Conecta con Minuto5

Espectáculos

“Mi obsesión ha sido mostrar en imágenes espacios y vivencias ocultas”

Publicada

el

La cineasta pamplonesa Arantza Santesteban presenta “918 gau”, proyecto de película en su fase final, en la sección WIP Europa del Zinemaldia.

Además de las películas ya terminadas, aquellas que están por hacer o en proceso de creación también tienen su hueco en los festivales de cine, lugar de encuentro de todos los agentes que rodean a las películas. La sección WIP Europa del Zinemaldia, por ejemplo, muestra películas en fase de postproducción a productores, distribuidores, agentes de ventas y programadores de festivales que pudieran ayudar a estas obras en su camino a la gran pantalla.  

Precisamente, en esta sección es en la que Arantza Santesteban (Pamplona, 1979), historiadora, cineasta e investigadora audiovisual, presenta “918 gau”, un trabajo en el que pasa por el tamiz del lenguaje cinematográfico experimental el recuerdo de las casi mil noches pasadas en prisión condenada por un delito de terrorismo a causa de su actividad política en un partido ilegalizado.

Hemos hablado con Santesteban para saber más sobre su proyecto.

“918 gau” está en fase de postproducción. ¿En qué punto exacto se encuentra?

En este momento, la película está en su fase final. Es complicado decir en qué punto exacto nos encontramos porque los tiempos para hacer una película son diferentes en cada proyecto, y todavía no sé concretamente en qué punto del final estoy. De todas formas, aún me quedan algunas cosas por rodar, hay que mejorar el sonido, hacer la gráfica, la música. Aún queda trabajo.

Arantza Santesteban, durante el rodaje de “918 gau”

¿Qué encontrarán los productores, distribuidores y programadores que vean tu película en San Sebastián?

Los profesionales que asistan a la proyección se encontrarán, como te digo, con una película sin terminar; de todas maneras, se trata de una muestra valida para captar los pormenores de la película. El fondo de la película está ahí: podrán ver cómo va a ser la película, aunque con todas las imperfecciones propias de un boceto.

Como autora, ¿te es difícil mostrar una creación provisional, algo que no es exactamente aquello que tienes en la cabeza?

Sí, mostrar algo que no está terminado sí que tiene algo de incómodo. En un proceso creativo, nunca estás segura del todo con los pasos que vas dando; y mostrar tu trabajo a diferentes profesionales en esa situación te puede colocar en una posición vulnerable.

De todas formas, los festivales de cine cada vez cuentan con más secciones work in progress, y los profesionales que participan en ellas saben que lo que están viendo no es una película terminada, sino un trabajo en su fase final. En ese sentido, estoy bastante tranquila.

¿Cómo se evita la tentación de seguir dando más vueltas a un proyecto que lleva tantos años en tu cabeza? ¿Cuándo querrías acabar la película?

Quiero terminar la película este año, no quisiera alargarlo más. Tengo otros proyectos y quehaceres, y quisiera terminar la película antes de acometerlos.

Pero, como dices, es difícil establecer un final definitivo. En el caso de esta película, siempre he sentido que alargarlo demasiado iba en detrimento del proyecto: ha pasado ya tiempo desde que sucediera lo que cuento en la película, y, de alguna manera, tengo la necesidad de dar por terminada la pulsión surgida en un momento concreto.  

De cualquier modo, no soy una profesional del cine, en los últimos años he trabajado en la gestión cultural, y poder combinar todo ha sido verdaderamente laborioso. Así que ya me toca terminar.

¿Qué esperas de los representantes de la industria cinematográfica que verán tu película?

Más que esperar algo concreto, me gustaría que vieran cómo respira la película. Esta película cuenta algo muy concreto, un punto de vista propio sobre el conflicto que hemos vivido en Euskal Herria, desarrollado a través de un lenguaje cinematográfico experimental. Por un lado, me interesa conocer qué  acogida puede tener eso por parte de la industria cinematográfica europea.

Por otro lado, algunos circuitos del sistema de producción cinematográfica están muy estructurados, y el camino que estas películas hacen por los festivales puede empezar hoy en día por las secciones WIP (work in progress). El interés y la visibilidad de algunas películas toman fuerza en este tipo de secciones. Además, también existe una dotación económica para poder terminar la película, y, tal y como están las cosas, ese premio siempre es importante para los cineastas.

¿Cuándo decidiste que querías llevar a la pantalla tu experiencia de hace diez años?

La necesidad de hacer esta película surgió hace unos tres años. Al abrir la caja en la que guardaba cartas y diferentes documentos de mi época en la cárcel (pasé años sin abrirla), me di cuenta de la fuerza de ese archivo. La caligrafía, los dibujos, su contenido… Entonces, vi muchas películas posibles, de manera que comencé a crear la mía propia.  

Para entonces ya había hecho un par de películas y me rondaba la inquietud de dónde se encontraba para mí la fuerza del cine. Pensando sobre el poder del cine, en aquella época me preguntaba si el cine sirve para reforzar los estereotipos o, por el contrario, sirve para cuestionarlos. En mi caso, quería cuestionar los estereotipos de las principales narraciones políticas, y, para ello, pensé que la cinematografía que entonces  tenía presente podía ser una buena manera de hacerlo.

En el aspecto formal, ¿cómo se lleva a la pantalla un espacio que suele estar fuera e incluso excluido del imaginario como es la cárcel? ¿Qué propuesta visual hace la película?

En el caso del proyecto “918 gau”, mi obsesión ha sido mostrar a través de imágenes espacios y vivencias que suelen permanecer ocultos. ¿Cómo se cuenta el sistema carcelario y la vida dentro de él sin caer en las estrategias habituales y sin reforzar los estereotipos?

Por un lado, he usado mi propio archivo de cartas e imágenes y, por otro, he grabado de manera bastante intuitiva otras imágenes que me han surgido en el proceso. Esta película es un trabajo experimental, en el que cuento la vida en la cárcel y los pensamientos que me han surgido en ese camino.

¿Qué futuro le auguras a la película?

Me gustaría que la película hiciera un buen camino, en su medida. Creo que en el sistema cinematográfico existe demasiado espacio para la vanidad y hay quien se emborracha de su obra. Esta película es muy humilde, muy honesta con aquello que cuenta. He pensado mucho la película, me ha costado mucho hacerla y lo que más me gustaría sería que funcionara bien, en su medida. No tengo pretensiones demasiado elevadas, pero tampoco demasiado pequeñas. Se trata de una película honesta, y quisiera que funcionara en su honestidad.

En 2017 también estuviste en el Zinemaldia con el cortometraje “Euritan”, dirigido junto a Irati Gorostidi. ¿Cómo vives el Zinemaldia?

El Zinemaldia es una oportunidad magnífica para los cineastas locales. Yo siempre me he sentido muy cuidada en este festival y he tenido una relación muy cercana con él. Como espectadora lo he disfrutado mucho, y como cineasta he tenido una relación muy bonita con la gente que trabaja en diferentes secciones del festival.  

Septiembre tiene algo especial: además de ser el final del verano, el Zinemaldia se convierte en una cita ineludible.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Espectáculos

La Semana de Cine Documental exhibirá en Vitoria 4 largometrajes y 3 cortos

Publicada

el

Se proyectarán, entre otros, “Awlad, hesiak gainditu”, “El infierno” y “Muga deitzen da pausoa”.

La sexta edición de la Semana de Cine Documental Vasco se desarrollará entre el lunes 26 y el viernes 30 en Vitoria, donde se podrán ver cuatro largometrajes y tres cortos producidos por profesionales vascos.

Esta cita cultural, organizada por Fundación Vital y con entrada libre en la sala Dendaraba, contará con una variada temática: desde el drama de los refugiados de guerra, la emigración, hasta los viajes, la cárcel, el euskera y el comercio de armas.

La Semana comenzará el lunes 26 con la proyección de “Awlad, hesiak gainditu”, un documental dirigido por Ane Irazabal y Cosimo Caridi, que narra la vida de cuatro niños refugiados que han dejado atrás la violencia de sus países de origen.

El martes será el turno de “Bai, bagara!”, de Larraitz Zuazo, sobre la emigración de los vascos, y el miércoles se dedicará a la proyección de los tres cortometrajes: “Orbainak”, de Jorge Moneo; “Artiko”, de Josu Venero y Jesus Mari Lazkano, y “El infierno”, de Raúl de la Fuente.

La cuarta jornada estará protagonizada por el documental “Muga deitzen da pausoa”, de Maider Oleaga, sobre  la vida de Elbira Zipitria, que durante la dictadura franquista creó una escuela clandestina en euskera.

La Semana de Cine Documental Vasco concluirá el viernes con “Gerra hemen hasten da”, de Joseba Sanz, que gira en torno al comercio de armas.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

España, en sus peores datos de la segunda ola: bate récord semanal de contagios, fallecidos, hospitalizados e ingresos en UCI

Publicada

el

España, en sus peores datos de la segunda ola: bate récord semanal de contagios, fallecidos, hospitalizados e ingresos en UCI

España se encuentra sus peores datos de la segunda ola de la pandemia de la COVID-19. En la última semana se han añadido 92.236 nuevos positivos, 5.802 hospitalizados, 496 pacientes en UCI y 1.006 fallecidos. Además, este martes, la cifra global de decesos desde el inicio de la pandemia ha superado los 34.000.

El Ministerio de Sanidad ha registrado hoy 13.873 nuevos casos de coronavirus, de los que 5.314 se han diagnosticado en el último día. La comunidad que más ha sumado de toda España en el balance de este martes es Catalunya, con 2.692 (330 entre ayer y hoy). En total, desde el inicio de la pandemia se han infectado 988.322 personas confirmadas por test.

Andalucía es la segunda comunidad que más contagios ha reportado este martes: 2.534, de los que 386 se han detectado en las últimas 24 horas. Tras ella, se sitúan Madrid, con 1.742 y 1.358; la Comunitat Valenciana, con 1.318 y 81, y Castilla y León, con 987 y 36.

Respecto a los fallecidos, las autoridades sanitarias han añadido 218 al balance desde marzo, que se sitúa en los 34.210. De ellos, 553 han muerto con fecha de los últimos siete días.

Sigue subiendo el total de hospitalizados por el coronavirus: se ha incrementado en 1.222 y ya alcanza las 164.041 personas. En la última semana se han dado 3.784 ingresos en todo el país. Las comunidades con más casos son Castilla y León (628), Andalucía (615) y Madrid (530). La cuarta región con más casos es Aragón (348) y la única que reporta menos de diez es la ciudad autónoma de Ceuta (tres).

También se incrementan los enfermos que requieren de tratamiento en unidades de cuidados intensivos: son 110 más entre el balance de ayer y el de hoy y el total se sitúa en los 14.767. De ellos, 283 se han producido en los últimos siete días. Castilla y león es la región con más casos (40), seguida de Murcia (30), Galicia y la Comunitat Valenciana (29 cada una) y de Canarias y Andalucía (25 ambas). El resto reporta menos de una veintena de pacientes en UCI y la ciudad autónoma de Ceuta no ha tenido ninguno.

La incidencia acumulada sube con fuerza en 13 de las 19 comunidades y ciudades autónomas. Destaca Navarra, que este martes ha superado los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Tras ella, se sitúa Melilla, con 844; La Rioja, con 554; Aragón, con 541 o Castilla y León, con 503.

Por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, el umbral con los que el Gobierno decretó el estado de alarma en la Comunidad de Madrid, se encuentran, Madrid (431); Ceuta (390); Catalunya (377); Euskadi (370); la Región de Murcia (359); Castilla-La Mancha (344), Extremadura (303), Andalucía (284) y Asturias (260).

El resto se sitúan por debajo de los 200 casos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, aunque las incidencias siguen siendo elevadas. De hecho, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha expresado en numerosas ocasiones que ninguna de las regiones del país se encuentra en el “nivel ideal” de contagios, que se sitúa en “50-60 por cada 100.000”.

El titular de Sanidad, Salvador Illa, ha comparecido este martes tras el consejo de ministros para dar cuenta de la situación de la pandemia en España. “La segunda ola ya no es una amenaza, es una realidad”, ha comenzado, tras repasar los datos nacionales y europeos. Después, el ministro ha confirmado que no va a extender el estado de alarma sobre la Comunidad de Madrid impuesto para limitar la movilidad, que expira el sábado.

Pero este martes, el Gobierno regional ha pedido en público que el Gobierno central les ayude a establecer un ‘toque de queda’ en la región de la medianoche a las seis de la mañana. Y esa “es una medida que hemos visto que se aplica en algunos países europeos” pero que, de nuevo “requiere de un estado de alarma”, “por la información jurídica de la que disponemos, no bastaría con la Ley sanitaria de 1986”. En cualquier caso “vamos a analizarlo” y, “estudiarlo” con las comunidades, se ha comprometido Illa. “Es una decisión que ni mucho menos está tomada”, pero “estamos abiertos a todo”. 

Por otro lado, en Castilla y León, la Junta ha extendido otros 14 días el cierre perimetral establecido el 7 de octubre en León, Palencia y San Andrés del Rabanedo (León). La prolongación se produce tras no haber bajado la incidencia acumulada y los municipios, por tanto, continuarán confinados hasta el 3 de noviembre, por lo menos, puesto que la orden entra en vigor esta medianoche.

Además, en Cantabria, el Gobierno aprobará esta semana un “paquete de medidas” para “limitar la actividad social” ante el importante aumento de contagios por COVID-19, entre ellas limitar aforos y reducir el número de personas que pueden compartir una actividad social, que ahora se sitúa en diez.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Illa avisa a Madrid de que un toque de queda “requiere un estado de alarma”, pero se abre a estudiarlo con las comunidades

Publicada

el

Illa avisa a Madrid de que un toque de queda

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comparecido tras el consejo de ministros de este martes para dar cuenta de la situación de la pandemia en España en España, “la segunda ola ya no es una amenaza, es una realidad” . El ministro ha confirmado que no va a extender el estado de alarma sobre la Comunidad de Madrid, que expira el sábado. Este martes, la Comunidad de Madrid ha pedido en público que el Gobierno les ayude a imponer un ‘toque de queda’ en la región de la medianoche a las seis de la mañana. “Es una medida que hemos visto que se aplica en algunos países europeos”, ha dicho Illa, pero ha recordado que “requiere de un estado de alarma”. En cualquier caso “vamos a analizarlo” con las comunidades, se ha comprometido. Illa ha comentado sobre esta petición que con ella “constato una evolución” en la percepción de la pandemia “acorde” con la situación de Madrid. “Es una decisión que ni mucho menos está tomada”, pero “la ha tomado algún otro país”.

“Si decidiéramos ir por ese camino sería muy importante saber qué grupos estarían dispuestos a apoyarla en el Congreso de los Diputados, concretamente el Partido Popular”, ha incidido luego. Porque además sería necesario “prolongarla más allá de 15 días, o al menos tener la posibilidad”, ha recordado, así que saber la “posición política” de los partidos sería “muy relevante”. El Gobierno, como ha hecho en esta última ocasión, puede decretarlo unilateralmente, pero para alargarla más allá de ese periodo necesita el apoyo de la mayoría parlamentaria.

Illa interviene en rueda de prensa dos días antes de que se celebre el Consejo Interterritorial con todos los consejeros de Sanidad en el que espera aprobar un acuerdo que establezca umbrales mínimos de incidencia, a medir con otros factores, a partir de los cuales se impongan medidas comunes en cada territorio. El toque de queda en algunos supuestos podría ir finalmente en ese documento, aunque el borrador filtrado la semana pasada no lo incluía. Estaba prevista para el miércoles –el día que suele celebrarse–, pero ha adelantado que esta vez será el jueves.

Lo que ha pedido Illa es el “esfuerzo” de todos los ciudadanos para dos cosas: limitar la movilidad y limitar los contactos, “las dos claves para frenar” la COVID-19. De esa manera, ha defendido, podrá controlarse sin tomar “limitaciones legales”, aunque en algún caso igualmente sean “necesarias”. Al lado de Illa tras el consejo de ministros estaba la ministra portavoz, María Jesús Montero. El presidente Pedro Sánchez ha viajado a Roma para reunirse con su homólogo italiano Giussepe Conte inmediatamente después de la reunión.

El ministro ha anunciado también que España ha obtenido autorización para cerrar los contratos para la compra de la vacuna que tiene la Comisión Europea con la empresa AstraZeneca, que desarrolla la Universidad de Oxford. “Si todo va bien”, es decir, si la vacuna pasa todos los controles y se cumplen los plazos, recibirán 3 millones de dosis en diciembre hasta llegar a 31 en junio, suficiente para vacunar a 15 millones de personas. Costará a España entre 56 y 76 millones de euros.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado