómo evoluciona el tema. O si lo que se quiere es un vehículo eléctrico pero de momento están caros, es una forma de posponer el momento de la compra.

No vamos a profundizar en temas fiscales, pero para empresas y autónomos tener vehículos en estas fórmulas crean desgravaciones interesantes y es normalmente la forma elegida por las mismas (aunque un vehículo en propiedad, si es para largo plazo, también se puede amortizar).

Otras opciones de alquiler

Sin embargo aparte de estos modelos clásicos de tener un vehículo sin ser estrictamente el propietario existen otras posibilidades. Como hemos comentado, las nuevas rutinas quizá hagan que mucha gente solo necesite disponer de vehículo un día a la semana o unos pocos días al mes. Ahí se puede contar con las típicas empresas de alquiler u otras más modernas que lleven el vehículo diractemente al domicilio.

También se pueden optar, en estos casos, por opciones de renting pero más baratos, por ejemplo haciendo esta operación sobre vehículos de segunda mano.

No hay que descartar tampoco la posibilidad de usar taxis o VTCs si el uso del vehículo va a ser muy esporádico. Al final tener un vehículo es un coste importante, y por muy caro que pueda parecer usar este tipo de opciones quizá su coste compense en algunas circunstancias.

Y por supesto, en alguna ciudades, existe la posibilidad de usar servicios de car sharing, alquiler por minutos que se recogen directamente en la calle. Es cierto que esto no está disponible en todas partes pero es una opción muy conveniente para un uso esporádico.

¿Qué es más rentable?

Al final la rentabilidad de cada opción depende del uso que se le va a dar. Si no nos asusta la incertidumbre, somos de usar mucho el vehículo y nos dura 7-10 años, seguramente lo más barato sea un coche en propiedad (incluso con financiación, ya que los tipos están bastante bajos).

Pero en otras circunstancias hay que hacer números. Y si la incertidumbre nos parece muy grande basta con poner el valor residual del vehículo a cero (el caso peor) para ver qué puede ser más rentable al cabo de x años.

Tampoco es lo mismo vivir en el centro de una gran ciudad (con opciones de transporte público abundantes, y quizá de car sharing) que tener familia e hijos en una urbanización algo alejada, donde seguramente la mejor opción siga siendo el coche en propiedad (no parece que las restricciones de circulación de vehículos de combustión vayan a llegar ahí, al menos a corto-medio plazo).

Lo que está claro es que estas nuevas circunstancias hacen que el particular, que hasta hace tan solo unos años no se planteaba una opción que no fuera comprar el vehículo, ahora tiene una serie de opciones más variadas que se adaptan mejor a lo que necesita. Y por eso la propiedad, la opción clásica, pierde peso.

Autor: Alejandro Nieto González

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado