Conecta con Minuto5

Espectáculos

Nueve comunidades suman más hospitalizados en la segunda ola de coronavirus que en la primera

Publicada

el

Nueve comunidades suman más hospitalizados en la segunda ola de coronavirus que en la primera

Nueve comunidades autónomas suman ya más hospitalizados por COVID-19 en la segunda ola de la pandemia que en la primera. Es la conclusión a la que lleva el análisis de la serie histórica de la Red Nacional de Vigilancia de la Salud Pública, que el jueves actualizó el Ministerio de Sanidad y que llevaba paralizada desde mayo. Para hacer el cálculo, elDiario.es ha considerado que la primera ola duró desde febrero hasta el 21 de junio, día en que finalizó el primer estado de alarma; y la segunda comenzó a partir de ahí y es más larga, puesto que todavía no ha terminado –aunque debe tenerse en cuenta que en junio y julio la tasa de contagio fue muy baja—. 

Las comunidades que han aumentado su número de ingresos durante el segundo periodo respecto al primero, teniendo en cuenta los retrasos de notificación actuales –es decir, puede haber en noviembre más ingresos reales que los reportados hasta ahora–, son: Andalucía (5.455 casos hospitalizados más), Murcia (3.038), Aragón (2.573), Asturias (1.497), Canarias (418), Castilla y León (375), Galicia (286), la Comunitat Valenciana (347) y Extremadura (247). También las ciudades autónomas de Melilla (191) y Ceuta (138) suman más. Cantabria y Baleares no se han tenido en cuenta porque han aportado muchos datos sin fecha concreta asignada. De entre todas, las comunidades que proporcionalmente más aumentan son Murcia (con una subida del 446%), Asturias (con un 127% más) y Aragón (94%).

El resto, incluidas Madrid, Catalunya y Castilla-La Mancha, bajan. Se trata de comunidades que fueron fuertemente golpeadas en primavera, con una ocupación hospitalaria que superó en algunos momentos el 100%; las que crecen respecto a la primera ola no vivieron días tan críticos entonces. Que comunidades como Madrid y Catalunya sobrepasasen aquellos índices sería «gravísimo», por los niveles que implicaría, describen los analistas consultados por elDiario.es.

En el cómputo nacional, las hospitalizaciones están dando un respiro tras una semana que se calificaba de «decisiva», 20 días después de que el Gobierno impusiese el nuevo estado de alarma y con él medidas duras que debían comenzar a notarse ahora en los centros sanitarios, por los ciclos del virus. El porcentaje de ocupación de pacientes COVID-19 en los hospitales ha pasado en 7 días de alrededor del 16% al 14,5%.

Esta situación dispar entre territorios era previsible desde el punto de vista epidemiológico. El estudio de seroprevalencia que lideró el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) reveló que en primavera solo el 5,2% de la población había estado en contacto con la COVID-19, pero ese porcentaje subía, por ejemplo, al 11,4% en la Comunidad de Madrid, y al 7,4% en Barcelona; y bajaba al 1,6% tanto en Asturias como en Murcia. No había inmunidad de grupo en ningún lugar, pero la directora de aquel estudio –pionero en Europa, y que tiene en estos momentos en curso una segunda parte–, Raquel Yotti, ya vaticinaba en julio que esa diferencia entre provincias era «significativa» y que en algunos lugares había «un porcentaje de población vulnerable mucho más alto» y que ese hecho podía constituir «un factor relevante y que module la curva epidémica y el impacto en las provincias en siguientes oleadas».

Algunos expertos consultados corroboran la explicación del fenómeno meses después. Pere Godoy, presidente saliente de la Sociedad Española de Epidemiología, lo sintetiza: «Hay una parte de la población que ya ha pasado la enfermedad y que, aunque no haya inmunidad de grupo, puede actuar de alguna manera como barrera. Quiere decir que en Madrid hay menos personas susceptibles de acabar en el hospital porque lo han pasado más personas y, salvo casos de reinfecciones muy raras y muy excepcionales, no van a acabar otra vez así de graves. También por el mismo motivo hay menos personas que participan en las cadenas de transmisión. Y claro, mucha menos gente susceptible de morir, porque mucha en riesgo murió en la primera ola». Godoy lo llama «efecto corte», «el comportamiento diferente entre comunidades que han estado muy afectadas primero, y las que les ocurre al revés».

La medida de confinamiento drástico en todo el país a partir del 14 de marzo actuó en alguna medida de forma «previsora», subraya Godoy, en muchos territorios que por entonces no estaban tan afectados como Madrid o las áreas de influencia de Madrid, y Barcelona. En el mismo sentido apunta Daniel López Acuña, ex director de Acción Sanitaria de la OMS: «Lo que hace esa medida es interrumpir la movilidad y lograr una penetración del virus mucho menor en algunas zonas. Las benefició en ese sentido». López Acuña, también asesor del gobierno de Asturias, lo achaca a eso pero recuerda que hay más motivos por los que esa comunidad está peor: él defiende que el hecho de que el Gobierno central no autorizara ahora el confinamiento que pedía el Gobierno regional ha disparado los datos. «Es un problema que está en otras comunidades»; y también sostiene que influye tener una población envejecida.

El patrón se ha repetido en otros países, con sus propias idiosincrasias y matices, a nivel nacional, local e hiperlocal. La República Checa, por ejemplo, logró sortear bien al virus entre marzo y mayo, pero ahora es uno de los países con más incidencia del continente. En el norte de Italia se originó la extensión del virus por Europa, y el área de Milán fue la que más sufrió sus primeros efectos; en otoño, regiones del sur como Nápoles, que quedaron prácticamente a salvo en primavera, están padeciendo gravemente ahora el coronavirus. Y en España, recuerda Pere Godoy, hay residencias de ancianos en las que el SARS-CoV-2 no logró entrar en el primer momento y ahora están siendo golpeadas, mientras otras que tuvieron muchos pacientes entonces ahora lo están esquivando mejor. Esa variabilidad se ve también en otros indicadores, como el exceso de mortalidad: Andalucía, Murcia, Galicia, Canarias y Baleares superan los registros de la primera ola, y Aragón y Asturias los igualan.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Espectáculos

El Festival de Cine y Derechos Humanos premia «Bienvenidos a Chechenia»

Publicada

el

30/04/2021

13:04

Cine

San Sebastián

N. V. | EITB Media

La película de David France ha obtenido el Premio del Público al Mejor Largometraje y el premio Amnistía Internacional.

La 18ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián ha hecho público este mediodía su palmarés.

La película “Bienvenidos a Chechenia” (Welcome to Chechnya; EE. UU., 2020), de David France, ha obtenido el Premio del Público al Mejor Largometraje y también el premio Amnistia Internacional.

Se trata de un documental que sigue los pasos de un grupo de activistas que ponen en riesgo su vida para enfrentarse al represivo movimiento anti-LGBTQ que impera en la república rusa.

“Confinés dehors” (Francia, 2020), de Julien Goudichaud, por su parte, se ha hecho con el Premio del Jurado Joven al Mejor Cortometraje.

Esta tarde (18:00) se celebra la entrega de premios en el Teatro Victoria Eugenia, tras la que se proyectará la película de clausura, Petit pays (Francia-Bélgica, 2020), de Éric Barbier.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Ritxi Lizartza: «“Apaiz kartzela” no dejará frío a nadie»

Publicada

el

28/04/2021

12:35

Cine

Entrevista

Natxo Velez | EITB Media

Los directores Ritxi Lizartza, Oier Aranzabal y David Pallarès presentan el documental “Apaiz kartzela” en el Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián.

En los últimos años del franquismo, entre los años 1968 y 1976, 53 curas, la mayoría de ellos vascos, fueron encarcelados en la prisión de Zamora. Xabier Amuriza, Josu Naberan, Juan Mari Zulaika, Julen Kaltzada, Periko Solabarrieta y otros muchos religiosos fueron castigados en la cárcel convenida entre el Vaticano y Franco, la única en el mundo solo para sacerdotes, por denunciar las tropelías de la dictadura.

Los directores Ritxi Lizartza, Oier Aranzabal y David Pallarès han recogido en el documental “Apaiz kartzela” las peripecias de estos hombres, desde su intento de excavar un túnel para escapar a su tentativa, en 1973, de incendiar la cárcel. Además, han vuelto con algunos de ellos a esa prisión.

El guion de la película, en la que participa EITB, es obra de Martin Etxeberria, Xabier Etxeberria, Jon Mikel Aldanondo y Mielanjel Elustondo, y Joserra Senperena se ha ocupado de la música. Hemos hablado con Lizartza sobre la película que se estrena en el Festival de Cine y Derechos Humanos.

¿Qué camino habéis recorrido a través de la memoria para hacer esta película contra el olvido? ¿A qué fuentes habéis recurrido?

La cárcel para curas de Zamora estuvo abierta entre 1968 y 1976. Es una historia desconocida y que no se ha contado. Así que hemos querido narrar este capítulo importante de nuestra memoria histórica para que las nuevas generaciones tengan constancia de esta cárcel fundamentada en el concordato entre Franco y el Vaticano.

Para ello, hemos recopilado audios, vídeos y una extensa documentación de aquella época, y hemos realizado 35 entrevistas, porque los recuerdos de los propios curas son la memoria más precisa, cercana y creíble. 

Hay que recordar que estuvieron allí 53 curas, 35 de ellos vizcaínos y 8 guipuzcoanos. Y hemos buscado opiniones diferentes: un funcionario de la prisión de aquella época, periodistas, expertos… El viaje a Zamora ha sido la mejor manera de rememorar aquella época.

En general, ¿con qué estado de ánimo dieron su testimonio los expresos?

Hemos recibido una ayuda ingente por parte de los curas. Ellos también querían contar esa historia, porque la sienten muy viva. Muestra de ello es que 16 de esos curas se han sumado a la querella de Servini contra las tropelías del franquismo.

La manera de rememorar su historia, por su parte, ha partido más desde la emoción que desde la rabia o el dolor. Se han emocionado al contarnos sus vivencias, han recuperado los hechos de aquella época y lo que sufrieron en Zamora desde la emoción. Son reseñables la amistad y la solidaridad que hay entre ellos.

Y cuando llegamos a Zamora, los sentimientos explotaron. Creemos que la película, en tanto en cuanto muestra el dolor que sufrieron, recoge desde muy dentro todo lo sentido y ocurrido.

¿Qué tipo de sucesos se cuentan en la película?

El eje principal es la visita a la cárcel, pero lo que más nos ha emocionado han sido sus testimonios: la persecución, torturas, malos tratos y detenciones que sufrieron. Hemos vestido esos duros momentos con las creíbles y preciosas animaciones de Kote Camacho.

¿Cómo se hilvana todo para mostrarlo en la pantalla?

Hemos conseguido audios y vídeos de la época, las cartas de los curas, documentos, fotos y mucho más material; también hemos recogido, además de las entrevistas, el notable rastro que dejó su actividad en la prensa, y, como te he dicho, las animaciones han aportado una gran calidad al corte final.

Un fragmento ha sido grabado en la propia cárcel de Zamora, donde volvisteis con algunos de los curas que estuvieron recluidos allí. ¿Cómo fue el trabajo administrativo para conseguir grabar allí y cómo vivisteis el retorno de los expresos?

Fue muy difícil conseguir el permiso para entrar a la cárcel de Zamora, pues está cerrada desde 1995 y es imposible entrar. Pero finalmente lo logramos, y hemos dispuesto de la ayuda de las instituciones públicas para hacer un rodaje con la mayor calidad posible.

Todo aquel que vea el film podrá ver la experiencia por la que pasaron los curas al entrar 50 años más tarde a la cárcel y revivir in situ todos los malos tratos que sufrieron en su juventud por condenar la represión del franquismo, no dejará frío a nadie.

¿Qué futuro le deseáis a “Apaiz kartzela” más allá del Festival de Cine y Derechos Humanos?

Nuestra intención es que haga su recorrido por festivales, y, después, por un lado, queremos estrenarlo en cines, y por otro, que haga su circuito pueblo a pueblo, para poder dar voz a los protagonistas además de ver la película.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

«Ilargi guztiak» abrirá el festival Fant

Publicada

el

27/04/2021

13:31

Cine

7-16 de mayo

N. V. | EITB Media

El Festival de Cine Fantástico de Bilbao arrancará el 7 de mayo con el largometraje dirigidio por Igor Legarreta y protagonizado por Haizea Carneros, Josean Bengoetxea e Itziar Ituño.

Noticias (1)

El Festival de Cine Fantástico de Bilbao, Fant, celebrará su vigésima séptima edición entre los próximos 7 y 16 de mayo con un total de 73 proyecciones y 12 largometrajes a concurso en su sección oficial.

Además de los premios Fant 2021 al mejor largometraje, mejor guion y dirección más innovadora, el festival entregará su premio de honor al director Jaume Balagueró («Darkness», «REC», «Mientras duermes», «Los Sin Nombre») y el galardón Fantrobia como figura emergente en el género fantástico al productor, guionista y director Lluís Quílez.

El Fant combinará los actos presenciales en los cines de la Alhóndiga y otras salas con la proyección de parte de la programación por Internet a través de la plataforma Filmin.

El festival se iniciará el viernes 7 de mayo con una gala inaugural en el Teatro Campos Eliseos que acogerá el estreno de «Ilargi Guztiak. Todas las lunas», dirigido por Igor Legarreta con la participación de EITB y protagonizado por Haizea Carneros, Josean Bengoetxea eta Itziar Ituño.

En la sección oficial del festival competirán 12 películas, y la clausura correrá a cargo de la película «Anything for Jackson», de Justin G. Dyck, estreno estatal.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado