Conecta con Minuto5

Economía

La economía de Oruro recuperando del 1,53 de su PIB

Publicada

el

Oruro en su aniversario del 10 de febrero de 2020, recibe con un Producto Interno Bruto (PIB) del 2018 de 1.53 por ciento, una desaceleración importante si se compara con el 6.52 por ciento conseguido en 2017, para el 2019 se espero recuperar y para el 2020 se piensa volver a los años de crecimiento. Dejamos el análisis de la situación económica de Oruro de la Fundación Milenio.

**********************************************************************

Con datos oficiales y completos disponibles únicamente para el año 2018, se puede apreciar el menor dinamismo del departamento de Oruro. Es así que su Producto Interno Bruto (PIB) creció en 2018 a una tasa de 1.53 por ciento, una desaceleración importante si se compara con el 6.52 por ciento conseguido en 2017. Si se compara el avance del PIB orureño con el crecimiento del conjunto de la economía nacional de 4.22 por ciento en la misma gestión 2018, se evidencia un desempeño menguante de la economía orureña (véase el Gráfico 1).

Entretanto, y para el año 2019, recientemente finalizado, elementos tales como la contracción de la producción minera, el estancamiento de las exportaciones, la menor inflación, el menor crecimiento de la cartera, principalmente en la construcción, y la contracción de los depósitos, sugieren un ritmo de crecimiento bajo e incluso tal vez negativo. En el ambiente de incertidumbre que rodea el comportamiento de los precios internacionales de los minerales, tampoco parece plausible esperar mejoras significativas en el desempeño de Oruro en 2020.

Así y todo, el departamento ha experimentado un leve incremento en el nivel de ingreso per cápita, que pasó de US$ 3,760 en 2017 a US$ 3,849 en el año 2018.

Variación del PIB de Bolivia y Oruro, 2009 - 2018La minería y otros desempeños sectoriales

Dada su estructura económica, el desenvolvimiento de Oruro está marcado por el comportamiento de su sector minero, que a su vez es completamente dependiente del mercado externo y de la cotización internacional de los metales. Notablemente, y tal como puede observarse en el Gráfico 2, la minería de metales y no metales registró en 2018 un decrecimiento de 1.56 por ciento; esto, luego de que apenas un año antes (2017) experimentara un fuerte crecimiento de 17 por ciento. Lo cual pone de manifiesto la trayectoria volátil de la minería departamental, y su gran sensibilidad a la fluctuación de los precios.

Durante la misma gestión 2018, la construcción fue el sector de mayor crecimiento con un 7.61 por ciento Gráfico 2). En segundo lugar, se ubican los servicios de la administración pública con un 6.90 por ciento y en tercer lugar los establecimientos financieros con 4.07 por ciento de crecimiento.

Variación del PIB de Oruro, 2017 y 2018Los principales cambios se encuentran en el comercio que pasó de crecer a una tasa de 9.33 por ciento en 2017 a contraerse en 2018 en 0.83; las industrias manufactureras, por su parte, tuvieron un decrecimiento de 3.96 por ciento, debido ante todo a la fuerte caída de la actividad relacionada con el cemento, reflejando el estancamiento de la producción del cemento nacional.

Exportaciones locales

A diferencia de la carencia de datos relativos al producto departamental para la gestión 2019, sí hay datos disponibles sobre el comportamiento de las exportaciones orureñas, que se aprecian en el cuadro siguiente:

Principales productos de exportación de Oruro, 2018 y 2019Durante el año 2019, el valor de las exportaciones orureñas totalizó US$ 387.5 millones, lo que implica un 2.1 por ciento menos que en 2018, cuando llegó a US$ 395.8 millones. El principal producto de exportación, el estaño, registró en 2019 un valor de US$ 154.7 millones –con una reducción de 3.8 por ciento, respecto año anterior-, en tanto que el zinc registró un valor exportado de US$ 84.7 millones, la quinua US$ 68.2 millones, la plata US$ 49.9 millones, el oro US$ 12.4 millones y el plomo US$ 9.0 millones.

De los seis principales productos de exportación del departamento de Oruro, cuatro presentaron menores valores; tan solo la plata y el oro lograron incrementos, siendo este último el más importante, al punto de incrementar su participación en el total de las exportaciones de un 1.9 por ciento en 2018 a 3.2 por ciento en 2019. La buena cotización del metal precioso incentivó su mayor producción a nivel mundial, y Bolivia no fue la excepción.

La inflación

Desde el año 2014 la inflación en Oruro tendió a reducirse, pasando de un 3.87 por ciento a 1.30 por ciento en 2019, su nivel más bajo desde 2009, lo que parece correlacionarse con la desaceleración económica general. A nivel de las principales categorías de productos, la variación de precios fue bastante heterogénea, como se muestra en el Gráfico 3, incluyendo rubros con deflación.

Inflación de Oruro según división, 2019Los depósitos y la cartera bancaria

Tomando en cuenta solamente los bancos múltiples, se observa un incremento en la cartera de créditos de Oruro, la misma que pasó de US$ 441.1 millones en 2017 a US$ 493.3 millones en 2018 y a US$ 543.1 millones en 2019; es decir una variación relativa de 10.1 por ciento (Gráfico 4). Los depósitos del público no corrieron con la misma suerte: mientras en 2018 el saldo fue de US$ 373.1 millones, la gestión pasada cerró con US$ 346.1 millones; una contracción de 7.2 por ciento en un año. Esta inflexión es importante, pues sugiere un entorno económico menos propicio para las actividades departamentales.

Dentro de la cartera hubo cambios importantes, uno de ellos fue el incremento del crédito al comercio que subió en 5.2 por ciento; si bien este porcentaje puede no parecer importante, no hay que olvidar que este tipo de crédito se vio fuertemente limitado en el pasado por la intervención estatal mediante las metas de cartera impuestas. Una segunda cuestión alude a la expansión del crédito a la construcción en 2.7 por ciento, un nivel relativamente bajo si se toma en cuenta el 14.8 por ciento de la gestión 2018.

Bancos múltiples, depósitos y cartera de Oruro, 2017 - 2019El desempleo y los niveles educativos

Oruro mantuvo, al último trimestre de 2018, una tasa de desempleo de 4.57 por ciento, superior a la tasa nacional de desempleo de 4.27 por ciento (Gráfico 5). Tal como ocurre con otros departamentos del país, el fenómeno que se percibe es que a medida que el nivel de educación de la población orureña sube también son mayores las dificultades de encontrar empleo. Así, por ejemplo, el desempleo para las personas con educación primaria es de 2.62 por ciento, mientras que para el segmento con educación secundaria lo es de 3.42 por ciento; en el segmento con educación superior el desempleo sube a 6.24 por ciento.

Tasa de desemleo de Oruro según nivel educativo, 2018Estos datos sugieren que el empleo que prevalece en el mercado laboral en el departamento es también el que menos calificación personal demanda, una cuestión ciertamente preocupante ya que puede desincentivar el interés y la inversión en la formación educativa y la cualificación de los recursos humanos.

De otro lado, también se advierten diferencias en las categorías ocupacionales de hombres y mujeres. Mientras los primeros se dedican principalmente al transporte y almacenamiento, construcción y comercio, representando alrededor del 50 por ciento del total, las mujeres tienen como principal actividad el comercio (algo más de un tercio del total), seguida de labores de alojamiento y comida.

Publicado en: Ir a la fuente 

Autor: Milenio

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Economía

El coronavirus afecta a la bolsa y a la deuda mundial

Publicada

el

En la actualidad las grandes economías están inmersas en grandes niveles de deuda, y esto puede ser preocupante, ya que se podría convertir en un problema en el caso que hubiera un shock en los mercados como el que se está viviendo con el coronavirus.

La expansión del coronavirus puede ser el detonante de grandes problemas económicos y convertirse en una bomba de relojería por el gran volumen de bonos emitidos por empresas y países.


(más…)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

Ni el tipo de interés ni las pandemias le ayudan a la banca

Publicada

el

La banca está en su peor momento, ni el tipo de interés ni las pandemias le ayudan

En estas últimas semanas el gran golpe que ha sufrido las bolsas a niveles mundial han repercutido en el sector bancario por el coronavirus. El sector bancario español se ha dejado en más del 15 por ciento de su cotización.

Algunos valores de los bancos españoles están cotizando en mínimos históricos por la previsión de que se acerca una crisis económica y de que las medidas que tomen los bancos centrales van a complicar su trabajo diario. (más…)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

La banca mundial no está preparada para la próxima crisis

Publicada

el

La banca mundial no está preparada para la próxima crisis

La banca mundial es uno de esos sectores con luces, sombras, penumbras, e incluso negra oscuridad. Ni todos los bancos son iguales, ni tampoco lo son todos los banqueros, pero lo cierto es que las dosis de poder que acumula el sector sobre el conjunto de las economías mundiales, y en especial en economías fuertemente bancarizadas como la española, es un factor muy a tener en cuenta a la hora de desarrollar regulaciones eficaces, que corten de raíz los posibles desmanes del sector que más control puede ejercer sobre ese dinero que, al final, es como la sangre fluyendo por las venas de la economía.

Pero el dinero llama al dinero, y el poder sobre el dinero (como cualquier otro tipo de poder) llama a ejercerlo, con lo que, si los reguladores y los Bancos Centrales no hacen honor a su fundacional y sistémica función, no duden de que los desastres acaban llegando (a la vista hay casos ya acontecidos), y lo harán en mayor número y en un orden de magnitud muy superior al que sufriríamos si hay regulaciones, y si aquí no se deja imperar la ley de la jungla financiera (pasaremos de puntillas por esa burbuja inmobiliaria que nadie intentó realmente pinchar de forma controlada antes de que fuese catastrófica).

Y ahora que parece que ya tenemos a la vuelta de la esquina la próxima crisis, cuyo frenazo inicial lleva enseñado ya unos meses los dientes. Y aunque realmente puede que ya sea tarde para ello, lo que procede para al menos poder conciliar el sueño en el mientrastanto es preguntarse: ¿Están nuestros bancos preparados para afrontar la próxima crisis? La respuesta la veremos a continuación, pero vayan preparando los somníferos (y preparen también la cartera).


(más…)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado