Conecta con Minuto5

Video

¿Cómo piensan las personas que recurren a pseudoterapias sin evidencia científica?

Publicada

el

Autor: Sergio Ferrer

“Lo que es científico dentro de cuatro años igual ya está caduco y no sirve, sin embargo, estamos hablando de una medicina que funcionaba hace cinco mil años y sigue funcionando”. Las palabras hacen referencia a un “milenario” tratamiento sin evidencia científica y pertenecen a uno de los participantes en un estudio llevado a cabo por FECYT sobre el uso y la confianza de estas pseudoterapias. El objetivo era comprender las motivaciones de sus usuarios.

El estudio consistió en diez entrevistas y ocho grupos de discusión a lo largo de 2020. En total participaron 66 personas de diferentes ciudades, edades y clases sociales y consumidoras —habituales u ocasionales— de pseudoterapias como la homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia y el reiki.

“Queríamos ver en qué creen, en qué confían, cómo ven el mundo”, explica a SINC el sociólogo de la Universidad Autónoma de Madrid y autor principal del informe, Josep Lobera. “Lo fácil es reírse y polarizar, llamarlos locos”, comenta Lobera. Su intención era entender qué mecanismos llevan a algunas personas a confiar su salud a terapias que no tienen evidencia científica.

“La conclusión principal es que no es gente que reniegue de la ciencia, no son anticiencia”, asegura Lobera. De hecho, “la mayoría confía [en la medicina] y si tuvieran una enfermedad grave irían [a los servicios sanitarios]”. Los tratamientos sin evidencia se conciben, en general, como un complemento.

“Queríamos ver en qué creen, en qué confían, cómo ven el mundo”, explica el autor principal del informe, Josep Lobera. “Lo fácil es reírse y polarizar, llamarlos locos”.

La ciencia la veo bien, lo que no veo bien es el uso corporativista que se hace. El conocimiento sí acaba beneficiando, pero si se usara de manera más noble ayudaría más”, opina uno de los participantes. Sobre la posibilidad de modificar el genoma humano para combatir enfermedades, no se opone, pero se pregunta: “Al final, ¿quién lo va a poder hacer? La gente que tiene dinero”.

Sin embargo, Lobera matiza que los participantes escogidos “se están iniciando, confían y consumen” pseudoterapias, pero no son fanáticos acérrimos. El investigador advierte de que “hay muchos niveles de profundidad” y que, en los más avanzados, estas personas pueden ver las terapias sin evidencia científica como una alternativa en lugar como un complemento. Por ejemplo, uno de los voluntarios aseguraba que conocía un caso de cáncer terminal que el MMS —un blanqueante industrial nocivo para la salud— había conseguido revertir: “Yo creo que lo tomaría”, aseguraba.

Sanguijuelas, tiburones y otros animales rumbo a la extinción: la otra cara de las pseudoterapias

El “a mí me funciona” frente a la medicina “corrupta”

Lobera considera llamativo que no exista una “jerarquía de conocimiento” que marque en qué pseudoterapias pueden confiar y qué criterios deben tener para que sean fiables, sino que todo funciona por boca a boca. “No tienen problema con que algo no esté comprobado científicamente, todo les parece fiable: si yo lo elijo es fiable, y lo elijo porque me funciona, y me funciona porque me han recomendado diez cosas hasta que alguna funciona”, dice Lobera.

“Si prueban acupuntura, flores de Bach y homeopatía, y no les funciona, eso no les hace dudar, porque la lógica que siguen es que es un camino individual y personalizado en el que una cosa puede no servirte, sin que eso signifique que esté mal”, continúa Lobera. “Al final prueban, por ejemplo, el reiki, y se sienten mucho mejor”. En ese sentido, uno de los entrevistados comenta: “Lo nuestro no es científico, pero eso no quiere decir que no sea útil o que no sea verdad”.

Sienten que la medicina “se ha alejado de las necesidades humanas” y “en realidad no cura”, sino que “abusa de medicamentos” con efectos secundarios “desastrosos” para la salud que “intoxican”.

¿Por qué optar por estas pseudoterapias, que a menudo no les funcionan, en lugar de por una ciencia capaz de encontrar vacunas contra la covid-19 en menos de un año? La opinión de los entrevistados es que la medicina ha sido “corrompida” por los intereses económicos de las grandes farmacéuticas, y que médicos y políticos forman parte del problema.

Sienten que la medicina “se ha alejado de las necesidades humanas” y “en realidad no cura”, sino que “abusa de medicamentos” con efectos secundarios “desastrosos” para la salud que “intoxican”. La prueba, según los participantes, está en el prospecto de los medicamentos, que dice “cosas terribles”. El resultado es que los pacientes reciben productos que pueden ser “dañinos” cuando “no interesa mostrar que hay alternativas sin efectos secundarios”.

Más de 1.000 personas mueren al año en España a causa de las pseudoterapias

Lobera señala la ironía de esta filosofía cuando los tratamientos sin evidencia científica “cada vez mueven más dinero” y su gasto “va en aumento”. Asegura que están convencidos de que existe una intención de lucro “por encima de sus intereses personales” por parte de las farmacéuticas, pero ven como víctimas a las multinacionales, grandes farmacéuticas y empresas que venden pseudoterapias.

Críticas razonables para mejorar nuestro sistema de salud

Lo más interesante del estudio es que varias de las reclamaciones de los entrevistados no desentonarían con una encuesta realizada a la población general. Lobera considera que algunas de las críticas que hicieron los participantes “son aprovechables”, como el poco tiempo que se dedica a los pacientes durante la consulta, las listas de espera, el exceso de medicalización y el trato poco integral y enfocado al síntoma. Todo ello los empuja hacia las pseudoterapias.

Asegura que uno de los deseos de los participantes es que la medicina les dedique tiempo y se ocupe de ellos: “Les duele la cabeza y les despachan en tres minutos, pero el otro se pasa una hora diciendo que sus chakras no están bien y sienten que les funciona porque sin tomar nada hacen unas respiraciones, se ponen la mano en la cabeza y se tranquilizan”.

Uno de los deseos de los participantes es que la medicina les dedique tiempo y se ocupe de ellos: “Les duele la cabeza y les despachan en tres minutos, pero el otro se pasa una hora diciendo que sus chakras no están bien y sienten que les funciona”.

“Hay evidencias científicas de que más tiempo de consulta da mejores resultados de diagnóstico, satisfacción y confianza en los tratamientos, que se abandonan menos”, afirma Lobera. También critican el exceso de medicalización. “Llevamos décadas recortando en Sanidad, por lo que los médicos tienen poco tiempo y no preguntan cómo te va; lo más rápido es recetarte un paracetamol y decirte que vuelvas si te sigue doliendo”.

Por todo ello, Lobera considera que se están cometiendo errores que alejan a algunas personas. “Les estamos expulsando” del sistema científico y la ciencia basada en evidencias, lamenta. “Los curanderos exhiben una dinámica de atracción, pero al mismo tiempo existe una dinámica de expulsión” que facilita el proceso.

Escuchemos sus quejas, porque vamos a mejorar nuestro sistema [sanitario] y hacer que menos gente dé el paso a unas pseudociencias que tienen peligro”, propone Lobera. “Es una oportunidad, gente que se sale del sistema científico en parte, porque no se quieren salir del todo, pero ignoran muchas cosas que nosotros creemos que tienen sentido”.

Es algo que recomienda el informe en sus últimas líneas. “Desde una perspectiva sociológica, incorporar en la medicina con base científica algunas de sus reclamaciones podría incidir en una mayor confianza social en los tratamientos de salud basados en la evidencia y, en general, en el sistema de salud”, escriben los autores.

Lobera cree que los resultados de su estudio son “un síntoma de que algo está pasando. Miremos también cómo está nuestro sistema de salud”. Teme que el problema vaya más allá de la medicina: “Hay un vínculo directo entre esto y problemas con la democracia a corto plazo”. Teme que quien no se fía de los datos y las evidencias termine por hacer lo mismo fuera del contexto médico.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Hipertextual (Redacción)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Video

Cinco imprescindibles para personalizar el escritorio de Windows 10

Publicada

el

La customización es el arte de personalizar el escritorio de Windows y todos los elementos posibles, como la barra de tareas, el menú de inicio, las carpetas, el fondo, etc. Durante años han surgido verdaderos artistas que han logrado ir más allá de lo que el usuario medio puede hacer desde la configuración de Windows.

Mediante scripts, archivos y programas propios y ajenos, los mejores customizadores han logrado transformar Windows para que imite a otros sistemas operativos o simplemente para mejorar o actualizar el aspecto que idearon los diseñadores de Microsoft.

Con el tiempo, el proceso de personalizar Windows se ha simplificado para que cualquiera pueda hacerlo con un programa o aplicación. Y muchas veces son gratuitos. Te proponemos cinco de ellos, cinco oportunidades de personalizar el escritorio de Windows 10.

Winaero Tweaker

Compatible con Windows 10 pero también con Windows 7 y 8, Winaero Tweaker ofrece una lista de cambios para que puedas personalizar el aspecto y el comportamiento de Windows.

Animaciones, colores, sonidos, temas de escritorio… Todo lo que puedes encontrar en la configuración de Windows 10 y muchas opciones ocultas que sólo encontrarás ahí.

Con Winaero Tweaker permite hacer cambios en todos los elementos de Windows 10, desde el menú de arranque hasta el escritorio: inicio de sesión, menú de inicio… También podrás cambiar comportamientos del sistema como las actualizaciones o el cambio entre aplicaciones abiertas.

Ultimate Windows Tweaker

Esta pequeña aplicación llamada Ultimate Windows Tweaker cuenta con más de 200 tweaks, es decir, cambios que puedes hacer en Windows 10 y que de otra forma tendrías que buscar por cuenta y riesgo.

Cartel de YouTube

Desde las cuentas de usuario a los navegadores web, pasando por el menú contextual o la seguridad y privacidad de Windows 10. Esta app de retoque vale para todo. Y en lo que nos atañe, desde Customization podrás cambiar el aspecto y comportamiento de la barra de tareas, las vistas previas, el Explorador de Windows, la interfaz del sistema, etc.

Ultimate Windows Tweaker tiene un buen surtido de cambios. No tienes porqué aplicarlos todos, pero seguramente muchos de ellos te sirvan para tu día a día.

WinDynamicDesktop

En el caso de WinDynamicDesktop nos encontramos con una aplicación enfocada a una tarea en especial: personalizar el escritorio propiamente, es decir, el fondo de Windows 10.

Para ello, esta app gratuita que puedes descargar desde la Tienda de Microsoft imita una función de macOS, los temas dinámicos. Así, a partir de una colección de imágenes, podrás cambiar de fondo de escritorio en función del momento del día.

Con WinDynamicDesktop puedes usar las combinaciones y fondos que incluye la propia app o crear tu propia colección de imágenes. Se cambiará de fondo automáticamente según la hora.

Taskbar Tweaker

Como su nombre indica, Taskbar Tweaker es una herramienta especializada en personalizar el aspecto de la barra de tareas de Windows 10, 8 y 7. De su aspecto y de su funcionamiento.

Cartel de YouTube

Cómo se agrupan las pestañas, qué hacer con los botones del ratón o con la rueda, cómo mostrar las miniaturas de las ventanas abiertas… Desde una única ventana verás éstas y otras opciones para customizar Windows 10.

Taskbar Tweaker es muy fácil de instalar e incluso cuenta con una versión portable que no requiere instalación.

Start Menu Reviver

Terminamos esta selección de apps para personalizar Windows con una que afecta directamente al menú de inicio de Windows 10. Su nombre es Start Menu Reviver y mejora el diseño original de ese menú.

Más azulejos para ver más atajos, interfaz optimizada para que ocupe menos espacio, compatible con pantallas táctiles y con un montón de opciones de personalización para que hagas tu propio menú de inicio repleto de apps, documentos, enlaces web, etc.

Puedes usar Start Menu Reviver tanto en Windows 10 como en Windows 8 y 7. Con él mejorarás el menú de inicio y podrás hacértelo tuyo.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: José María López

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

Las actualizaciones de ‘Call of Duty: Warzone’ son tan pesadas que ahora rompen récords de tráfico en las operadoras de internet

Publicada

el

Call of Duty: Warzone no está pasando por su mejor momento. Tras su «fusión» con Call of Duty: Black Ops Cold War, los problemas en el battle royale se han incrementado considerablemente. Los bugs son cada vez más comunes y las armas mal balanceadas ya son algo habitual. Sin olvidar, claro, los innumerables tramposos que arruinan la experiencia. Sin embargo, otro punto negativo que afecta a Warzone desde su lanzamiento son las actualizaciones. No solo es el hecho de que sean constantes, sino que pesan cantidades absurdas.

Sin ir más lejos, el update de la segunda temporada de Warzone pesaba entre 17 y 18 GB dependiendo la plataforma. No obstante, si eres un jugador de Call of Duty: Black Ops Cold, debes sumar una segunda actualización de entre 15 y 27 GB. En total podrías tener una descarga de hasta 45 GB, que fue el caso de los jugadores de Xbox Series X|S. Lo preocupante que estos números han sido habituales desde que Call of Duty: Modern Warfare era el título premium en activo.

Ahora bien, ¿te imaginas el tráfico de datos que se genera cuando tantas personas intentan actualizar su juego de manera simultánea? Si tomamos en cuenta que Warzone tiene más de 100 millones de jugadores, y que la actualización se libera al mismo tiempo en todo el mundo, entonces estamos hablando de cifras exhorbitantes. De hecho, lo anterior está generando que algunas operadoras de internet rompan sus récords de tráfico debido a los updates del battle royale.

Virgin Media reportó un nuevo récord de tráfico debido al excesivo peso de las actualizaciones de 'Warzone'.

Esta semana, Virgin Media, una de las operadoras más importantes del Reino Unido, señaló que la actualización más reciente de Warzone ayudó a establecer un nuevo récord de tráfico en su red (vía VGC). En un periodo de 24 horas, sus usuarios descargaron en promedio 20,77 GB de datos. Esto supone un aumento de 3,5 GB respecto a la marca anterior que se remonta al 2020. Ojo, el año pasado millones de personas estuvieron confinadas en casa debido a la pandemia; muchos trabajando remotamente o disfrutando contenidos de entretenimiento gracias a internet. Superar ese tráfico no es algo menor.

No es la primera vez que las operadoras reportan un aumento significativo de tráfico por culpa de las actualizaciones de Warzone. En noviembre de 2020, BT, también del Reino Unido, reveló que en su red se estaba generando un tráfico de 18 terabits por segundo, aproximadamente. ¿Qué lo originó? Un update de Warzone y Modern Warfare de hasta 65 GB; la precarga de Call of Duty: Black Ops Cold War (190 GB); una actualización de Destiny 2 y el lanzamiento de Assassin’s Creed Valhalla.

Además de las operadoras, los jugadores de Warzone ya están mostrando preocupación por el excesivo espacio que ocupan las actualizaciones. Los discos duros o unidades de almacenamiento, tanto de consolas como ordenadores, se están saturando por Call of Duty. La propia Activision advirtió recientemente que el PS4 original (500 GB) podía quedarse corto para almacenar Warzone y Black Ops Cold War. Incluso recomendaron desinstalar partes del juego que no se están usando. El caso podría extenderse pronto a la Xbox Series S, pues su almacenamiento libre es de apenas 364 GB.

Cartel de YouTube

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Ebenizer Pinedo

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

‘Chaos Walking’ de Tom Holland puede que sea la peor película de 2021

Publicada

el

Desde su publicación, la trilogía Chaos Walking de Patrick Ness fue considerada una de las historias más curiosas de la ciencia ficción publicada en los últimos década. Con su inevitable etiqueta para “para adultos jóvenes”, también aseguraba llamar la atención de las grandes productoras hollywoodenses. Después del éxito de franquicias como Harry Potter y Los Juegos del Hambre, la industria se encuentra en la búsqueda de la siguiente gran saga. Y la obra de Ness, con su buen uso de la distopía y el conflicto emocional, parecía ser la candidata ideal para serlo.

En 2021, la serie comenzó su gran recorrido hacia un éxito masivo. Lionsgate compró los derechos de Chaos Walking y contrató a Charlie Kaufman para la adaptación. ¿El motivo? La obra tenía un fuerte ingrediente introspectivo, basado en el tránsito interior de sus personajes, algo en lo que Kaufman es un especialista. La historia de Ness se basa en un futuro en los que los pensamientos pueden escucharse, en un flujo constante de imágenes y sonidos llamados escuetamente “Noise”. La especulación sobre algo semejante (además, en un escenario violento), parecía ideal fórmula ideal para que el guionista pudiera crear un extraño paisaje narrativo. 

Cartel de YouTube

Pero, ya fuera porque Kaufman fue incapaz de traducir a pantalla algo semejante o que simple perspicacia del guionista, abandonó el proyecto seis meses después. El proyecto comenzó entonces un largo recorrido accidentado de aplazamientos, cambios de productores, dos nuevos guionistas y finalmente, un director poco entusiasta. Doug Liman comenzó a filmar en el 2017 y desde los primeros meses, la producción atravesó todo tipo de inconvenientes y obstáculos creativos. Al final, el conflicto alrededor del set parece haber afectado el resultado definitivo. Chaos Walking es una combinación torpe, poco efectiva y confusa de lo que pudo ser algo mucho mejor y más profundo.

‘Chaos Walking’, un caos sin pies ni cabeza

Tal y como su trailer contó meses atrás, la premisa de los pensamientos convertidos en “ruido blanco” se mantiene intacta desde el libro, pero Liman parece incapaz de sacar provecho de ella. Tampoco lo hace del masivo genocidio femenino que se insinúa y que por necesidad, debería dar un toque cultural concreto a la narración. En lugar de eso, la historia sorprende por su incapacidad para ser otra cosa que un desfile de efectos visuales deslumbrantes, sin mayor sentido. Por supuesto, resulta incluso comprensible después de que la historia pasara nada menos que por seis guionistas. 

Desde Kaufman con la reescritura del guion, incluyendo a Jamie Linden, el propio Patrick Ness, Lindsey Beer, Gary Spinelli hasta John Lee Hancock. Al final, el argumento es un caos narrativo desde sus primeras secuencias. Y es notoria la necesidad de unir las piezas en algo comprensible, sin que Liman lo logre o tenga un momento inspirado en medio del desorden. Chaos Walking es apenas una combinación de situaciones y escenas que juntas entre sí, no parecen tener el más mínimo objetivo.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estrenos y a Star. Al contenido de Marvel y Star Wars, y a las grandes películas de animación de Pixar.


Por supuesto, en una historia en que un interminable monólogo interior se traslada al ámbito visual, los efectos especiales lo son todo. O al menos, su pulcritud sería un requisito indispensable para la forma en que se sostiene la historia. Pero Chaos Walking atraviesa un escenario artificial, fruto de una batería de efectos especiales poco efectivos. 

Es inevitable preguntarse en dónde se encuentra la inversión astronómica de 125 millones de dólares. Desde el aspecto deslucido de la ambientación, hasta la forma de expresar la idea global del pensamiento “material”, Chaos Walking tiene una apariencia incompleta y brumosa. La premisa que pudo mostrar de manera singular el mundo de sus personajes, termina por ser una confusión de colores en medio de un diseño pobre. 

Tom Holland en su peor actuación

El escenario post apocaliptico presenta a Todd (un tedioso Tom Holland) que debe enfrentar la más inexplicable situación. No solo sus pensamientos adolescentes son visibles y pueden ser escuchados por cualquiera, sino que no hay mujeres a su alrededor. La combinación crea una cultura en que la masculinidad tiene relación con demostrar el poder individual

Pero no a través de luchas ni tampoco de la competencia, sino en una tierra intermedia brumosa entre la reafirmación y algo más básico. Un atributo borroso que el guion no llega a determinar. ¿Qué es la virilidad en medio de un mundo arrasado? La historia no lo muestra. 

De hecho, durante la tediosa primera hora, Chaos Walking parece más interesado en seguir a Todd sin que la acción parezca conducir a ninguna parte. Además, el guion plantea a este héroe incómodo, como uno que busca el motivo de su necesidad por el silencio. Liman, que toma referencias a varias de sus películas con personajes que enfrentan el sistema como pueden, sostiene al personaje de Holland desde el desconcierto.

Todd tiene un inevitable parecido con el Jason Bourne de The Bourne Identity o el William Cage de Tom Cruise de Edge of Tomorrow. Y sin duda, el director toma un poco de sus films más conocidos, para crear la sensación de destino inevitable. Como Jason y Cage, Todd debe encontrar una forma de superar a este Nuevo Mundo, ambientado en un lejano, retrofuturista y violento 2257 D.C. 

Pero en esta sociedad de hombres nada parece funcionar como debería. Desde los padres de Todd, Ben (Demián Bichir) y Cillian (Kurt Sutter), hasta el alcalde Prentiss (Mads Mikkelsen), los sobrevivientes luchan contra la desesperanza. También lo viril es un riesgo. En especial, cuando la falta de mujeres hace que la demostración de un atributo semejante carezca de sentido. De hecho, tiene más relación con el control del “ruido” (o la necesidad de silencio) en medio de una sociedad sin secretos. En varios de sus momentos más logrados, el guion utiliza la idea como un puente entre situaciones. Pero la ambición de contar a la vez docenas de situaciones a la vez implosiona la película desde su nudo argumental. 

Los inevitables clichés

Todo lo anterior parece hacerse aún más complicado (si era posible) en Chaos Walking cuando una ¿nave? ¿barco espacial? se estrella en Nuevo Mundo. ¿La única sobreviviente? Viola (una Daisy Ridley que repite línea a línea su papel como Rey), a la que Todd debe rescatar para evitar sea asesinada. De pronto la película entra en su punto más confuso. Nadie logra explicar por qué una sociedad masculina desea matar a la única mujer (y por tanto, esperanza de reproducción). O el motivo por el que todos se moviliza en busca de atacar a Todd por el solo hecho de desear silencio. Incluso algo tan simple como ocultar que sus hormonas adolescentes estallan como fuego pirotécnico a su alrededor. 

La huida de Viola y Todd se convierte entonces en el centro de la película. Y Liman, como en varias de sus producciones anteriores, se dedica a seguirles con un considerable tedio creativo. El poco interés que podía haber generado la historia se desploma y se transforma en algo más absurdo, extraño y sin sentido. Como si se tratara de una caótica línea en la que se intentan fusionar una docena de temas distintos

Al final, con su extraño aire de parodia involuntaria de películas como I’m Legend y Children of Men, Chaos Walking es tan inclasificable como aburrida. Quizás lo que más desconcierta en una película que juega con el asombro y una supuesta provocación como principal baza. 

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Aglaia Berlutti

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado