Conecta con Minuto5

Economía

El dilema de subir los precios en el sector servicios

Publicada

el

El dilema de subir los precios en el sector servicios

Un factor fundamental en un negocio es la fijación de los precios. Y, al contrario de lo que mucha gente cree, el precio no tiene tanto que ver con el coste. El precio tiene que ser aquél que maximice el beneficio. Si es demasiado alto, se venderán menos unidades, si es demasiado bajo no se está aprovechando todo el potencial.

Buscar este precio siempre complicado y además el mercado es dinámico. En general existe inflación y por lo tanto los precios suelen ir adaptándose a ella, más que nada porque los costes son crecientes y si no se hace nada el beneficio tiende a disminuir. Pero pocas empresas hacen pruebas para determinar si realmente están maximizando el beneficio sino que suelen llevarse por incrementos en una época determinada del año.

Los precios en las economías avanzadas

Curiosamente en las economías avanzadas llevamos al menos una década con una masa monetaria muy alta. Esto normalmente implica altas inflaciones pero no ha sido así. Los precios de los productos se han contenido por la importación de economías menos avanzadas y esto (junto al paro generado en la crisis) ha hecho que los salarios no crezcan.

¿Dónde ha ido, por tanto, toda esta masa monetaria? A los activos. No hay más que ver las subidas de bolsa o de precios inmobiliarios para ver dónde ha ido a parar todo ese dinero inyectado por los bancos centrales.

Curiosamente los precios de los servicios, donde no hay casi competencia exterior ya que suelen ser muy locales, también han sido relativamente moderados, seguramente por la poca presión inflacionista de los salarios. Al final si la gente no gana más dinero un fontanero no puede cobrar más, pues se queda sin clientes y no es capaz de maximizar beneficios. Y quien dice fontanero dice restaurante u hotel, por ejemplo.

¿Entraremos en una espiral inflacionaria que haga que los temores por la elevada masa monetaria creada por los bancos centrales se hagan, por fin, ciertos?

Por tanto vivimos en un mundo donde los precios no crecen apenas. Y las inercias son importantes. Hay eventos históricos que demuestran que en épocas de hiperinflación, aunque los gobiernos corrijan sus actuaciones, es muy complicado parar la espiral de subidas de precios pues las rutinas de subir los precios todos los días (o todas las horas) son difíciles de detener.

Con la tendencia actual pasa lo mismo. Aunque se hayan tenido las condiciones necesarias para elevar los precios algo más de lo que estamos acostumbrados, la rutina, la inercia, aconseja a las empresas a no hacerlo.

La crisis del covid lo pone todo patas arriba

Sin embargo la crisis del Covid-19 ha cambiado radicalmente el panorama. Por un lado ha dejado sectores enteros con un parón de dos meses en seco, y una reactivación tímida en muchos casos. Pero por otro ha creado unos costes más altos debido a las medidas de higiene que hay que adoptar. El panorama es desolador.

Esto hace que muchos negocios tengan que replantearse su política de precios de una forma mucho más radical a la que venían acostumbrados. Ya hay algunos indicadores (como por ejemplo el importe de las propinas en restauración) que indican que muchos consumidores están dispuestos a asumir precios más altos.

Por tanto muchos negocios están en el momento de determinar si se pueden subir los precios y así volver a situarse en el punto de maximizar beneficios. Esto, que es algo que habría que probar con cierta frecuencia, seguramente lleve sin hacerse bastantes años.

Subir los precios siempre es un riesgo pues si no sale bien es complicado dar marcha atrás y recuperar clientes. Pero con los costes crecientes es complicado no hacerlo.

También es cierto que puede haber negocios que, independientemente de los precios, nunca lleguen a la rentabilidad en la nueva situación en la que nos encontramos. Dichos negocios deben reducirse o cerrar, no queda otra.

¿Veremos llegar inflaciones más altas en el futuro? ¿Entraremos en una espiral inflacionaria que haga que los temores por la elevada masa monetaria creada por los bancos centrales se hagan, por fin, ciertos? Solo nos queda esperar para saberlo.

Publicado en: Ir a la fuente

Autor: Alejandro Nieto González

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Economía

La deuda global se dispara para luchar contra el coronavirus

Publicada

el

La deuda global se dispara para luchar contra el coronavirus

A escala global, a día de hoy no se ha conseguido doblar la curva de nuevos casos diarios en la expansión del COVID-19. La epidemia sigue su ritmo de propagación sin detenerse.

Tenemos el caso de Estados Unidos que parecía haber conseguido doblar la curva, pero el número de nuevos casos diarios ha ido repuntando en las últimas semanas reflejando nuevos récords.

Img 20200713 005050

En los países emergentes existe también un grave problema el número de nuevos casos, especialmente en Brasil e India que junto a Estados Unidos lideran los países con mayor número de casos confirmados.

Los gobiernos están tratando de dar respuesta a esta situación a través de mayores recursos que vienen de la mano del déficit público. Y es en ese punto en el que el FMI está advirtiendo que estos paquetes fiscales masivos y nuevos préstamos están amenazando ya las calificaciones crediticias y la sostenibilidad de muchos presupuestos.

Pensemos que, por un lado, veremos una fuerte contracción de la actividad económica y consecuentemente, de los ingresos fiscales, junto con un considerable apoyo fiscal por parte de los gobiernos que se prevé que con todo ello la deuda pública mundial alcance más del 100% del PIB en este año.

La previsión actual es que el PIB global se hundirá un 4,9% en 2020, unas consecuencias que empequeñecen incluso a la crisis financiera global entre 2008 y 2009. El estancamiento del crecimiento llevaría a China a un modesto crecimiento del 1%, a un desplome de Estados Unidos del 8% y al derrumbe más absoluto de la eurozona con una contracción del 10%, con España e Italia sufriendo el mayor golpe con un derrumbe del 12,8%.

Screenshot 20200713 011155 Adobe Acrobat

Y a esta contracción del PIB le sumamos el incremento de los déficits públicos. Se espera que el promedio del déficit fiscal global se dispare hasta el 14% del PIB en 2020. La razón es que espera que los estabilizadores automáticos de los impuestos y la protección social ayuden a amortiguar la caída de los ingresos de los hogares durante la recesión, pero también que contribuyan a un tercio del aumento de los déficits en promedio. En particular, se prevé que los ingresos del gobierno caigan más que los que se hunden las economías.

Por todo ello, nos encontramos con que, a escala global, al finalizar el año alcanzaríamos el máximo histórico del 101,5% del PIB (subida de 19 puntos de la ratio frente al PIB en un año) y, para el año siguiente, llegaríamos al 103,2% del PIB.

Screenshot 20200713 011915 Adobe Acrobat

Para las economías avanzadas, el organismo internacional espera que la deuda pública llegue al 130% del PIB, unos niveles récord, ya que si tenemos en cuenta el periodo de la Segunda Guerra Mundial, el pico llegó al 120%.

Eckdrznxoaai1qh

Muchos países desarrollados son los impulsores principales del incremento de deuda global, han llegado a la conclusión de que este aumento el gasto público y, por lo tanto, de los niveles de deuda pública es la opción preferible frente a una destrucción generalizada de la capacidad productiva durante la epidemia.

Para poner un ejemplo concreto, la emisión de deuda pública bruta se disparo a nivel récord de más de 2,1 billones de dólares en el mes de marzo, lo que supone más del doble del promedio entre los años 2017 y 2019 que fue de 0,9 billones de dólares.

La situación puede ser verdaderamente problemática para muchos países porque carecerían de apoyo de capital disponible para hacer frente a ese evento extraordinario, por lo tanto la expansión del virus tendría serías dificultades para ser controlado.

Este desafío por parte de los gobiernos nos lleva a que la trayectoria de la deuda y los déficits está sujeta a una gran incertidumbre y podría subir en un escenario adverso si la actividad económica decepciona debido a un resurgimiento de las infecciones o si los pasivos contingentes de un gran apoyo de liquidez se materializan cuando las condiciones de financiación se hacen más estrictas.

No podemos descartar en el futuro más inmediato una nueva expansión del virus que ponga en tensión a los presupuestos públicos de diferentes países y que presenten problemas para financiarse. Hablamos de una crisis de deuda en la que los países se ven atados por la incapacidad de pedir dinero para refinanciar los vencimientos y afrontar los gastos para el año en curso.

Publicado en: Ir a la fuente
Autor: Marc Fortuño

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

Así es la crisis del coronavirus comparada con la de la gripe española

Publicada

el

Así es la crisis del coronavirus comparada con la de la gripe española

La gripe española ha sido considerada como la epidemia de referencia del pasado siglo por lo devastadora que ha sido en número de víctimas. Es una de la epidemia de referencia de la humanidad, solo superada por la peste negra que se produjo en toda Europa entre 1348 y 1351.

Tenemos por un lado el estudio de Patterson y Pyle (1991) que estimaron que entre 24,7 y 39,3 millones murieron a causa de la pandemia. Por otro lado, el estudio Johnson y Mueller (2002) llega a una estimación mucho más alta de 50 millones de muertes mundiales.

(más…)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

Y llega la bio-cripto-economía, con patentes de grandes tecnológicas para que tu cuerpo haga ‘minado’ de cripto-monedas

Publicada

el

Y llega la bio-cripto-economía, con patentes de grandes tecnológicas para que tu cuerpo haga 'minado' de cripto-monedas

La Criptografía y la socioeconomía se dieron el “Sí quiero” oficiados por el enigmático Satoshi-Nakamoto, y así entrelazaron sus destinos para siempre jamás, trayendo al mundo toda una prole de disruptivas innovaciones, con múltiples y grandes ventajas, y alguna desventaja que no es precisamente despreciable.

Pero ahora a la feliz pareja se une un tercer miembro constitutivo, para hacer del dúo un trío en lo que acuñaremos como bio-cripto-economía. Aunque, como todo psicólogo bien sabe, esos tríos a menudo acaban “como el rosario de la Aurora”, y ésta no tiene porqué ser una excepción. Y es que tras ese tercer “Bio” sí que se esconden ya serias y múltiples amenazas, que proyectan una sombra muy alargada y ciertamente inquietante.

(más…)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado