Conecta con Minuto5

Economía

Brexit: acuerdo Comercial y de Cooperación entre la UE y el Reino Unido avanza

Publicada

el

Habemus acuerdo del Brexit: EU UK TRACA

Tras meses de negociaciones y decenas de reformas, hemos recibido la noticia del Acuerdo Comercial y de Cooperación entre la UE y el Reino Unido o “acuerdo del Brexit” como feligreses viendo la fumata blanca de la estufa de la Capilla Sixtina tras las deliberaciones del cónclave y el anuncio del cardenal que ocupará la silla de San Pedro. En este caso, ha tocado el anuncio del acuerdo de la nueva relación entre el Reino Unido y la unión Europea habiendo finalizado el periodo transitorio a partir del uno de enero.

El acuerdo va a aplicarse provisionalmente hasta que sea aprobado por el Parlamento Europeo y el resto de parlamentos nacionales de los estados europeos. ¿Cómo será la solución entre el Reino Unido y la Unión Europea?

Lo que acaba

6819365757_0e10fbc8bd_o.jpg

Empecemos por lo que se finaliza, porque pasa a haber dos mercados donde antes había uno. Los ciudadanos de la UE no podrán permanecer largos periodos de tiempo en el Reino Unido sin visado y viceversa. Tampoco podrán comenzar un negocio sin más permisos que un local.

También finaliza la libre circulación de bienes, habrá comprobaciones en las aduanas, al menos en las europeas. Especial énfasis en los productos agrícolas y sanitarios. Los servicios tampoco seguirán circulando libremente y tendrán que estar sometidos a las reglas del país de destino. Se finaliza el reconocimiento mutuo de las categorías profesionales, y también se finaliza el pasaporte a las empresas de servicios financieros.

Además El Reino Unido dejará de tener influencia en las reglas de la UE, así como presencia en el Parlamento europeo y dejará de contribuir al presupuesto de la UE. También finaliza la permanencia del Reino unido en el programa Erasmus+, acabando con el intercambio de estudiantes entre las distintas geografías.

¿Qué se ha acordado?

2390666040_5a9d52b896_o.jpg

Un acuerdo comercial centrado más en bienes que en servicios. No requerirá la existencia de aranceles algunos a los productos procedentes del Reino Unido hacia la UE y viceversa. Esto es más ambicioso que los acuerdos comerciales negociados con Japón y Canadá, que no alcanzaban todos los bienes. Además se establecen mecanismos de arbitraje en el caso de disputa, ambas partes podrán tomar medidas para salvaguardar su economía en caso de competencia desleal. El Reino Unido además deberá demostrar que los productos cumplen las reglas de origen, es decir, que son de Reino Unido y no de otro lugar para disfrutar de estas condiciones. El acuerdo también simplifica los trámites de aduana y evitará las barreras no arancelarias o técnicas al comercio.

Los servicios estarán sujetos a las reglas de la OMC respecto al GATS (comercio de servicios). Se facilitarán los viajes cortos de negocios entre geografías. Se limitan ciertos servicios como los de transporte o audiovisuales.

También se llegan a acuerdos específicos en temas de transporte, las aerolíneas británicas no seguirán siendo consideradas de la UE (ojo con lo que puede suponer esto para IAG y sus aerolíneas Iberia, Vueling o LEVEL, como hemos comentado alguna vez). Hay facilidades adicionales para el transporte por carretera y marítimo entre ambas geografías.

También hay disposiciones especiales en términos de comercio de energía (dada la conectividad que hay entre ambas geografías, especialmente el uso de la electricidad francesa para satisfacer sus picos de demanda) y de provisiones respecto al cambio climático. Durante un periodo provisional de 5 años y medio los pesqueros europeos tendrán un acceso decreciente a los caladeros británicos, cuya cuota disminuirá paulatinamente. Esta se irá revisando poco a poco en los próximos años.

El Reino Unido permanecerá en algunos proyectos conjuntamente financiados por la UE, como son el proyecto ITER, los servicios de investigación de EURATOM. También habrá acuerdos de cooperación en términos de la Seguridad Social.

En términos de seguridad ciudadana, se establecen mecanismos para compartir información, así como colaboración entre el Reino Unido, Europol y Eurojust. También para evitar el blanqueo de capitales y el terrorismo.

¿Y el futuro?

4998417310_e8bd4d3a81_o.jpg

En el futuro no será de extrañar que como vecinos la UE y el Reino Unido sigan firmando acuerdos y cooperando, sigue siendo interesante para ambas partes trabajar juntas en el futuro como buenos vecinos y miembros de otras muchas organizaciones internacionales (Consejo de Europa, la OTAN, el FMI, la OCDE…) También es posible que la relación entre ambas partes se vaya enfriando poco a poco y nos encontremos con que se vayan dando la espalda.

Ahora queda por ver el futuro de la relación entre ambos territorios. Queda por ver si las previsiones de los optimistas o las de los pesimistas tendrán éxito. ¿Será el Reino Unido una fuerte potencia global o quedará irrelevante en un mundo cada vez más centrado en grandes bloques ante la emergencia de las potencias de Asia? Por otro lado ¿qué sucederá en la UE? ¿Tendrá su momento de superar sus problemas con el Reino Unido fuera de sus fronteras o estos se agravarán al no tener a la visión británica del mundo? Todo esto dentro del contexto de la Covid19, la enfermedad que está acelerando las tendencias actuales en la economía.

Autor: Javier J Navarro

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Economía

España: los ahorradores han preferido los depósitos y el efectivo por encima de otras fórmulas de inversión

Publicada

el

El ahorro financiero de las familias españolas se sitúa en los 2,3 billones de euros, según los datos ofrecidos por el Banco de España en septiembre de 2020, el 200% del PIB español. En ese ahorro se integran los depósitos y efectivo, las inversiones mediante inversión colectiva, fondos de pensiones, inversión directa, seguros u otras opciones.

Sin embargo, de todas las fórmulas de ahorro en los activos financieros, hay que destacar el papel que ocupan los depósitos y efectivo con un ahorro acumulado de 947.400 millones de euros, lo que supone el 41,8% del total.

Screenshot 20210408 224816 Adobe Acrobat

Podríamos pensar que el peso de los depósitos y el efectivo ocupan un elevado peso sobre el total de activos financieros debido a la crisis vivida pero no, lo cierto es que no se trata de la coyuntura sino que alcanza motivos estructurales:

históricamente los ahorradores han preferido los depósitos y el efectivo por encima de otras fórmulas de inversión.

De hecho, en la última década, los depósitos y el efectivo han ocupado alrededor del 40% del ahorro financiero de las familias españolas, este dato es diez puntos superior a la media europea. Y adquiere relevancia porque, en los últimos diez años, se ha impuesto una política de tipos de interés al 0% por parte del BCE y, por lo tanto, esta categoría de inversión mencionada se encuentra entre las menos rentables que podamos encontrar.

El inversor español es sumamente conservador ya que canaliza principalmente el ahorro a través de la adquisición de su vivienda y a través del los depósitos ya comentados. Tiende a huir de la volatilidad que ofrecen los mercados financieros. Esa aversión a los vaivenes de las cotizaciones hace que no sobreponderen opciones como la inversión directa, los fondos de inversión o los planes de pensiones.

Es más, en el momento de invertir el perfil conservador predomina. En la cartera de los fondos de inversión, la renta fija se mantiene con una ponderación en torno al 50%. Hay que tener en cuenta que la renta fija euro a largo plazo ha reportado una rentabilidad anualizada del 2,33% en los últimos 10 años. Es decir, han cubrido la inflación y poco más.

Ese temor implica un problema. En un entorno de tipos de interés bajos o negativos no se está rentabilizando el ahorro, y la inflación, aunque sea muy baja, deprecia ese ahorro.

Si en 2011 los depósitos a la vista ofrecían un 0,30% y los depósitos a plazo fijo a un año llegaron a un 2,70%, hoy ambos productos reportan una remuneración del 0,01%, lo que supone asumir una rentabilidad real negativa por la débil pero positiva inflación.

Screenshot 20210408 223118 Chrome

Por el lado de la adquisición de vivienda como inversión, en términos generales, la vivienda tiende a subir al paso de los años del mismo modo que lo hace el coste de la vida (a veces pueda darse momentos de exuberancia irracional en el que diverjan ambas tendencias pero tienden a converger).

Autor: Marc Fortuño

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Bolivia

Bolivia: gobierno prevé que el PIB crecerá 4,4%, el FMI 5,5% y el BM 4,7% pero la realidad es otra

Publicada

el

Ministerio de comunicación del gobierno de Bolivia informó, que el presidente Luis Arce destacó este miércoles que organismos internacionales que antes cuestionaban el modelo económico boliviano, ahora resalten los resultados obtenidos.

“Organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que antes cuestionaban nuestro Modelo Económico Social Comunitario Productivo, hoy reconocen el éxito de nuestra política y nos ponen, para este año, entre los países con mejor desempeño”, publicó en su cuenta en la red social Twitter.

Las principales metas macroeconómicas, según el Programa Fiscal Financiero 2021 en Bolivia, son:

  1. un crecimiento del PIB de alrededor del 4,4%
  2. una inflación de fin de período en torno al 2,6%
  3. un déficit fiscal de aproximadamente 9,7% del PIB
  4. las políticas redistributivas y de protección social implementadas por el Gobierno nacional a través de los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy, Renta Dignidad, entre otros.

“El #FMI prevé que este año #Bolivia crecerá en 5,5% y el #BancoMundial nos augura una expansión del 4,7%, proyecciones que, incluso, superan nuestra propia expectativa de crecimiento, que es del 4,4% (sic)”, añadió el mandatario.

El Modelo Económico Social Comunitario Productivo se basa en la participación activa del Estado en la economía, porque ocupa el rol de redistribuidor con capacidad de transferir los recursos de los sectores excedentarios a los generadores de empleo e ingreso.

La realidad boliviana

Para el economista César Vargas Díaz (Ph.D.) los datos del crecimiento del PIB para el 2021 son estimaciones que superan el 4%, este dato no refleja la realidad boliviana, debido a que no se incentiva  a la producción privada y mucho menos a la creación de empleo formal y estabilidad laboral para toda la población, solamente un 20%, es decir, un millón doscientos de población boliviana económicamente activa tiene un empleo formal de los seis millones y medio de personas en edad de trabajar; existe 5,3 millones de bolivianos sin empleo formal y que están inmersos  en la informalidad, por lo tanto seguimos en una economía sumergida, con un aparato productivo debilitado y sin creación de empleo formal.

Vargas también argumenta, que a pesar que las políticas publicas del gobierno de turno están enfocadas en un Modelo Económico Social Comunitario Productivo a partir de la redistribución de la riqueza de los recursos de los sectores excedentarios o empresas públicas, los cuales son generadores de empleo e ingreso, es evidente que dichas empresas publicas están saliendo de una crisis financiera por muchos factores en contra, entre ellos mencionó la pandemia y los contratos de los trabajadores que no es por méritos o especialidad más aun es por una designación política, quedando como resultado un déficit fiscal del 9,7%.

A todo ello, argumenta Vargas que el contrabando ha ido incrementado, es decir las importaciones ilegales tiene una tendencia creciente en el histórico sumada las exportaciones que cada vez son menores, he ahí, menciono el economista que el modelo boliviano esta enfocado en la informalidad el desempleo generalizado y con una inflación del 2,6% conducen a la pobreza del país.

A pesar de que el gobierno esta enfocado en las políticas de participación activa del Estado en la economía, es necesario que se haga una reflexión interna y más aun en el contexto y coyuntura que vive Bolivia y el mundo en tiempos de pandemía, donde deben intervenir todos los actores sean públicos, privados y universidades para reactivar y dinamizar la economía considerando la experiencia y la formación del presidente Luis Arce en el área económica.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

El oro o las acciones tenderán a largo plazo ser el mejor activo contra la inflación

Publicada

el

Protegerse contra la inflación es uno de los objetivos preferentes del inversor. Al fin y al cabo, la inflación daña recurrentemente la capacidad de compra del dinero y, para no ser vencidos, no queda otra que obtener rentabilidad de los ahorros.

Entre esas vías para obtener rentabilidad, se concibe al oro como el gran protector para ser capaces de enfrentarse a la inflación con resultados positivos. Sin embargo, esta afirmación no es del todo cierta, y dependerá de los plazos a los que nos refiramos y la situación específica.

Por ejemplo, si nos referimos a corto o medio plazo, en el momento en el que se traslada a la comunidad inversora la percepción de una elevada inflación, el oro, las materias primas o la renta variable vinculada a las materias primas resultan ser una gran cobertura contra la inflación. En este entorno el oro ofrece resultados excelentes. El gran ejemplo para ilustrar esta afirmación es la crisis del 73. Durante las crisis del petróleo, únicamente el oro generó resultados positivos, mientras que los bonos y las acciones se hundieron y la alta inflación destrozó las rentabilidades de estos activos.

The Price Of Gold And Inflation United States 1971 1979

Al mismo tiempo, en contextos en los que la bolsa presenta una elevada volatilidad, los inversores acuden al oro en busca de un activo refugio. Tenemos dos ejemplos claros, el hundimiento bursátil de las punto.com y tras la burbuja subprime. En el primer caso, la bolsa estadounidense se abatió un 49% y el oro ofreció un resultado positivo del 12,4%. En el segundo caso, el desplome bursátil fue del 56,9% y, en ese período, el oro ganó un 9,4%.

Gold Sp500

Sin embargo, toda norma tiene su excepción. Durante la Primera Guerra Mundial, todas las clases de activos obtuvieron resultados negativos, el oro también. Durante la Segunda Guerra Mundial, la renta variable en realidad ofreció buenos resultados debido al repunte de la Gran Depresión tras el desplome de un 80% de la bolsa. Parece que en los grandes conflictos bélicos ni el oro aguanta.

El oro puede tener sentido mantenerlo en cartera en el corto/medio plazo cuando existe la percepción de un repunte inflacionista o una mayor volatilidad en el mercado. De hecho, aquellos inversores que posean oro entre sus inversiones esbozarán una o ambas razones para justificar su exposición.

Sin embargo, si ampliamos miras, y analizamos la realidad del oro a largo plazo, los resultados son totalmente diferentes. Lo que era un activo ganador para vencer la inflación o la alta volatilidad se convierte en el activo que ofrece la rentabilidad real menor (rentabilidad nominal descontando la inflación).

Inflationseriespart4 Chart01

La rentabilidad nominal del oro anualizada a largo plazo es del 2,79% desde 1871. Si descontamos la inflación que ha habido en este periodo, nos quedamos que el oro ofrecería un 0,79% anualizado. En contraste, los bonos y las acciones ofrecerían rentabilidades reales mucho más atractivas, del 2,62% y del 6,73% respectivamente. Por lo que en el largo plazo, el oro pierde todo su sentido como inversión.

En términos generales, las empresas irán ajustando los precios a medida que avanza la inflación. A ello, sumemos que a medida que transcurre el tiempo, las empresas van mejorando los costes de producción y se vuelven más eficientes, de lo contrario, si los costes se incrementaran más que los ingresos terminaría en quiebra. Por ello, las acciones tenderán a largo plazo ser el mejor activo contra la inflación.

Por el contrario el oro, a corto, medio o largo plazo no produce nada. Si somos propietarios de una onza de oro, dentro de un lustro, una década o un siglo nada habrá cambiado. Eso sin tener en cuenta que dependiendo de las cantidades de oro, es probable que imputen los costes de almacenaje.

Autor: Marc Fortuño

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado