Conecta con Minuto5

Video

RadarCOVID esquiva un error que habría dejado la app inservible en los iPhone

Publicada

el

Autor: Alberto R Aguiar

Solo ha pasado una semana desde que la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial liberó el código de RadarCOVID. Gracias a esto, se ha evitado un primer susto.

En el argot informático, “liberar” el código implica enseñar públicamente cómo se ha escrito el funcionamiento y el desarrollo de un programa informático. En este caso, el de la aplicación nacional que ayuda a rastrear contactos y prevenir contagios y rebrotes de coronavirus: RadarCOVID.

El susto en concreto fue cómo la nueva actualización de RadarCOVID, que dejaba la aplicación en su versión 1.0.6, modificaba una línea de código para que la app se comunicase con un servidor obsoleto con el que se realizan las pruebas, y no con el servidor oficial, configurado para que en él se almacenen los datos de los contactos entre positivos por COVID-19.

Asegúrate de actualizar la app RadarCOVID

El primer aviso lo dio un usuario de GitHub, la plataforma en la que el Ejecutivo liberó el código de la app la semana pasada. Solo 3 horas después, uno de los desarrolladores del programa avisó de que ya se había solucionado el problema y enviado una actualización urgente a la App Store de Apple, para que los usuarios de iPhone no tuviesen mayores problemas.

Tu app funcionará correctamente en iPhone si está en la versión 1.0.7.

Este error habría dejado la app inservible para los usuarios de iPhone; algo fatal, ya que los contagios se pueden dar en cualquier momento y la aplicación ya ha sido descargada por más de 3 millones de usuarios, según asegura la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, el organismo público responsable de la plataforma.

El desarrollo y lanzamiento de la app española de rastreo de contactos ha sido en todo momento controvertido. En mayo, Apple y Google confirmaban el lanzamiento de un protocolo de compatibilidad por el cual autorizaban a las autoridades públicas de cada país el desarrollo de una aplicación para que los usuarios se rastreasen entre sí mediante un sistema Bluetooth de bajo consumo.

La premisa es que si te cruzas por la calle con alguien, tu teléfono y el suyo compartirán una serie de códigos encriptados. Si ese “alguien” acaba comunicando en la app haber dado positivo por COVID-19 y tú estuviste cerca de él a menos de un metro y medio de distancia durante más de quince minutos, recibirás una alerta en tu teléfono en la que se te avisará de que has podido verte expuesto a un contagio.

La app todavía no está integrada en todas las comunidades autónomas. Madrid ya tiene la plataforma, sin embargo todavía no han comenzado a aprovecharla —depende de los sistemas sanitarios autonómicos entregar unas contraseñas con las que los usuarios podrán comunicar en la app que han sido contagiados de coronavirus—.

El ‘susto’ se ha esquivado gracias a la colaboración de la comunidad de desarrolladores española, que de forma desinteresada están compartiendo sugerencias y propuestas para mejorar y fortalecer la app de rastreo.

No obstante, varios de estos expertos han compartido sus impresiones en las redes sociales y algunos han mostrado su decepción al comprobar cómo el Gobierno ha compartido el código: de golpe —por lo que no se puede estudiar cómo fue el desarrollo paso a paso— y utilizando unos repositorios espejo.

Los ‘verdaderos’ repositorios siguen ocultos, y sobre ellos trabajan los autores de RadarCOVID en sus actualizaciones.

Esto lo han descubierto varios desarrolladores al comprobar cómo algunas de sus sugerencias incluidas en las nuevas actualizaciones de la app incluyen pequeñas erratas que revelan que estas se han realizado manualmente, y no de forma automática.

El Gobierno ha publicado el código de la app, pero ha ocultado los verdaderos repositorios sobre los que se está trabajando. Esto genera opiniones enfrentadas entre varios desarrolladores.

Sergio Carrasco es consultor jurídico y técnico en Fase Consulting. Explica que el hecho de que los repositorios publicados no sean los mismos sobre los que el Gobierno está trabajando “es algo que se ha venido criticando” desde que se liberó el código hace una semana.

La idea de que el desarrollo sea público y el código sea accesible es que haya una concordancia entre el código que se ve y al que se está aportando, con la versión que después se verá disponible en las plataformas“, detalla. “Además, como el titular del repositorio puede aprobar los Pull Requests [las sugerencias], no hay ninguna causa que justifique tenerlos por separado“.

A juicio de Carrasco, esto crea una “apariencia de desconfianza” en la comunidad y “la percepción es negativa”. “Al final no puedes comprobar que el código que estás viendo sea el que se está utilizando en la app”. La explicación que tiene este experto para esta forma de proceder es “falta de práctica”. “No se está tan acostumbrado a desarrollar apps en código abierto y que los repositorios estén accesibles”. En este caso, la app RadarCOVID ha sido desarrollada por la multinacional española Indra por un contrato de más de 300.000 euros. “Imagino que la empresa trabajará con sus propios repositorios por un lado y el Gobierno lo que hará será ir pasando las nuevas versiones a los repositorios públicos“.

“Todo esto se debería haber especificado a la hora de hacer el contrato”, mantiene.

No opina lo mismo Marta Beltrán, la coordinadora del Grado de Ingeniería de la Ciberseguridad y directora del Máster de Ciberseguridad y Privacidad de la Universidad Rey Juan Carlos. Beltrán firmó un manifiesto firmado por académicos y expertos que animaban a introducir “una serie de pautas en desarrollos de software destinados a servir al público“. “Estas pautas describen elementos imprescindibles para implementar procesos abiertos que permitan a la sociedad participar en la integración de nuevas tecnologías en la administración desarrolladas con dinero público”.

La diferencia entre la transparencia y convertir RadarCOVID en un proyecto “colaborativo”

El manifiesto no hablaba de que se abriera el código específicamente“, matiza la propia Beltrán. “La gente se ha centrado mucho en el código de la app, que es una cosa que me preocupa hasta cierto punto. Nadie está pensando en los protocolos, en la criptografía o en la integración de los 17 sistemas sanitarios autonómicos con la plataforma. Es posible que esta integración sea la parte crítica de la app, porque los servicios autonómicos sí manejan información esencial o crítica“.

Sobre el hecho de que se hayan publicado repositorios distintos a los que están en producción, Marta Beltrán detalla que el Gobierno ha cumplido. “Lo que dijo es que iba a abrir el código, no que este fuese un proyecto colaborativo de desarrollo”. “Puedes entrar a discutir si hubiera sido conveniente o beneficioso que se dejara contribuir a la comunidad a hacer auditorías abiertas, pero lo que dijeron que iban a hacer es lo que han hecho“, apunta.

Separar un entorno de desarrollo de uno de staging es algo muy habitual por temas de seguridad“. “La gente no puede esperar que un desarrollador cualquiera proponga un cambio de código y este se vea reflejado en la app de millones de españoles”, incide.

A Beltrán sí le gustaría, no obstante, algo más de hincapié en la colaboración. Ella es profesora e investigadora universitaria. “En España hay gente con la suficiente formación y experiencia como para poder aportar en muchos proyectos del estilo, y es triste que siendo funcionarios de la propia administración, siendo servidores públicos, se acabe recurriendo a empresas privadas“.

A lo mejor muchos servidores públicos podíamos ayudar a hacer mucho mejor el trabajo o a colaborar de alguna manera“, detalla. “Pero si haces procesos tan cerrados y tan pocos transparentes, los dejas fuera“.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Business Insider

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Video

El record que establecerá el Joker de Jared Leto en el nuevo montaje de ‘Liga de la Justicia’

Publicada

el

Joker, el supervillano de Gotham salido de la imaginación de Bill Finger, Bob Kane y Jerry Robinson para el número de Batman publicado en abril de 1940, es el enemigo más icónico y terrible del hombre murciélago. Porque su psicopatía, voluntad sádica, ánimo sencillamente destructivo y comportamiento imprevisible le hacen especial. Un modo de ser que, con más o menos fortuna y hasta el momento, cinco intérpretes han plasmado con sus encarnaciones en el mismo número de largometrajes de acción real. Si bien el trabajo que se considera más definitorio del personaje es el de Mark Hamill (Star Wars) en Batman: La serie animada (Bob Kane, Bruce W. Timm, Eric Radomski y Paul Dini, 1992-1995).

El californiano ha repetido prestándole su voz en las películas derivadas Batman: La máscara del fantasma (Timm y Radomski, 1993) y Batman del futuro: El regreso del Joker (Curt Geda, 2000) y otras series de DC. Pero a los que hemos visto en pantalla grande son César Romero (La cena de los acusados) en Batman (Leslie H. Martinson, 1966), Jack Nicholson (Mejor… imposible) en la película homónima (Tim Burton, 1989), Heath Ledger (Brokeback Mountain) en El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008), Jared Leto (Las posibles vidas de Mr. Nobody) en Escuadrón Suicida (David Ayer, 2016) y Joaquín Phoenix (Señales) en Joker (Todd Philips, 2019).

liga de la justicia zack snyder jared leto joker
Warner Bros.

Solo Heath Ledger y el último en encarnarle han sido galardonados con un premio Oscar por su recital interpretativo, a título póstumo en el caso del primero, cuyo filme se estrenó casi seis meses después de su muerte. Aunque dos de cinco no está nada mal para un mismo personaje. Sin embargo, es Jared Leto el que se dispone a establecer un humilde record al retomar a su Joker en el nuevo montaje de Liga de la Justicia (Zack Snyder, 2021): se convertirá en el único actor que se ha puesto en la piel de supervillano de Gotham en dos ocasiones. Hasta que Joaquín Phoenix haga exactamente lo mismo en la posible secuela de Joker, por supuesto. Y puede parecer una minucia pero, tratándose del archienemigo del superhéroe, resulta curioso que no haya pasado antes.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: César Noragueda

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

El cargador MagSafe pasa por la mesa de iFixit y nos muestra sus entrañas

Publicada

el

Los iPhone 12 y iPhone 12 Pro finalmente están llegando a las manos de sus compradores. Una de las principales novedades de esta generación es el renovado MagSafe, el cual promete carga inalámbrica para los nuevos terminales gracias a su sistema de imanes. De hecho, el funcionamiento es bastante similar a la propuesta del Apple Watch. iFixit, la reconocida web de teardowns, recibió dicho accesorio y no han perdido el tiempo para revelar sus entrañas.

Desde luego, esta la primera vez que vemos el interior del MagSafe. Antes de abrir el cargador, iFixit lo sometió a los rayos X y lo primero que destaca es la bobina de carga, misma que ocupa casi todo el cuerpo del accesorio. En toda la circunferencia podrás observar un completo arreglo de imanes para “pegarse” a los iPhone 12. La cantidad es suficiente para asegurar una correcta adherencia con los smartphones.

MagSafe
MagSafe
MagSafe

Curiosamente, la única manera de revelar las entrañas del MagSafe es retirando la superficie central en color blanco. iFixit dice que el pegamento usado por Apple es muy resistente; precisamente para evitar que nosotros los mortales inspeccionemos el interior del producto. Al levantar la bobina de carga, su parte trasera muestra una pequeña placa de circuitos. Ojo, porque aparentemente el cargador queda inservible después del teardown.

Si hacemos una comparación con el cargador del Apple Watch, resulta interesante ver que el interior del MagSafe tiene un diseño totalmente diferente. El cambio más significativo es la disposición de los imanes, ya que el accesorio del reloj inteligente solo tiene uno ubicado en la parte central, y su tamaño es reducido. Seguramente esto tiene que ver en que el Apple Watch, al ser un dispositivo más pequeño respecto al iPhone, no necesita más imanes en su cargador.

Cargador Apple Watch

El MagSafe apunta al éxito en ventas

Es muy probable que el MagSafe se convierta en uno de los accesorios más vendidos de Apple durante el último trimestre de 2020. Más allá de ser una novedad para el terminal de la manzana, no hay que olvidar que los iPhone 12 no incluyen cargador con entrada USB-C. Sus compradores tendrán que usar el de la anterior generación, o bien, comprarlo por separado. El MagSafe puede ganar muchas ventas por este motivo.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Ebenizer Pinedo

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

Los huevos de pascua en los carteles de la segunda temporada de ‘The Mandalorian’

Publicada

el

Con el próximo estreno de la segunda temporada de The Mandalorian (Jon Favreau, desde 2019) en Disney Plus, se ha lanzado carteles promocionales en los que podemos encontrar varios huevos de pascua en forma de grafiti, recopilados por K. J. Minzner en Screen Rant. “Cada uno de los carteles presenta al menos la cara de un gamorreano, una criatura alienígena parecida a un cerdo que se ve en la trilogía original de Star Wars”, dice el periodista. Eran los protectores del palacio de Jabba, el Hutt en El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983). Y es que, en el tráiler del nuevo ciclo, vemos a Din Djarin (Pedro Pascal) visitando “un ring de lucha donde dos gamorreanos se enfrentan”.

Por otra parte, los carteles de The Mandalorian incluyen así mismo lo que podría ser la cara de un tusken raider, el miembro de “un grupo de alienígenas nómadas que viven en planetas desérticos como Tatooine”; la de un aqualish, a uno de los cuales le cortó un brazo Obi-Wan Kenobi (Alec Guinness) en la cantina de Mos Eisley durante Una nueva esperanza (George Lucas, 1977), con la tachadura del símbolo de la prohibición; el dibujo de un gran pájaro estelar de la Alianza Rebelde de Star Wars justo detrás de Cara Dune [Gina Carano], que tiene tatuado bajo el ojo izquierdo porque a ella perteneció.

the mandalorian disney plus posters huevos de pascua

Pero también “una pluma o un tallo de trigo” que “se parece mucho al escudo de la familia” de Boba Fett, que usaba el propio cazarrecompensas en su armadura icónica y que “se ha convertido a estas alturas en un símbolo para todos los mandalorianos”. Y mensajes en aurebesh, “el alfabeto ficticio de Star Wars, utilizado para escribir galáctico básico, el idioma más común en la galaxia”. Junto a Din Djarin se lee “vida”, y a un lado de Cara Dune, “tú ganas” o “tú deseas”. Y todos estos grafitis tal vez signifiquen que Sabine Wren, una artista mandaloriana de Star Wars Rebels (Simon Kinberg, Carrie Beck y Dave Filoni, 2014-2018) que los realiza, se unirá a The Mandalorian en esta segunda temporada.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: César Noragueda

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado