Conecta con Minuto5

Espectáculos

La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano, siempre que la vacunación funcione

Publicada

el

La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano, siempre que la vacunación funcione

La “antigua normalidad”, la vida que conocíamos antes de que llegara la COVID en marzo de 2020, no podrá volver hasta que un porcentaje significativo de la población esté inmunizado, algo que como mínimo no ocurrirá en España hasta finales de verano o principios de otoño de 2021. Los expertos señalan una tasa del 70% de vacunados como necesaria para reducir significativamente los brotes de una enfermedad que ha saturado el sistema sanitario de los países occidentales en proporciones desconocidas en las últimas décadas. Este porcentaje implica una gran campaña de vacunaciones en la que deben implicarse voluntariamente más de 30 millones de personas.

Las primeras dosis contra el coronavirus parecen estar a punto de llegar, y el Consejo de Ministros ha firmado este martes la compra de 73 millones de ellas para empezar a aplicarlas en enero de forma gratuita. Para que esto ocurra, la UE deberá cumplir su previsión de autorizar el 29 de diciembre y el 12 de enero los sueros contra la COVID de Pfizer y Moderna, los dos laboratorios que van más adelantados en esta carrera científico-comercial. Primero tienen que recibir el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento, un requisito que según médicos y científicos garantiza la seguridad de su administración tanto como la de cualquier otro fármaco que se suministre en Europa. Sin embargo, casi la mitad de los españoles, según la última encuesta del CIS al respecto, no estaría dispuesto a inocularse el suero inmediatamente. El Gobierno ha dispuesto 15 grupos de vacunación sucesivos y descarta por el momento hacer obligatoria la medida.

Las previsiones más halagüeñas, que implican que las vacunaciones comiencen en enero para sanitarios, usuarios de residencias y grandes dependientes, suponen que el próximo verano el proceso estaría completado, según el ministro de Sanidad, Salvador Illa. “Tendremos un verano que se acercará mucho a la normalidad, vamos a ver cómo va todo”, dijo el ministro en un programa de televisión emitido este lunes en el que calculaba que “en mayo, junio, podríamos tener 15-20 millones [de personas] inmunizadas”.

Algunos científicos son más cautos, y vaticinan que hasta finales de esa estación o principios de otoño, como mínimo, no será posible relajar las medidas de precaución contra los contagios, algunas de las cuales, como el uso de mascarilla, se podrían quedar entre nosotros mucho tiempo, incluso de forma voluntaria en ciertas ocasiones.

“Siendo muy optimistas y pensando que todo va a ir muy bien, probablemente hasta después del verano del año que viene no podrá haber una inmunidad lo suficientemente alta como para que podamos cambiar de forma significativa las prácticas de protección que estamos teniendo ahora”, afirma el doctor Luis Enjuanes, que dirige uno de los grupos españoles que está buscando una vacuna.

Su colega Vicente Larraga, que dirige otro laboratorio del CSIC con este mismo objetivo, coincide: “Se puede suponer que la gran vacunación, al menos en el mundo occidental, será entre el verano y el otoño de 2021”. A partir de ese momento “se prevé que haya un porcentaje bastante razonable de personas vacunadas, pero tiene que empezar y que no haya problemas”, afirmó en un debate esta semana en la Fundación Alternativas. A su juicio, “hasta que el sistema esté rodado va a pasar un tiempo”. 

El proceso de vacunaciones sin duda va a suponer una carga adicional para la Atención Primaria, que ya pide refuerzos y planificación para la campaña. El sistema está sobrecargado a pesar de que la actual tendencia de los contagios es lentamente descendente tras un preocupante final del mes de octubre. El 4 de noviembre se llegaron a notificar 20.400 nuevos casos, y el primer día de diciembre han sido 8.257. La incidencia acumulada se sitúa este martes en 265,76 casos por cada 100.000 habitantes, y hace un mes (30 de octubre) era de 485,28. Pero la velocidad es lenta y los niveles de incidencia siguen situando a nuestro país en un nivel de “riesgo extremo”, según el semáforo de Sanidad. Estamos a un mes de que comiencen las fiestas navideñas y los expertos advierten del peligro de un rebrote aún más explosivo que el que sucedió a la relajación del verano pasado. Ha habido 1.636.465 casos confirmados de COVID en España desde que empezó la pandemia y 45.511 muertos con coronavirus. En lo que llevamos de año, el “exceso de muertes” respecto a otros años, por COVID y otras causas, es de 63.345, según el Instituto Carlos III.

Para la viróloga Margarita del Val hay otro aspecto que debe tenerse en cuenta para poder dar plazos de “vuelta la normalidad”: que las vacunas protejan o no del contagio, es decir, que no se limiten a reducir o a eliminar los efectos de este virus en quien se vacune, sino que además impida que esa persona, en caso de portarlo, lo pueda transmitir. “Que proteja del contagio o no es determinante para saber si esto se va a ir solucionando o si beneficia en exclusiva a las personas vacunadas”. Es posible que las personas vacunadas puedan infectarse y seguir siendo infecciosas para otras, aunque no experimenten síntomas, y esto es algo que por ejemplo en los ensayos de Pfizer, que habla de un 90% de eficacia, no queda claro, ya que no se somete periódicamente a los voluntarios a pruebas PCR para saber si están infectados o no por el virus SARS-CoV-2.

En todo caso, para Del Val “el objetivo no debe ser volver a la normalidad anterior, debe ser ir a una situación mejor”. Por ejemplo, espera que evolucionemos hacia costumbres como que si experimentamos síntomas de enfermedades infecciosas, “aunque nadie nos obligue, nos pongamos voluntariamente una mascarilla para no toser al resto en la cara, ahora que ya sabemos el impacto que tiene”.

Pero además, otra de las grandes incógnitas de esta gran campaña de vacunación es el porcentaje de población que tiene dudas por la rapidez inusual con la que se han desarrollado los sueros. Los tiempos de elaboración de una vacuna se acortan por varios motivos. En primer lugar, porque las compañías desarrollan en paralelo varias fases que normalmente se realizarían de manera secuencial. En segundo lugar, porque las farmacéuticas empiezan a fabricar “a riesgo” –apoyados por los pagos anticipados de los acuerdos de compra– de forma que pueden disponer de dosis desde el mismo momento en que son autorizadas. Por último, porque para agilizar el proceso de evaluación en una situación de emergencia sanitaria como esta, la Agencia Europea del Medicamento revisa los datos según estén disponibles, en un examen continuado que permite evaluar con rapidez las solicitudes y, al mismo tiempo, garantizar dictámenes científicos sólidos. “De este modo, se acelera en gran medida el proceso de evaluación de la vacuna sin comprometer en ningún momento las condiciones de seguridad para su autorización”, incide el Ministerio de Sanidad.

El Gobierno dice confiar en que el alto porcentaje de otras vacunaciones sea preludio de lo que finalmente pasará con la de la COVID, aunque en muchos casos tiene más que ver con inmunizaciones infantiles que de adultos. Por ejemplo, apenas un 53% de los mayores de 65 se vacuna de la gripe a pesar de ser un grupo de riesgo con esta enfermedad, al igual que los profesionales sanitarios, de los que solo lo hace un 35%. Estos grupos son, precisamente, los primeros en la estrategia de vacunación que se está diseñando.

La epidemióloga Victoria Zunzunegui cree que para llegar a un 70% de cobertura en vacunación “debes tener un sistema de salud pública muy fuerte, del que carecemos”. Recuerda que la Ley General de Salud Pública de 2011 preveía la creación de una Agencia Estatal de Salud Pública con competencias como la vigilancia y promoción de la salud en todo el territorio, algo que aún no existe.

“Hasta que no alcancemos al menos un 70% de inmunidad la probabilidad de brotes no disminuirá drásticamente”, asegura, tal y como se ha demostrado en las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid que monitoriza a través del grupo ActuarCovid. Estos centros residenciales, en toda España, serán los primeros a los que lleguen las primeras vacunas en enero si no hay contratiempos. Junto a ellos se ha definido como prioritaria la vacunación de sanitarios y grandes dependientes. A continuación, y en los siguientes meses, la campaña se irá dirigiendo sucesivamente a la población general mayor de 64 años; personas con patologías; trabajadores en entornos cerrados; vulnerables por su situación socioeconómica; trabajadores esenciales; docentes; niños; adolescentes; adultos y a quien esté previamente inmunizado por haber pasado ya la enfermedad. Una campaña inédita que durará gran parte del año y cuyos resultados podrían suponer el fin de las restricciones para evitar los contagios de COVID que han cambiado la vida cotidiana de prácticamente todo el planeta.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Espectáculos

Patricia López Arnáiz, Elena Irureta y Loreto Mauleon triunfan en los Premios Feroz

Publicada

el

03/03/2021

00:01

Cine

Premios Feroz

EITB MEDIA

La vitoriana Patricia López Arnáiz ha recibido el reconocimiento por su papel en la película ‘Ane’, mientras Elena Irureta y Loreto Mauleon han sido premiadas por su trabajo en la serie ‘Patria’.

7:55

Patricia López Arnaiz

Vídeos (2)

La vitoriana Patricia López Arnáiz ha sido galardonada con el premio a la mejor actriz por su papel en la película ‘Ane’ en la octava edición de los Premios Feroz, que se ha celebrado esta noche en el Teatro Coliseum de Madrid.

En la categoría de series, ‘Patria’, que era una de las favoritas con siete nominaciones, se ha quedado con los premios a la mejor actriz protagonista para Elena Irureta y el de mejor actriz de reparto para Loreto Mauleon.

Asimismo, el drama de terror de Juanma Bajo Ulloa, “Baby”, ha obtenido el premio a la mejor música original para Koldo Uriarte y Bingen Mendizabal.

VÍDEO | La alfombra roja de los Premios Feroz

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Bajo Ulloa: “No puedo dejar de ver el mundo como un gran escenario de milagros”

Publicada

el

02/03/2021

10:42

Cine

Premios Goya

Natxo Velez | EITB Media

El director vitoriano está nominado al premio Goya al mejor director por “Baby”, 29 años después de ganar el premio a mejor dirección novel por “Alas de mariposa”.

Noticias (2)

El director y guionista Juanma Bajo Ulloa (Vitoria-Gasteiz, 1967) vuelve a estar nominado para los premios  Goya de la Academia española de Cine, en el apartado de mejor dirección, por “Baby”, perturbadora, evocadora, arriesgada y radical película, también nominada en el apartado de mejor música original (Bingen Mendizabal y Koldo Uriarte).

“Baby”, protagonizada por Rosie Day, Harriet Sansom Harris y Natalia Tena, cuenta, sin diálogos, la historia de una joven adicta que vende su bebé a una matrona dedicada al comercio infantil. Arrepentida, tratará de recuperarlo en un “doloroso y hermoso viaje del temor al amor”.

Hemos aprovechado la nominación para charlar con Bajo Ulloa, un interlocutor siempre elocuente e interesante.

Zorionak, Juanma! ¿Esperabas la nominación a mejor dirección por “Baby”? ¿Cómo has recibido la noticia?

Eskerrik asko. Lo he recibido con cierta sorpresa, porque “Baby” no es exactamente el tipo de cine políticamente correcto que la industria española premia, y se ha estrenado a final de año, cuando las votaciones ya estaban en marcha.

Por eso, es muy de agradecer habernos “colado” y saber que hay académicos que aprecian nuestra pasión por el cine.

“Baby”

Tus películas han obtenido siete premios Goya, has ganado la Concha de Oro… ¿Qué valor das a los premios cinematográficos?

El valor que les otorgas está relacionado con el que le dan los demás. Un premio no suma calidad a una obra ni son siempre justos, pero pueden abrir puertas. Son una tarjeta de presentación que ayuda a convencer al escéptico.

Eso sí, a mi ama, que no es intelectual, simplemente le gustan y punto, y me tiene dicho que no vuelva a casa sin alguno.

Tras su estreno y paso por festivales (Sitges, Seminci…), ¿qué respuesta has recogido por parte de los espectadores de “Baby”? ¿Qué relación tienes con las opiniones de crítica y público sobre tu trabajo?

Es una de mis películas en las que me he sentido más apreciado y he notado más unanimidad. He leído y escuchado cosas especialmente hermosas acerca de “Baby”.

Contamos historias para compartirlas con los otros, para exteriorizar aquello que sentimos pero nos resulta difícil expresar. Por eso, el público es la razón de ser del narrador. Me gusta realizar coloquios y escuchar las interpretaciones de los espectadores. A través de ellos descubro por qué hago las películas.

Ocurre algo similar con la prensa cinematográfica, con la diferencia de que a veces estos sirven a intereses que les delatan.

Juanma Bajo Ulloa, en el set de “Baby”

¿A qué aspiras cuando estrenas una película? 

Aspiro a encontrar mi público, que son aquellas personas con las que puedo conectar emocionalmente sin ser juzgado.

Aspiro a transmitir la vileza y grandeza del alma humana, su fortaleza y fragilidad. Mi productora se llama por algo Frágil Zinema. Es este un cine que exige al espectador una implicación personal, en una época en la que casi todo es superfluo y olvidable. Esto nos perjudica en cada negociación y a cada paso.

 “Baby” es una película personal y formalmente especial; no tiene diálogos, por ejemplo. ¿Te ha costado sacar adelante el proyecto? ¿Qué resistencias te has encontrado con respecto a tu apuesta estilística?

Las resistencias son casi todas, cadenas, festivales y distribuidores, aunque hay excepciones, como Festival Films.

Realizar cine no convencional se ha convertido en una aventura no recomendable, los algoritmos marcan un mercado infantilizado y al servicio de la ideología imperante.

Es una sociedad que usa la ficción del cine para lavar su conciencia con los desfavorecidos, unos que ignora en la vida real. Una industria profundamente conservadora que alardea de progresista.

La película crea una atmósfera sombría y sugerente, en la que, a pesar de todo, se abre paso la belleza. ¿Cómo se busca la belleza en un contexto como el de las adicciones o la trata de personas?

Antes que narrador, soy un observador, y no puedo dejar de ver el mundo como un gran escenario de milagros.

La belleza no está en el interior sino en la mirada, y es nuestra mirada la que decide maravillarse u ofenderse con lo que observa. “Baby” nace como una metáfora sobre la vida y la muerte, un cuento esperanzador que nos descubre que siempre existe otra oportunidad.

Y la esperanza, incluso desde el fondo de un oscuro pozo, solo puede ser bella.

La música compuesta por Bingen Mendizabal y Koldo Uriarte ha recibido varios premios y alabanzas, como el premio a la mejor música en Sitges o la nominación  a los propios Goya. ¿Cómo trabajasteis este apartado de “Baby”? ¿Qué pediste a los músicos?

Siempre inicio el proceso musical muy temprano. En el caso de “Baby”, casi un año antes del rodaje (en noviembre de 2018), Koldo comenzaba a enviarme ideas.

Con Bingen he trabajado en casi todas mis películas, y él ya sabía que lo que les iba a pedir era que me prestaran su alma. Con ella debían vestir a mis personajes, la adicta madre desconectada de su Ser, el hermoso y trágico bebé, y la grotesca familia herida y pavorosa.

Has explicado que detectas un “uso bulímico” de las películas, un exceso de obras que se engullen, se expulsan y no dejan ningún poso. ¿Qué películas te han dejado a ti poso como espectador en este pasado 2020?

En la sociedad occidental, los individuos hemos ido sustituyendo la original conexión natural con nosotros mismos y con nuestro ecosistema por otra artificial cada vez más sofisticada en nombre del “progreso”.

Así hemos terminado conectados a pantallas virtuales en una adicción universal que incluye a los niños, y que resulta muy útil para el Sistema.

Por eso, se fomenta todo aquello que se consume con facilidad, sin dejar huella ni generar debate. En 2020, la película que ha dejado poso estaba fuera de las pantallas, y tiene segunda parte este 2021.

“Baby”

¿Tienes algún proyecto entre manos del que nos puedas hablar?

Tratamos de poner en marcha nuevos proyectos, uno es la gansada “Muerte Mortal (al borde del límite)”, demasiado absurda para explicarla.

La otra es un thriller llamado “El Mal”, que ahonda en nuestra incapacidad para reconocer nuestro inevitable lado oscuro.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Fallece el actor español Enrique San Francisco

Publicada

el

01/03/2021

16:07

Cine

Óbito

N. V. | EITB Media

El interprete, de 65 años, padecía una neumonía bilateral. Fue habitual en películas del director guipuzcoano Eloy de la Iglesia como “Navajeros” y “El pico”.  

El actor español Enrique San Francisco, hospitalizado desde hace semanas con una neumonía bilateral en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ha fallecido hoy a los 65 años de edad, según han confirmado fuentes familiares.

El interprete, con cincuenta y cinco largometrajes, cuarenta obras teatrales y una veintena de series de televisión a sus espaldas, apareció en varias de las películas del director guipuzcoano Eloy de la Iglesia como “Navajeros”, “La mujer del ministro”, “Colegas” y “El pico”.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado