Conecta con Minuto5

Espectáculos

‘Ane’ y ‘Hil kanpaiak’, películas en las que participa EiTB, estarán en New Directors

Publicada

el

Ambas participarán en la sección New Directors del 68 Festival de San Sebastián con otras cinco óperas prima y cuatro segundas películas.

Noticias (1)

Ane de David Pérez y Hil kanpaiak (Campanadas a muerto) de Imanol Rayo, películas en las que ha participado EiTB, participarán en la sección New Directors del 68 Festival de San Sebastián con otras cinco óperas prima y cuatro segundas películas, producidas o coproducidas por Brasil, China, Corea del Sur, Japón, Vietnam, Francia, Holanda, Irlanda, Polonia, Reino Unido, Rusia y España.

Los títulos que competirán por el Premio Kutxabank-New Directors se han dado a conocer este martes en una rueda de prensa en la que el director del certamen, José Luis Rebordinos, ha dicho que entre quienes debutan en el largometraje hay cuatro cineastas con proyectos gestados, premiados o programados anteriormente en el Festival de San Sebastián.

Es el caso de la realizadora Isabel Lamberti, acude con La última primavera y el bilbaíno David Pérez con Ane, dos trabajos con producción española, al igual que Hil kanpaiak (Campanadas a muerto), segundo largometraje del navarro Imanol Rayo, los tres ya anunciados la semana pasada cuando se presentaron las películas españolas de esta edición, que se celebrará del 18 al 26 de septiembre.

El brasileño Joâo Paulo Miranda Maria, mostrará Casa de antiguidades, una espiritual y fantástica historia que capta las tensiones sociales y raciales del Brasil actual.

Por su parte, el ruso Grigory Kolomytsev, que participó en las residencias de Ikusmira Berriak del centro de cultura contemporánea donostiarra Tabakalera en 2018, narra en Chupacabra el hallazgo de una criatura mística por parte de un niño.

También figura entre los debutantes la coreana Kim Mi-jo, que acude con Gull, historia de una mujer madura víctima de una violación.

El realizador chino Xingyi Dong se estrena con Slow Singing (Las notas del tiempo), cuyo personaje principal es un hombre que vuelve a su pueblo natal tras salir de la cárcel, mientras que la francesa Suzanne Lindon dirige y protagoniza 16 printemps (Spring Blossom), el relato de una joven que se debate entre el amor por un hombre mayor que ella y el disfrute de su vida adolescente.

Entre las segundas películas, además de la dirigida por Imanol Rayo, concursa Limbo, del escocés Ben Sharrock, que pasó por New Directors en 2015 con Pikadero.

Tras lograr eco internacional con su ópera prima, Silent Night, el polaco Piotr Domalewski estará por primera vez en el Zinemaldia con I Never Cry, un filme acerca de una joven que viaja a Irlanda para recuperar el cuerpo de su padre, muerto en un accidente laboral.

Una situación similar es la del japonés Akio Fujimoto, que con Passage of Life ganó dos premios en la sección Asian Future del Festival Internacional de Tokio y en su segundo trabajo, Along the Sea, sigue a una mujer vietnamita que escapa de su puesto de aprendiz técnica y empieza a trabajar ilegalmente en Japón para mantener a su familia.

En la rueda de prensa también ha participado Ainhoa Arruabarrena, directora de la Red Gipuzkoa de Kutxabank, entidad que ha renovado su patrocinio con el Festival, al que destina 50 000 euros para el premio New Directors.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Espectáculos

“Mi obsesión ha sido mostrar en imágenes espacios y vivencias ocultas”

Publicada

el

La cineasta pamplonesa Arantza Santesteban presenta “918 gau”, proyecto de película en su fase final, en la sección WIP Europa del Zinemaldia.

Además de las películas ya terminadas, aquellas que están por hacer o en proceso de creación también tienen su hueco en los festivales de cine, lugar de encuentro de todos los agentes que rodean a las películas. La sección WIP Europa del Zinemaldia, por ejemplo, muestra películas en fase de postproducción a productores, distribuidores, agentes de ventas y programadores de festivales que pudieran ayudar a estas obras en su camino a la gran pantalla.  

Precisamente, en esta sección es en la que Arantza Santesteban (Pamplona, 1979), historiadora, cineasta e investigadora audiovisual, presenta “918 gau”, un trabajo en el que pasa por el tamiz del lenguaje cinematográfico experimental el recuerdo de las casi mil noches pasadas en prisión condenada por un delito de terrorismo a causa de su actividad política en un partido ilegalizado.

Hemos hablado con Santesteban para saber más sobre su proyecto.

“918 gau” está en fase de postproducción. ¿En qué punto exacto se encuentra?

En este momento, la película está en su fase final. Es complicado decir en qué punto exacto nos encontramos porque los tiempos para hacer una película son diferentes en cada proyecto, y todavía no sé concretamente en qué punto del final estoy. De todas formas, aún me quedan algunas cosas por rodar, hay que mejorar el sonido, hacer la gráfica, la música. Aún queda trabajo.

Arantza Santesteban, durante el rodaje de “918 gau”

¿Qué encontrarán los productores, distribuidores y programadores que vean tu película en San Sebastián?

Los profesionales que asistan a la proyección se encontrarán, como te digo, con una película sin terminar; de todas maneras, se trata de una muestra valida para captar los pormenores de la película. El fondo de la película está ahí: podrán ver cómo va a ser la película, aunque con todas las imperfecciones propias de un boceto.

Como autora, ¿te es difícil mostrar una creación provisional, algo que no es exactamente aquello que tienes en la cabeza?

Sí, mostrar algo que no está terminado sí que tiene algo de incómodo. En un proceso creativo, nunca estás segura del todo con los pasos que vas dando; y mostrar tu trabajo a diferentes profesionales en esa situación te puede colocar en una posición vulnerable.

De todas formas, los festivales de cine cada vez cuentan con más secciones work in progress, y los profesionales que participan en ellas saben que lo que están viendo no es una película terminada, sino un trabajo en su fase final. En ese sentido, estoy bastante tranquila.

¿Cómo se evita la tentación de seguir dando más vueltas a un proyecto que lleva tantos años en tu cabeza? ¿Cuándo querrías acabar la película?

Quiero terminar la película este año, no quisiera alargarlo más. Tengo otros proyectos y quehaceres, y quisiera terminar la película antes de acometerlos.

Pero, como dices, es difícil establecer un final definitivo. En el caso de esta película, siempre he sentido que alargarlo demasiado iba en detrimento del proyecto: ha pasado ya tiempo desde que sucediera lo que cuento en la película, y, de alguna manera, tengo la necesidad de dar por terminada la pulsión surgida en un momento concreto.  

De cualquier modo, no soy una profesional del cine, en los últimos años he trabajado en la gestión cultural, y poder combinar todo ha sido verdaderamente laborioso. Así que ya me toca terminar.

¿Qué esperas de los representantes de la industria cinematográfica que verán tu película?

Más que esperar algo concreto, me gustaría que vieran cómo respira la película. Esta película cuenta algo muy concreto, un punto de vista propio sobre el conflicto que hemos vivido en Euskal Herria, desarrollado a través de un lenguaje cinematográfico experimental. Por un lado, me interesa conocer qué  acogida puede tener eso por parte de la industria cinematográfica europea.

Por otro lado, algunos circuitos del sistema de producción cinematográfica están muy estructurados, y el camino que estas películas hacen por los festivales puede empezar hoy en día por las secciones WIP (work in progress). El interés y la visibilidad de algunas películas toman fuerza en este tipo de secciones. Además, también existe una dotación económica para poder terminar la película, y, tal y como están las cosas, ese premio siempre es importante para los cineastas.

¿Cuándo decidiste que querías llevar a la pantalla tu experiencia de hace diez años?

La necesidad de hacer esta película surgió hace unos tres años. Al abrir la caja en la que guardaba cartas y diferentes documentos de mi época en la cárcel (pasé años sin abrirla), me di cuenta de la fuerza de ese archivo. La caligrafía, los dibujos, su contenido… Entonces, vi muchas películas posibles, de manera que comencé a crear la mía propia.  

Para entonces ya había hecho un par de películas y me rondaba la inquietud de dónde se encontraba para mí la fuerza del cine. Pensando sobre el poder del cine, en aquella época me preguntaba si el cine sirve para reforzar los estereotipos o, por el contrario, sirve para cuestionarlos. En mi caso, quería cuestionar los estereotipos de las principales narraciones políticas, y, para ello, pensé que la cinematografía que entonces  tenía presente podía ser una buena manera de hacerlo.

En el aspecto formal, ¿cómo se lleva a la pantalla un espacio que suele estar fuera e incluso excluido del imaginario como es la cárcel? ¿Qué propuesta visual hace la película?

En el caso del proyecto “918 gau”, mi obsesión ha sido mostrar a través de imágenes espacios y vivencias que suelen permanecer ocultos. ¿Cómo se cuenta el sistema carcelario y la vida dentro de él sin caer en las estrategias habituales y sin reforzar los estereotipos?

Por un lado, he usado mi propio archivo de cartas e imágenes y, por otro, he grabado de manera bastante intuitiva otras imágenes que me han surgido en el proceso. Esta película es un trabajo experimental, en el que cuento la vida en la cárcel y los pensamientos que me han surgido en ese camino.

¿Qué futuro le auguras a la película?

Me gustaría que la película hiciera un buen camino, en su medida. Creo que en el sistema cinematográfico existe demasiado espacio para la vanidad y hay quien se emborracha de su obra. Esta película es muy humilde, muy honesta con aquello que cuenta. He pensado mucho la película, me ha costado mucho hacerla y lo que más me gustaría sería que funcionara bien, en su medida. No tengo pretensiones demasiado elevadas, pero tampoco demasiado pequeñas. Se trata de una película honesta, y quisiera que funcionara en su honestidad.

En 2017 también estuviste en el Zinemaldia con el cortometraje “Euritan”, dirigido junto a Irati Gorostidi. ¿Cómo vives el Zinemaldia?

El Zinemaldia es una oportunidad magnífica para los cineastas locales. Yo siempre me he sentido muy cuidada en este festival y he tenido una relación muy cercana con él. Como espectadora lo he disfrutado mucho, y como cineasta he tenido una relación muy bonita con la gente que trabaja en diferentes secciones del festival.  

Septiembre tiene algo especial: además de ser el final del verano, el Zinemaldia se convierte en una cita ineludible.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

La Gala EiTB estrenará esta noche un adelanto de la serie ‘Alardea’

Publicada

el

Será la noche de la miniserie producida por K2000 para EiTB en el Victoria Eugenia, a las 21:30. Hoy también se podrán ver dos nuevos films vascos: ‘Atarrabi et Mikelats’ y ‘Talento’.

Hoy se podrá ver la nueva miniserie de EiTB en el Festival de Cine de San Sebatián, dentro de la Gala EiTB: Alardea. El acto comenzará a las 21:30, en el Teatro Victoria Eugenia. Será proyectado un montaje de especial de la miniserie producida por K2000.

Itziar Ituño, Carmen Climent, Klara Badiola e Iñigo Aranburu se han puesto a las órdenes del director David Pérez Sañudo para contar una historia sobre la polémica en torno a los alardes. Pérez Sañudo también ejerce de director, guionista y productor en su primer largometraje, Ane, que compite este año en New Directors.

La vida de la profesora de infantil Amaia sufrirá un vuelco cuando la asociación de mujeres de su pueblo pretenda desfilar en el alarde tradicional. Implicarse en este tema es algo que podría enfrentarla con su comunidad y con su familia, y tomar una decisión supondrá un gran dilema para ella. La lucha también implica el reencuentro de Amaia con su madre, Edurne; de hecho, nunca ha perdonado que su madre antepusiese su implicación a favor del alarde mixto a los intereses de la familia. Y no está dispuesta a que se repita la misma historia con su marido y su hija, que participarán en el tradicional.

Inspirado libremente en un conflicto que lleva 25 años generándose en torno a este desfile festivo de importante arraigo en nuestra sociedad, Alardea plantea temas universales y de plena actualidad como el choque entre generaciones, la presión social que se ejerce en las poblaciones pequeñas, y la lucha de la mujer por alcanzar el mismo reconocimiento y visibilidad que el hombre. En otoño podrá verse en las pantallas de EiTB.

En el Kursaal, en la Gala RTVE, será el estreno de Explota explota, del uruguayo Nacho Álvarez, ambientada en la España de los 70 y contada mediante canciones de Raffaella Carrà.

Además, se presentarán dos películas vascas en Zinemira. En Atarrabi et Mikelats, el director Eugene Green trae una historia sobre la diosa Mari. Confiará a sus dos hijos de padre mortal al Diablo para su educación. Cuando alcanzan su mayoría de edad, Mikelats decide quedarse con el maestro, mientras que Atarrabi, huye, pero el Diablo consigue retener su sombra.

Atarrabi et Mikelats.

El bilbaíno David González Rudiez cuenta en Talento una historia sobre un director de cine de guerrilla. A raíz de una improbable subvención, reaparecerá un antiguo proyecto que pondrá su vida patas arriba: hacer al fin una película comercial, con dinero.

En Horizontes Latinos, la argentina Clarisa Navas cuenta la historia de amor entre las jóvenes Iris y Renata: Las mil y una.

En Zabaltegi-Tabakalera se podrán ver dos nuevas películas: Noche perpetua (Pedro Peralta) y The trouble with being born (Sandra Wollnerr).

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

El cine vasco se reivindica en el Zinemaldia

Publicada

el

En una cuidada y dinámica gala, la directora de casting Sara Bilbatua ha recibido el premio Zinemira por su carrera y el programa de ETB “La noche de…” ha sido homenajeado por sus 25 años en antena.

Noticias (1)

Vídeos (1)

El cine vasco se ha revindicado, desde su humildad, este martes en el Zinemaldia de San Sebastián, en la Gala del Cine Vasco que ha acogido el teatro Victoria Eugenia de la capital guipuzcoana. En un acto diseñado con mimo por el coreógrafo Jon Maya y el escritor Harkaitz Cano, la danza y la música en directo se han combinado con un repaso a la cosecha de películas de este año y con sendos premios recogidos por la directora de casting Sara Bilbatua y el programa de ETB “La noche de…”.

Parafraseando una vieja canción de Mikel Laboa, las actrices Aia Kruse y Jone Laspiur, que han ejercido de presentadoras del evento, han incidido en la fragilidad del cine vasco, pero se han preguntado desde el escenario si acaso esa propia debilidad no dota a nuestro cine de una mayor sensibilidad. Precisamente, a continuación se han repasado en la gran pantalla tras el escenario los 21 títulos vascos que se proyectan estos días en el Festival de San Sebastián, muestra de que pese a esa fragilidad nuestro cine sigue muy vivo.

25 años de “La noche de…”

A continuación, ha tomado el escenario del teatro Victoria Eugenia el actor y presentador de Radio Euskadi Galder Pérez, quien ha pedido un aplauso para Félix Linares, presente en la gala y cara visible del espacio de Euskal Telebista “La noche de…”, que cumple un cuarto de siglo en las pantallas (“casi tanto como el cine vasco contemporáneo”, según ha enfatizado Perez).

Linares ha agradecido los aplausos desde su butaca (ha sido una gala sin ningún tipo de contacto físico, por razones evidentes), y ha mostrado su esperanza de que “sigamos viendo películas que nos hagan felices”.

Sara Bilbatua, premio Zinemira

La gran protagonista de la noche, la directora de casting eibartarra Sara Bilbatua, ha recibido el premio Zinemira, que cada año honra la trayectoria de un profesional vasco del cine, de manos de Aizpea Goenaga, ya que José Luis Rebordinos, director del certamen, no ha podido asistir a la gala.

Emocionada, Bilbatua ha dado las gracias al Zinemaldia, a las asociaciones de productores Ibaia y EPE/APV, a EiTB y a Zineuskadi, y ha animado a las mujeres a dirigir, producir y, sobre todo, escribir más películas “para conseguir una sociedad mejor”.

Además, ha dado también las gracias a su familia y a todos los actores y actrices, “cuyo trabajo y talento admiro”. Bilbatua sucede en el palmares de este premio a profesionales como Imanol Uribe, Elías Querejeta, Álex Angulo, Juanba Berasategi y Karmele Soler.

“Bizimina”

Para terminar la gala, una vez apagadas las luces del teatro Victoria Eugenia, se ha proyectado “Bizimina”, una obra de 29 minutos que hibrida cine documental y danza. La película, dirigida por Pablo Iraburu, Migueltxo Molina y Jon Maya, muestra a través de una serie de piezas independientes, “las emociones que tanto nos cuesta expresar estos días: la distancia, la añoranza del otro, el deseo, el sentimiento de comunidad, la impotencia, el aislamiento, el desconcierto, la esperanza…

“La coreografía construye un relato que sirve para confortar y acompañar en este tiempo incierto”, según los autores de “Bizimina”.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado