Conecta con Minuto5

Espectáculos

La “dictadura” española contra la que merece la pena arriesgar la vida

Publicada

el

La

“Tenemos que defender la libertad como el bien más preciado que tiene el ser humano y por el que bien merece arriesgar la vida. Eso es lo que han hecho los valientes opositores cubanos y venezolanos, eso es lo que haremos la oposición en España”.

Pablo Casado, presidente del PP, 1 de diciembre de 2020

Hace meses que la derecha española juguetea con una idea peligrosa: la del gobierno ilegítimo. Un gobierno contra el que todo vale, pues no cuenta con el respaldo democrático. Un Gobierno “social comunista” al que hay que derribar a cualquier precio. Un Gobierno que quiere romper España, y transformar lo que quede de ella en una dictadura.

Lo dice Vox abiertamente, en cada ocasión. Lo dice con circunloquios Pablo Casado, el líder del PP, que esta semana superó un nuevo límite al comparar al gobierno español con los “regímenes liberticidas” de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Un Gobierno que está poniendo en peligro la libertad, por la que “bien merece arriesgar la vida”. 

“Es lamentable que 30 años después de la caída del Muro de Berlín aún haya que conjurarse para defender las sociedades abiertas frente a sus enemigos” defiende Casado, que usa un verbo con el que no caben muchas interpretaciones. Conjurarse: “Ponerse de acuerdo para hacer algo, especialmente contra el estado o el soberano”.

Es un discurso que conviene repasar, y que solo se puede analizar de dos maneras. 

La primera interpretación es que el líder del PP realmente se cree lo que dice: que la democracia española está en peligro, que va a ser necesario “conjurarse” contra una dictadura comunista, que el Gobierno está derribando todas las instituciones –el Parlamento, la prensa, la Justicia…– y está a punto de encarcelar a los disidentes. O incluso matarlos y por eso la oposición “arriesga la vida” en defensa de la libertad. 

La segunda interpretación es más sencilla: que el propio Pablo Casado no se crea sus palabras. Que toda esta soflama sea solo puro populismo: un discurso demagógico con el que intentar tapar el agujero de votos que desangra al PP a favor de Vox.

¿Es el líder de la oposición un hipócrita? ¿O realmente Casado teme por su vida, y cree que la tendrá que sacrificar en defensa de la libertad?

No está claro cuál de las dos interpretaciones es la real, pero ninguna deja demasiado bien a un líder de la oposición que hace poco más de un mes prometió en la tribuna del Congreso distanciarse de Vox y que ahora de nuevo se deja arrastrar por la ultraderecha. Casado un día reivindica el centro y al siguiente hace un discurso al que Santiago Abascal no le cambiaría ni una letra. 

Es una deriva muy peligrosa, pues está calando en una buena parte de la sociedad. Como esos altos mandos militares retirados, dispuestos a fusilar a “26 millones de hijos de puta” para salvar España. Esos a los que Vox defiende como “nuestra gente”. Porque lo son. Sin ser mayoritarios, la presencia de la extrema derecha entre las fuerzas de seguridad del Estado es un problema real, más allá de este episodio que no es, por desgracia, anecdótico. 

Es difícil imaginar un golpe de Estado militar en la Europa democrática. Pero el riesgo de involución sigue presente, y el fenómeno de la crispación y la polarización sirve a ese propósito. Lo ha vivido el país más rico del mundo, Estados Unidos, que se ha salvado del golpe de Estado que ha intentado Donald Trump porque el resultado electoral fue holgado. No por falta de ganas o de precedentes: George Bush robó la presidencia a Al Gore por una cacicada del Tribunal Supremo estadounidense, que paró el recuento en Florida. Los golpes del siglo XXI se dan siempre en los juzgados.

En España, la última semana ha dejado aún más claro el aislamiento y la frustración de la derecha. El amplio pacto de la izquierda con catalanes y vascos ha configurado una mayoría letal para el PP y Vox, que en el penúltimo trámite parlamentario se han descalificado mutuamente. No solo porque salgan adelante los Presupuestos. También por lo que supone ese acuerdo. 

Tras el fin del bipartidismo, la gobernabilidad del país depende de los partidos catalanes, vascos, valencianos, gallegos… No hay dos Españas: hay tres. Y la llave del Parlamento la tiene esa tercera España periférica con la que la derecha tiene imposible pactar mientras Vox forme parte de sus filas. 

Para la derecha, que los Presupuestos salgan adelante con los votos de Bildu, o de los independentistas catalanes es una provocación intolerable. También genera reticencias entre una buena parte de los votantes del PSOE, a pesar de que ETA hace diez años que no mata y Bildu sea hoy un partido legal y que rechaza la violencia. Pero que la izquierda pueda entenderse con esa tercera España, y que esa mayoría de los Presupuestos sea hoy incluso más amplia que la de la investidura o la moción de censura, es una pésima noticia para el PP. Solo dejando sin derechos políticos a una gran parte de España –considerando que sus representantes no son válidos, o ilegalizando sus votos– esta derecha extrema puede sumar en la España de hoy los apoyos necesarios para gobernar. 

Es el mismo fenómeno que ocurre ya en Francia, donde el Frente Nacional no parece que pueda llegar a la presidencia de la República, a pesar de ser el primer partido del país. Hay una mayoría aún más grande en su contra. Salvo que el PP reabsorba a Vox, salvo colapso histórico de la izquierda, la derecha hoy lo tiene muy difícil para recuperar el Gobierno. 

La amplia mayoría absoluta que este jueves ha aprobado los Presupuestos en el Congreso lleva ahí desde las generales de diciembre de 2015, desde el fin del bipartidismo. Desde entonces, ha habido otras cuatro elecciones generales, pero en todas ellas se ha repetido siempre el mismo esquema: la izquierda y la tercera España sumaban la mayoría absoluta. Si no gobernaron desde 2015 fue por la imposibilidad de entenderse.

La inestabilidad política de los últimos cinco años responde a esa división, hoy en apariencia resuelta. Tras este acuerdo presupuestario, que garantiza la legislatura, entramos en una nueva época. Irónicamente, la amenaza de Vox ha reforzado este acuerdo entre la izquierda y la tercera España. 

Mientras la derecha no modere sus posiciones y pueda volver a pactar con catalanes y vascos, tiene imposible el Gobierno. Paradójicamente, la competición con Vox les está llevando justo al otro extremo. 

Por eso están tan enfadados. Por eso están tan crispados. Por eso ven una dictadura totalitaria a las que combatir donde solo hay un parlamento democrático que representa a la soberanía popular de esa España a la que tanto dicen amar. Una España donde ellos, por sus propios errores, ya no son los que mandan.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Espectáculos

Patricia López Arnáiz, Elena Irureta y Loreto Mauleon triunfan en los Premios Feroz

Publicada

el

03/03/2021

00:01

Cine

Premios Feroz

EITB MEDIA

La vitoriana Patricia López Arnáiz ha recibido el reconocimiento por su papel en la película ‘Ane’, mientras Elena Irureta y Loreto Mauleon han sido premiadas por su trabajo en la serie ‘Patria’.

7:55

Patricia López Arnaiz

Vídeos (2)

La vitoriana Patricia López Arnáiz ha sido galardonada con el premio a la mejor actriz por su papel en la película ‘Ane’ en la octava edición de los Premios Feroz, que se ha celebrado esta noche en el Teatro Coliseum de Madrid.

En la categoría de series, ‘Patria’, que era una de las favoritas con siete nominaciones, se ha quedado con los premios a la mejor actriz protagonista para Elena Irureta y el de mejor actriz de reparto para Loreto Mauleon.

Asimismo, el drama de terror de Juanma Bajo Ulloa, “Baby”, ha obtenido el premio a la mejor música original para Koldo Uriarte y Bingen Mendizabal.

VÍDEO | La alfombra roja de los Premios Feroz

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Bajo Ulloa: “No puedo dejar de ver el mundo como un gran escenario de milagros”

Publicada

el

02/03/2021

10:42

Cine

Premios Goya

Natxo Velez | EITB Media

El director vitoriano está nominado al premio Goya al mejor director por “Baby”, 29 años después de ganar el premio a mejor dirección novel por “Alas de mariposa”.

Noticias (2)

El director y guionista Juanma Bajo Ulloa (Vitoria-Gasteiz, 1967) vuelve a estar nominado para los premios  Goya de la Academia española de Cine, en el apartado de mejor dirección, por “Baby”, perturbadora, evocadora, arriesgada y radical película, también nominada en el apartado de mejor música original (Bingen Mendizabal y Koldo Uriarte).

“Baby”, protagonizada por Rosie Day, Harriet Sansom Harris y Natalia Tena, cuenta, sin diálogos, la historia de una joven adicta que vende su bebé a una matrona dedicada al comercio infantil. Arrepentida, tratará de recuperarlo en un “doloroso y hermoso viaje del temor al amor”.

Hemos aprovechado la nominación para charlar con Bajo Ulloa, un interlocutor siempre elocuente e interesante.

Zorionak, Juanma! ¿Esperabas la nominación a mejor dirección por “Baby”? ¿Cómo has recibido la noticia?

Eskerrik asko. Lo he recibido con cierta sorpresa, porque “Baby” no es exactamente el tipo de cine políticamente correcto que la industria española premia, y se ha estrenado a final de año, cuando las votaciones ya estaban en marcha.

Por eso, es muy de agradecer habernos “colado” y saber que hay académicos que aprecian nuestra pasión por el cine.

“Baby”

Tus películas han obtenido siete premios Goya, has ganado la Concha de Oro… ¿Qué valor das a los premios cinematográficos?

El valor que les otorgas está relacionado con el que le dan los demás. Un premio no suma calidad a una obra ni son siempre justos, pero pueden abrir puertas. Son una tarjeta de presentación que ayuda a convencer al escéptico.

Eso sí, a mi ama, que no es intelectual, simplemente le gustan y punto, y me tiene dicho que no vuelva a casa sin alguno.

Tras su estreno y paso por festivales (Sitges, Seminci…), ¿qué respuesta has recogido por parte de los espectadores de “Baby”? ¿Qué relación tienes con las opiniones de crítica y público sobre tu trabajo?

Es una de mis películas en las que me he sentido más apreciado y he notado más unanimidad. He leído y escuchado cosas especialmente hermosas acerca de “Baby”.

Contamos historias para compartirlas con los otros, para exteriorizar aquello que sentimos pero nos resulta difícil expresar. Por eso, el público es la razón de ser del narrador. Me gusta realizar coloquios y escuchar las interpretaciones de los espectadores. A través de ellos descubro por qué hago las películas.

Ocurre algo similar con la prensa cinematográfica, con la diferencia de que a veces estos sirven a intereses que les delatan.

Juanma Bajo Ulloa, en el set de “Baby”

¿A qué aspiras cuando estrenas una película? 

Aspiro a encontrar mi público, que son aquellas personas con las que puedo conectar emocionalmente sin ser juzgado.

Aspiro a transmitir la vileza y grandeza del alma humana, su fortaleza y fragilidad. Mi productora se llama por algo Frágil Zinema. Es este un cine que exige al espectador una implicación personal, en una época en la que casi todo es superfluo y olvidable. Esto nos perjudica en cada negociación y a cada paso.

 “Baby” es una película personal y formalmente especial; no tiene diálogos, por ejemplo. ¿Te ha costado sacar adelante el proyecto? ¿Qué resistencias te has encontrado con respecto a tu apuesta estilística?

Las resistencias son casi todas, cadenas, festivales y distribuidores, aunque hay excepciones, como Festival Films.

Realizar cine no convencional se ha convertido en una aventura no recomendable, los algoritmos marcan un mercado infantilizado y al servicio de la ideología imperante.

Es una sociedad que usa la ficción del cine para lavar su conciencia con los desfavorecidos, unos que ignora en la vida real. Una industria profundamente conservadora que alardea de progresista.

La película crea una atmósfera sombría y sugerente, en la que, a pesar de todo, se abre paso la belleza. ¿Cómo se busca la belleza en un contexto como el de las adicciones o la trata de personas?

Antes que narrador, soy un observador, y no puedo dejar de ver el mundo como un gran escenario de milagros.

La belleza no está en el interior sino en la mirada, y es nuestra mirada la que decide maravillarse u ofenderse con lo que observa. “Baby” nace como una metáfora sobre la vida y la muerte, un cuento esperanzador que nos descubre que siempre existe otra oportunidad.

Y la esperanza, incluso desde el fondo de un oscuro pozo, solo puede ser bella.

La música compuesta por Bingen Mendizabal y Koldo Uriarte ha recibido varios premios y alabanzas, como el premio a la mejor música en Sitges o la nominación  a los propios Goya. ¿Cómo trabajasteis este apartado de “Baby”? ¿Qué pediste a los músicos?

Siempre inicio el proceso musical muy temprano. En el caso de “Baby”, casi un año antes del rodaje (en noviembre de 2018), Koldo comenzaba a enviarme ideas.

Con Bingen he trabajado en casi todas mis películas, y él ya sabía que lo que les iba a pedir era que me prestaran su alma. Con ella debían vestir a mis personajes, la adicta madre desconectada de su Ser, el hermoso y trágico bebé, y la grotesca familia herida y pavorosa.

Has explicado que detectas un “uso bulímico” de las películas, un exceso de obras que se engullen, se expulsan y no dejan ningún poso. ¿Qué películas te han dejado a ti poso como espectador en este pasado 2020?

En la sociedad occidental, los individuos hemos ido sustituyendo la original conexión natural con nosotros mismos y con nuestro ecosistema por otra artificial cada vez más sofisticada en nombre del “progreso”.

Así hemos terminado conectados a pantallas virtuales en una adicción universal que incluye a los niños, y que resulta muy útil para el Sistema.

Por eso, se fomenta todo aquello que se consume con facilidad, sin dejar huella ni generar debate. En 2020, la película que ha dejado poso estaba fuera de las pantallas, y tiene segunda parte este 2021.

“Baby”

¿Tienes algún proyecto entre manos del que nos puedas hablar?

Tratamos de poner en marcha nuevos proyectos, uno es la gansada “Muerte Mortal (al borde del límite)”, demasiado absurda para explicarla.

La otra es un thriller llamado “El Mal”, que ahonda en nuestra incapacidad para reconocer nuestro inevitable lado oscuro.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Fallece el actor español Enrique San Francisco

Publicada

el

01/03/2021

16:07

Cine

Óbito

N. V. | EITB Media

El interprete, de 65 años, padecía una neumonía bilateral. Fue habitual en películas del director guipuzcoano Eloy de la Iglesia como “Navajeros” y “El pico”.  

El actor español Enrique San Francisco, hospitalizado desde hace semanas con una neumonía bilateral en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ha fallecido hoy a los 65 años de edad, según han confirmado fuentes familiares.

El interprete, con cincuenta y cinco largometrajes, cuarenta obras teatrales y una veintena de series de televisión a sus espaldas, apareció en varias de las películas del director guipuzcoano Eloy de la Iglesia como “Navajeros”, “La mujer del ministro”, “Colegas” y “El pico”.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado