Conecta con Minuto5

Video

Github habría despedido a un empleado judío que llamó “Nazis” a los atacantes del Capitolio

Publicada

el

El asalto al Capitolio nos ha dejado con todo tipo de reacciones de múltiples compañías tecnológicas. Apple, Google, Amazon, Twitter, Facebook, Airbnb, entre otras, han afrontado la situación de diferentes maneras. Esto en función de su papel en los lamentables hechos. Otra empresa cuyas acciones empiezan a generar conversación, aunque no por una intervención positiva, es Github. Según recogen en Business Insider, la plataforma despidió a un empleado judío que llamó “Nazis” a los atacantes del Capitolio.

“Manténganse a salvo, amigos, los nazis se aproximan”. Ese fue el mensaje que el ahora ex trabajador de Github publicó en un canal de Slack de su compañía. Sin embargo, no esperaba que su declaración desatara una ola de repercusiones negativas. Aparentemente, otros empleados criticaron su lenguaje. Más tarde, el departamento de recursos humanos lo citó para reprender su acción. Dos días después fue despedido debido a su comportamiento “inadecuado”.

De acuerdo a la declaración que ofreció el ex empleado tras los hechos, publicó el citado mensaje debido a su preocupación por sus familiares y amigos que viven en la capital estadounidense. Además, dijo que algunos miembros de su familia murieron en el Holocausto y pudo distinguir que ciertos atacantes del Capitolio tenían relación con grupos neonazis.

Los empleados de Github responden

Business Insider asegura que el afectado prefirió mantenerse en el anonimato para evitar una situación de acoso. Más ahora que existe tanta tensión por la problemática social y política que rodea a Estados Unidos. Evidentemente, la decisión de Github está siendo criticada no solo por la opinión pública, también por los propios empleados. La mayoría coincide en que los responsables del despido realmente no comprenden la magnitud de lo sucedido en el Capitolio.

Por tal motivo, 200 empleados de Github firmaron una carta para intentar obtener una explicación del despido y exigir que sus superiores establezcan una postura firme contra los supremacistas blancos y el antisemitismo. Nat Friedman, CEO de Github, ya se pronunció al respecto. Señaló que la compañía se encuentra investigando el despido del empleado y que “tomarán todas y cada una de las medidas apropiadas después de una investigación exhaustiva”.

Hay que recordar que la plataforma para desarrolladores pertenece a Microsoft, así que probablemente los de Redmond también se involucrarán en el caso junto a Github en las próximas horas.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Ebenizer Pinedo

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Video

Quién es el personaje que habla a través de la radio en ‘WandaVision’

Publicada

el

De momento, en muy pocas ocasiones se ha salido de su formato sitcom WandaVision (Jac Schaeffer, 2021), la primera serie oficial en el Universo Cinematográfico de Marvel estrenada en Disney Plus. Y, durante esas escasas veces que lo abandona, es para dar pistas sobre lo que está ocurriendo. Porque las circunstancias idílicamente televisivas que viven Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y Visión (Paul Bettany) en la localidad de Westview son muy sospechosas. Y, por que nos expliquen qué diantres pasa aquí, uno se tragará los nueve episodios con gusto. Por ejemplo, ¿quién es el personaje que habla a través de la radio?

En el capítulo dos de WandaVision, justo cuando la temible Dottie (Emma Cauldfield) estaba expresándole a Wanda Maximoff la desconfianza que siente por ella, de la radio surge una voz que se dirige inesperadamente a la protagonista. “¡Wanda! ¿Quién te está haciendo esto, Wanda?”, de dice. Lo que sugiere que la realidad en la que se encuentran Bruja Escarlata y Visión es algún tipo de engaño psíquico producido por algún villano. Teorías hay al respecto por lo que hemos podido ver en uno de los tráilers. Pero el caso es que se insiste en esta pregunta para la desconcertada Wanda al final del episodio, repitiéndola como un enigmático eco.

wandavision disney plus radio
Disney Plus

El veterano agente Jimmy Woo

La voz pertenece al actor californiano Randall Park (Aquaman) y, por lo tanto, quien se intenta comunicar con Bruja Escarlata es Jimmy Woo. Este personaje es uno de los más veteranos de los cómics, de la época en que a la editorial aún no se la conocía como Marvel. Fue creado por el guionista Al Feldstein y el dibujante Joe Maneely para el primer número de Yellow Claw (1956). Y, en el UCM, le hemos visto durante Ant-Man y la Avispa (Peyton Reed, 2018) como el agente de la condicional de Scott Lang (Paul Rudd). Así que, de algún modo, tal vez ha dejado el FBI y ahora trabaja para SWORD. No tardaremos en descubrirlo.

wandavision disney plus radio
Marvel Studios

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: César Noragueda

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

Jack Foley y el arte de crear efectos de sonido para el cine

Publicada

el

Si eres aficionado a la ciencia ficción, tienes claro que cuando ves una película de género, los sonidos que oyes son inventados. No existen las pistolas láser, ni las naves espaciales, y los robots del cine hacen mucho más ruido que los de verdad. Y qué decir del cine de terror, donde oímos los quejidos de los zombis o el exagerado sonido de un cuchillo destripando a su víctima. Sin embargo, no es tan frecuente saber que hasta un simple disparo o el cierre de una puerta en una escena dramática han sido creados, probablemente, en una sala de grabación estanca.

En el cine hay un equilibrio interesante entre la imagen y el sonido. El campo del sonido, a su vez, se divide en varios compartimentos, algo que explica muy bien el documental de 2019 Making Waves: The Art of Cinematic Sound y que en español se ha traducido como La magia del sonido en el cine. En dicho documental se hace una gráfica división del trabajo de grabación, edición y postproducción asociado solamente al sonido. Por una parte, la música. Luego tenemos las voces de los actores. Y, en último lugar, los efectos de sonido.

Y es en este apartado, en el de los efectos de sonido, donde se mezclan la tecnología y el arte para ofrecer una experiencia impensable si viéramos la grabación de una película sin haber sido editada posteriormente. Las voces de los protagonistas demasiado bajas, las constantes interrupciones de los sonidos ambiente… O sonidos flojos o inexistentes al suceder algo en pantalla que debería hacernos dar un salto en el asiento. Los efectos de sonido tienen una dura misión: realzar ciertos sonidos para que los escuchemos, anular otros para que no interrumpan y, en tercer lugar, crear sonidos de la nada.

Precisamente, dentro de los efectos de sonido existe un área muy concreta, los efectos de sala o efectos foley. Foley en honor a su inventor, el estadounidense Jack Foley, que ahorró millones de dólares al cine gracias a la grabación de efectos de sonido dentro de una sala de grabación en lugar de salir ahí fuera a intentar captarlos. El arte de generar un disparo, una explosión o un puñetazo de la nada, con ayuda de objetos que nunca asociarías a ese sonido.

La necesidad de reproducir el sonido real

Primero se oyen unos pasos. A lo lejos. Se van acercando. Luego un golpe en lo que imaginamos es una puerta. Oímos el pomo de una puerta girando y el característico gemido de una puerta mal engrasada abriéndose. Esta escena clásica que habremos visto en infinidad de películas en blanco y negro también se repitió innumerables veces en la radio.

En Estados Unidos, desde los años 30 del siglo pasado eran muy populares las radionovelas, en las que se representaban escenas donde no faltaban los efectos de sonido, muchas veces creados en directo. Personajes populares gracias al cine como Batman o Superman tuvieron sus propias radionovelas. En ellas, los efectos de sonido recreaban lo que hoy son básicamente efectos visuales generados por ordenador, pero donde también tiene su papel los efectos de sonido. Y si nos remontamos más en el tiempo, el teatro mismo fue pionero en recrear sonidos, como un trueno o el galopar de los caballos, algo imposible de generar dentro de un teatro si no era con efectos de sonido.

Efectos de sonido
Fuente: Smith Journal

Cuando llegó el cine sonoro, era inevitable que los efectos de sonido fueran parte importante del metraje, ya que no siempre era posible captar el sonido ambiente o determinados ruidos que eran claves para la trama argumental. Aquí entraban en escena, o mejor dicho, detrás de ella, los efectos de sala, que con el tiempo han pasado a llamarse efectos foley en honor a uno de sus principales impulsores, Jack Foley. Y a quienes realizan esos sonidos se les conoce como artistas foley. El apellido Foley hasta se refiere al lugar donde se graban estos sonidos, salas de efectos o en inglés foley-stage o foley-studio.

Muchos hemos jugado a crear efectos de sonido o lo hemos visto en películas o en televisión. Golpear unos cocos vacíos para imitar el galope de un caballo, hacer explotar un globo para imitar una explosión o un disparo, agitar papel de aluminio para reproducir el sonido de la lluvia o arrugar una hoja de papel para simular el crepitar de una hoguera. Hay infinidad de combinaciones, algunas de ellas visibles en vídeos de YouTube o en películas como Berberian Sound Studio, de 2012, protagonizada precisamente por un ingeniero de sonido dedicado al arte de los efectos foley.

Jack Foley en los efectos de sonido

Aunque no fue el primero en su haber, sí fue quien dejó una mayor marca en el cine. Más que nada porque Jack Donovan Foley estuvo allí desde el primer momento. En concreto, empezó a trabajar para Universal Studios en 1914, cuando el cine era mudo. Pero en cuanto se estrenó el primer título sonoro, todos los estudios vieron que era necesario subirse a ese tren.

El cantante de jazz, de 1927 y producida por los hermanos Warner, es considerada la primera película sonora de Hollywood. Dos años más tarde, Universal convertiría la película muda Show Boat a sonora. Es más, acabaría siendo un musical. Tras este primer trabajo sonoro de Jack Foley, llegarían muchos más. Y con la dificultad de grabar todos los efectos del tirón mientras se proyectaba la película en una pantalla. Por suerte, con el tiempo se podrían grabar los efectos de sonido por separado y luego montarlos junto a la imagen.

Si echamos un vistazo a su ficha de IMDb, veremos que no es muy extensa. Lamentablemente, la tarea de efectos de sonido no aparecía acreditada, algo que tardó mucho en corregirse. De ahí que veamos pocos títulos en su haber, aunque de la talla de Drácula de 1931, protagonizada por Bela Lugosi, o Spartacus de 1960, protagonizada por Kirk Douglas y dirigida por Stanley Kubrick.

Con todo, en la actualidad los efectos foley son imprescindibles en cualquier película, ya sea de superhéroes, ciencia ficción, terror, una comedia o un drama. Además, el proceso se ha digitalizado y modernizado. Al igual que en la radio se popularizaron las cintas con efectos grabados, hoy sonidos precargados que se lanzan en antena con un simple botón, el cine cuenta con catálogos ingentes de efectos de sonido que pueden rescatarse desde un buscador y aplicar a la pista de audio correspondiente en cuestión de segundos. Una tarea que se ha automatizado en gran parte pero que en pasado tuvo a grandes artistas recreando sonidos durante horas.

Otro gran artista foley conocido también como diseñador de sonido, director y doblador es Benjamin Burtt, Ben Burtt. A él le debemos los más de 800 sonidos necesarios para dotar de realismo al universo Star Wars desde su primera película, en 1977. Luego vendrían Invasion of the Body Snatchers (1978), la trilogía de Indiana Jones iniciada en 1981, E.T. (1982) o la más reciente WALL-E de 2008.

Pero su principal labor fue con la trilogía original de Star Wars, marcando las pautas a lo que vendría después. Con su trabajo de recrear sonidos imposibles de criaturas, naves y armas inexistentes, influyó a las películas que se rodaron en adelante. Sin embargo, técnicamente no podemos considerarlo un artista foley, pues su tarea de crear efectos de sonido partía de grabar sonidos de aquí y de allá. Con todo, sigue siendo parte de un colectivo que destaca en pantalla por su sonidos pero de quienes sabemos más bien poco.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: José María López

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

‘The Expanse’: el fenómeno de ciencia ficción que deberías conocer

Publicada

el

La serie The expanse es quizás una de esas raras producciones a quienes le precede las dificultades que les llevó convertirse en un fenómeno de culto. Desde el pequeño experimento on demand que causó furor el 23 de noviembre de 2015, hasta sus exitosas dos temporadas en Syfy, el programa demostró que es mucho más que una historia insólita.

También es una versión contemporánea de la ciencia ficción que analiza lo humano en contraposición a lo inexplicable. Solo que esta vez, esa franja del universo no es un lugar apasionante y lleno de vida como la que nos muestra las Space Opera y otros géneros similares. En lugar de eso, se trata de uno cargado de peligros y riesgos. Pero en The Expanse lo que en realidad importa es lo que se oculta bajo esa proliferación de terrores y miedos. Lo esencial del ser humano llevado al límite de su capacidad.

¿Qué hace que la serie se haya convertido en un pequeño fenómeno de culto? En una época llena de series y de propuestas semejantes, The Expanse brilla por su capacidad de combinar varias cosas que en otro programa sería impensable. Para comenzar, se trata de una serie de ciencia ficción en la que el riesgo de sobrevivir en el espacio es real, y tanto como para que cada paso pueda significar la muerte. Parece un detalle minúsculo, pero en realidad es de suma importancia para entender la cualidad esencial de una historia en que todo puede cambiar de un capítulo a otro.

Objetivo: convencer a Bezos

En The Expanse, la lucha por la supervivencia es una idea que desborda y condiciona a cada uno de sus personajes. Pero mientras que en series como The Snowpiercer de Netflix, ese recorrido es doloroso y caótico, en The Expanse lleva aparejado una idea sobre lo heroico casi humilde. También se trata de la atención al detalle que los productores prestan para crear un espacio creíble en que los personajes sufren las condiciones y las superan, por un tipo de esfuerzo realista que le ha valido todo tipo de halagos.

Al final, la historia se sostiene sobre la posibilidad de la redención. Y aunque pueda parecer trivial y casi edulcorado, no lo es tanto cuando se analiza bajo el cristal de la necesidad de entender al ser humano como un ente frágil. Una mirada esencial a nuestra naturaleza que pocas series de género se permite.

El fenómeno alrededor de The Expanse tiene sus propias características. Además de ser una serie con una base fanática de considerable poder, también logró superar el escollo de pasar de un canal tradicional a una plataforma streaming sin demasiados contratiempos o cambios. Cancelada en la tercera temporada por ScyFy, los seguidores recogieron casi 100.000 firmas para asegurar su continuidad. Y, además, realizaron una histórica recaudación de fondos. ¿El objetivo? llamar la atención de Jeff Bezos, dueño de Amazon. Y lo lograron de una forma que todavía sorprende por su espectacularidad. El grupo de fans alquiló un avión que voló alrededor de Amazon Studios para pedir Save The Expanse en un cartel monumental.

Objetivo conseguido

The Expanse

Ya fuera por la presión en redes sociales, el espectáculo aéreo o por una conjunción de todo lo anterior además de un estupendo argumento, Bezos claudicó. Unas semanas más tarde y al parecer incapaz de resistir la presión, Amazon anunciaba que produciría una nueva temporada de la serie, además de la posibilidad de continuar la historia según el éxito.

Por ahora, la quinta temporada acaba de estrenarse y ya se anunció una sexta, aún sin fecha de producción. Pero que presumiblemente comenzaría a grabarse para finales de este año.

Un largo trayecto incierto

The Expanse

La serie, basada en las novelas homónimas de James S. A. Corey, es una combinación de ciencia ficción con un poderoso elemento político.

La historia entre la guerra entre la Tierra y Marte es solo es escenario para meditar acerca de la cualidad del ser humano desde sus peores defectos a sus virtudes. The Expanse, que muestra con una mirada brillante y cuidadosa economía de recursos el espacio exterior como una tierra de nadie sin arbitro ni ley que la sostenga, también recorre las vicisitudes de la colonización.

La serie podría transcurrir en los límites del lejano Oeste de hace dos siglos o en cualquier otro momento histórico. Los vicios son exactos a los de cualquier otro proceso de conquista y ya sea el Sistema Solar, un planeta o tierra desconocida, el guion plantea la circunstancia de la existencia de condiciones invariables.

La avaricia, la mezquindad, el impulso, la corrupción administrativa, la presión a las clases desposeídas y la búsqueda de una forma de mantener la supervivencia como principal objetivo son los mismos. El comportamiento humano siempre será idéntico e incontrolable.

Y es ese paralelismo lo que hace de la serie un producto insólito, en medio de producciones que analizan el comportamiento de sus personajes desde la idealización. La fallida Away de Netflix, protagonizada Hilary Swank y que se estrenó el año pasado, intentaba mostrar las vicisitudes de una tripulación multi étnica en medio de la ciencia ficción. The Expanse tiene las mismas intenciones y triunfa porque en su escenario, el ser humano está enfrentado a sí mismo.

El éxito de conocer los límites

The Expanse

Por supuesto, The Expanse es también una serie que conoce los límites de sus recursos. A pesar de estar ambientada en el siglo XXIII, el apartado de efectos especiales tiene mucho más interés en mostrar la tecnología de manera implícita, que en un despliegue de efectos deslumbrantes. Incluso la nave Rocinante tiene un aspecto realista — entre ruinoso y formidable — que ha sido comparada con el El U.S.C.S.S. Nostromo de Alien. Sin embargo, lo más interesante de la propuesta de The Expanse es utilizar ese valor sobre el realismo, para acentuar lo verídico del despliegue de situaciones políticas e intrigas de poder que se esconde en medio de una trama compleja y apasionante.

Desde los marcianos — rehenes de un sistema totalitario — hasta la Luna convertida en un paraíso de lujo, el espacio exterior es una versión a gran escala de la Tierra y sus más reconocibles perversiones.

The Expanse es un triunfo de la imaginación. Una conjunción de elementos que hacen de esta odisea espacial en la que no falta lugar para el thriller, el drama e incluso el romance un recorrido por lo que esconde la naturaleza humana, antes que una mirada al espacio como enemigo infinito. Quizás, su rasgo más relevante.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Aglaia Berlutti

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado