Conecta con Minuto5

Colombia

La UE destina 10,2 millones de euros a proyectos de desarrollo y paz en Colombia

Publicada

el

La Unión Europea (UE) dedicará 10,2 millones de euros (unos 11,2 millones de dólares) a nueve proyectos de cooperación para consolidar la paz en Colombia y fortalecer el papel de la sociedad civil en el desarrollo sostenible, anunció este lunes la embajadora de la UE en Colombia, Patricia Llombart.

Con esta cooperación la UE busca que «las organizaciones de la sociedad civil se perfilen como los actores del desarrollo sostenible pero también como actores políticos que formen parte de la democracia, porque le tienen mucho que aportar», aseguró la diplomática en una rueda de prensa en Bogotá.

Los proyectos van a implementarse a partir de este año por un período de dos a cinco años en 12 departamentos del país, once de los cuales están en zonas donde se desarrollan Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), porque la UE quiere poner énfasis en «el enfoque territorial» apuntó Llombart.

En total serán 11,8 millones de euros (unos 13 millones de dólares) aportados al total de los proyectos, un 90 % de su presupuesto cofinanciado por la UE y un 10 % por las organizaciones seleccionadas.

Según la UE, los proyectos llegarán a 539 organizaciones y aproximadamente a 4.430 defensores en los departamentos de Antioquia, Bolívar, Cauca, La Guajira, Cesar, Córdoba, Chocó, Boyacá, Tolima, Meta, Nariño y la ciudad de Bogotá.

DESARROLLO DE PAZ

Los proyectos hacen parte de una hoja de ruta que la UE acordó hace seis años con las organizaciones de la sociedad civil y las autoridades y que se renovó hace dos con el objetivo de «romper brechas de desigualdad social y de género y promover el trabajo desde el campo y las zonas de conflicto», afirmó la diplomática.

Esta hoja de ruta prima que «las organizaciones de la sociedad civil se conviertan en actores del desarrollo sostenible» y en potenciar el liderazgo de los jóvenes y mujeres en sus comunidades.

Además, la «gran prioridad para la UE en los últimos años es la protección ambiental» como uno de los proyectos seleccionados, que estudia fortalecer la sensibilidad sobre el uso del agua en Antioquia y la renovación de acueductos en seis municipios del departamento.

La embajadora aseveró también que el contexto en el que se encuentran los líderes y defensores de derechos humanos en Colombia es «desafiante» y por eso la UE quiere «acompañarlos también con un diálogo con las autoridades regionales y locales».

PROTECCIÓN DE LÍDERES

La embajadora alabó la campaña “Defendamos la vida” que impulsó la UE el año pasado y que consiste en trabajar con los defensores para “luchar contra la estigmatización y demostrar que su trabajo es fundamental para la defensa de los territorios y la consolidación de la democracia en Colombia”.

Llombart puso énfasis en el papel de los defensores de derechos humanos como actores esenciales de la democracia y subrayó la importancia de tener una visión de su seguridad «colectiva» y de mejorar los mecanismos de defensa legal ante la justicia.

«Confiamos en que con acciones como estas la sociedad civil esté mejor equipada para jugar el rol que le corresponde tanto en el desarrollo económico y local pero también político dentro de las comunidades», dijo.

Por su parte, la portavoz del gobierno de la Agencia Presidencial de Cooperación (APC) en la reunión, Diana Quimbay, afirmó que la UE es un socio “estratégico” para Colombia porque “entiende los desafíos del país, que a pesar de ser un país desarrollado todavía tiene muchos desafíos en el territorio que deben ser apoyados”.

Sensibilizar a la ciudadanía sobre el uso del agua en Antioquia, consolidar la sustitución de cultivos en el norte del Cauca o apoyar el liderazgo juvenil de población afro e indígena son algunos de los proyectos que obtuvieron la ayuda económica de la UE después de superar un proceso en el que participaron 300 aspirantes.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Colombia

Descubren plan de disidencias de las FARC para atentar contra «Timochenko»

Publicada

el

Las autoridades colombianas descubrieron un plan para atentar contra el líder del partido FARC, Rodrigo Londoño, ordenado por una disidencia de la que hacen parte el exnegociador de paz de la antigua guerrilla Luciano Marín, alias «Iván Márquez», y Hernán Darío Velásquez, alias «El Paisa».

El comandante de la Policía, general Óscar Atehortúa, afirmó este domingo en una rueda de prensa que miembros de esa institución abatieron ayer en una carretera que comunica a los departamentos del Valle del Cauca y Quindío, en el Eje Cafetero, a dos disidentes que iban a realizar el atentado contra Londoño, conocido como «Timochenko».

«Las dos personas son conocidas como alias ‘Guambi’ (Carlos Andrés Ricaurte Rodríguez), y alias ‘Conejo’ o ‘Kaleth’ (Gerson Moisés Morales Torres)», aseguró el oficial y agregó que el enfrentamiento ocurrió cerca de una finca donde se encontraba Londoño, entre los municipios de Alcalá (Valle del Cauca) y Filandia (Quindío).

EXGUERRILLEROS DISIDENTES

«Iván Márquez» y «El Paisa» hacen parte de la veintena de exjefes guerrilleros que el pasado 29 de agosto anunciaron la retomada de las armas, entre los que también están Seuxis Paucias Hernández, alias «Jesús Santrich»; Henry Castellanos, alias «Romaña»; José Manuel Sierra, alias «Aldinever», y José Vicente Lesmes, alias «Walter Mendoza».

En ese sentido, el general Atehortúa aseguró que los dos disidentes muertos «habían recibido instrucción militar directa por Iván Márquez y El Paisa, específicamente en zona venezolana para la ejecución de este acto terrorista».

Los disidentes, detalló el comandante de la Policía, «tendrían conocimiento de los dispositivos de seguridad que Londoño tenía en ese momento, conocían sus rutinas y los desplazamientos temporales que iba a realizar en este sector del país».

También manifestó que los dos disidentes abatidos hicieron parte de la temida columna móvil Teófilo Forero, que dirigió «El Paisa» y que operaba en el sur del país.

A la Teófilo Forero, una de las columnas más sanguinarias de las FARC se le atribuyen ataques como el asesinato el 29 de diciembre del 2000 del congresista Diego Turbay Cote, su madre y cinco personas más en una emboscada en una carretera del sureño departamento del Caquetá.

Además fue responsable del secuestro en abril de 2002 de 12 diputados del departamento del Valle del Cauca, 11 de los cuales fueron asesinados en cautiverio cinco años después.

Frente a lo ocurrido, el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la desmovilización de la guerrilla, señaló que no tenía «confirmación» del plan para atentar contra Londoño, quien será el encargado de dar «cualquier pronunciamiento al respecto».

VIOLENCIA CONTRA EXGUERRILLEROS

La ONU divulgó el pasado 31 de diciembre un informe en el que señaló que 2019 fue «el año más violento» para los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz, pues en ese periodo fueron asesinados 77 desmovilizados.

El caso más reciente ocurrió el pasado 2 de enero, cuando fue asesinado el desmovilizado Benjamín Banguera Rosales en el convulso departamento del Cauca (suroeste) y se convirtió en el primero de este año.

El documento señala además que desde la firma de la paz, en noviembre de 2016, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos «ha verificado 303 asesinatos de defensores y defensoras de los derechos humanos y líderes sociales, 86 de los cuales (incluidas 12 mujeres) ocurrieron en 2019».

El presidente colombiano, Iván Duque, manifestó el miércoles pasado que una de las prioridades de su Gobierno es combatir a las disidencias de las FARC y a otros grupos armados que están detrás de los asesinatos de indígenas, exguerrilleros de las FARC, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

«Pudimos mostrarle al país que hay un claro compromiso nuestro para enfrentar esas bandas criminales que están detrás de esos asesinatos e intimidaciones», dijo Duque.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Colombia

Más de 200.000 personas cruzaron la frontera colombo-venezolana en tres días

Publicada

el

Más de 200.000 personas han cruzado en las últimas 72 horas los pasos fronterizos habilitados entre Colombia y Venezuela después de que finalizaran las fiestas de fin de año, informaron este jueves fuentes oficiales.

«En los últimos días hemos registrado un crecimiento en el número de entradas y salidas del país por la frontera con Venezuela, con un promedio de más de 47.000 entradas y 40.000 salidas por día, tan solo por Norte de Santander», afirmó el director encargado de Migración Colombia, Andrés Martínez Acosta.

El funcionario señaló mediante un comunicado de su despacho que en los últimos tres días «los flujos migratorios comienzan a retomar su dinámica habitual».

Martínez dijo que el aumento en el número de personas se debe a que muchas de ellas retornan después de viajar para las fiestas de fin de año o para comprar productos de primera necesidad que en su país escasean debido a la crisis social y económica.

«Durante las últimas semanas de 2019 miles de venezolanos salieron del territorio colombiano con el único propósito de regalarle a sus familias unas fiestas de fin de año diferentes a las que han vivido en los últimos años por culpa de la dictadura de (Nicolás) Maduro», acotó.

Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera de 2.219 kilómetros que se extiende desde la selva amazónica hasta el mar Caribe.

Según las últimas cifras de Migración Colombia, más de 1,6 millones de venezolanos se han radicado en el país, de los cuales 720.000 están de forma regular.

De los 1.630.903 venezolanos que hay en Colombia, un total de 327.635 (20 %) están radicados en Bogotá; 93.140 en Barranquilla, capital del departamento caribeño del Atlántico; 92,864 en Cúcuta, que tiene el principal paso fronterizo entre ambos países, y 78.622 en Medellín, Antioquia (noroeste).

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) han señalado que en total más de cuatro millones de venezolanos han abandonado su país y que para atender sus necesidades se requieren 1.350 millones de dólares.

Ante esta situación, Martínez aseveró que el Gobierno de Maduro «ha aplicado una política expulsora hacia los ciudadanos venezolanos», quienes abandonan el país por «necesidad».

Publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Colombia

Él es ‘Jesús Santrich’, el exlíder de las FARC capturado por acusaciones de narcotráfico

Publicada

el

‘Jesús Santrich’, un exmiembro del Estado Mayor de las FARC, fue una de las fichas claves de la guerrilla de las FARC en el proceso de paz con el Gobierno de Colombia, según las autoridades colombianas.

Su imagen quedó en la memoria colectiva de los colombianos, cuando en la instalación de los diálogos de paz en Oslo, Noruega, en octubre de 2012, respondió lleno de cinismo y burla, dicen muchos, a la pregunta de si las FARC les pedirían perdón a las víctimas.

“Quizás, quizás, quizás”, dijo él entre risas, recordando una popular canción cubana, vestido con una chaqueta gris, bufanda y gafas oscuras, abrazado por uno de sus compañeros, Iván Márquez. No dijo más y se fue.

Seusis Pausivas Hernández, que es el nombre verdadero del exguerrillero, fue uno de los delegados de las FARC en los diálogos con el gobierno de Colombia. Nació en Tuleviejo, Sucre, el 30 de julio de 1966, según la circular roja de Interpol. Desde muy joven tuvo afinidad con el Partido Comunista, uniéndose a las juventudes de ese partido, e hizo estudios de Ciencias Sociales y un posgrado en Historia, según un corto perfil suyo publicado en la página de la Fundación Paz y Reconciliación.

Santrich, de 52 años, perdió la vista muy joven debido a una enfermedad degenerativa conocida como Síndrome de Leber: “La fui perdiendo poco a poco, hace muchos años”, le dijo el propio Santrich al periodista colombiano Daniel Samper Ospina.

El exlíder guerrillero de las FARC, ‘Jesús Santrich’, durante una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia, el 6 de diciembre de 2016. (Crédito: GUILLERMO LEGARIA/AFP/Getty Images)

“Eso fue como cuando cae la tarde: lentamente”, le relató en una entrevista en agosto de 2016 al periodista Jorge Enrique Botero sobre su ceguera. “A los 14 años yo no veía muy bien y tuve que usar lentes, pero cuando ya estaba en la universidad se me fue cerrando el campo visual en los dos ojos. Hasta que hace unos seis años el ojo derecho se me apagó totalmente”.

Sus nombres, Seusis Pausivas provienen de dos pintores griegos del siglo IV antes de Cristo, según contó a la W Radio. Además le gusta pintar a través de una técnica en alto relieve que utiliza y gracias a la memoria del color que tiene, según explicó a ese medio.

Medios locales relatan que entró a las FARC los 21 años y se unió al Frente 19 de las FARC, que opera en la costa caribe colombiana, al norte del país. Gracias a su formación política, llegó a ser dirigir el Bloque Caribe de las FARC y a ocupar un puesto en el Estado Mayor de las FARC, el máximo órgano decisorio de ese grupo armado, dice PARES.

El exguerrillero era ficha clave en las relaciones de las FARC con Venezuela, pues antes del inicio de los diálogos en Cuba vivía en la frontera entre Colombia y Venezuela, según relata La Silla Vacía. Santrich es “un fiel seguidor de Hugo Chávez y su Movimiento Bolivariano”, agrega el medio.

Santrich hace parte de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo de Paz, CSIVI y es uno de los designados por las FARC para ocupar una de las 10 curules en el Congreso, según fue el acuerdo de paz.

Los medios locales describen a ‘Santrich’ como «el rebelde» y como uno de los más “radicales e intransigentes” miembros del grupo negociador durante el proceso de paz y resaltan que en los últimos años ha hecho «comentarios fuera de lugar», como por ejemplo el que hizo sobre los menores de edad reclutados por las FARC.

“No hay menores reclutados, los hay en situación de protección, y no los entregaremos para que sean judicializados”, tuiteó ‘Santrich’.

En junio de 2017, Santrich se unió a la huelga de hambre de más de 1.500 guerrilleros que se declararon en desobediencia, pidiendo la libertad de 2.500 guerrilleros que permanecían en las cárceles y que debían ser liberados por cuenta del acuerdo firmado.

Este lunes, las autoridades de Colombia lo detuvieron en su casa en el occidente de Bogotá acusado de narcotráfico. Su detención, según el fiscal general de Colombia Néstor Humberto Martínez, se dio en cumplimiento una circular roja emitida por Interpol en Lyon, Francia.

Según la acusación formal del Gran Jurado de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, Santrich “conspiró con otros para producir y distribuir aproximadamente 10.000 kilogramos de cocaína en Colombia para ser importada a Estados Unidos y otros lugares».

Su detención fue posible de acuerdo con los acuerdos de La Habana, según dijo el presidente Juan Manuel Santos, que sostiene que «quien cometa un delito después de la firma del acuerdo final será sometido a la jurisdicción ordinaria por los nuevos delitos cometidos».

Según la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, en caso de que Santrich sea condenado, podría pagar una condena de mínimo 10 años de prisión y una condena máxima de cadena perpetua por cada cargo que se le acusa.

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, movimiento político en el que derivó el grupo armado tras el proceso de paz con el gobierno, rechazó el arresto de ‘Santrich’ a través de su cuenta de Twitter. Citando al también líder de ese partido Luciano Marín Arango, conocido como alias Iván Márquez, señaló que la detención es un «montaje» y que es «el peor momento» que atraviesa «el proceso de paz».

El exjefe guerrillero permanece privado de su libertad y tendrá derecho a un juicio, sin embargo, en caso de que se pruebe que en efecto cometió estos delitos de los que se le acusa después de la firma del acuerdo de paz, podría ser sujeto de extradición a Estados Unidos.

“Si cumplido el debido proceso –y con pruebas irrefutables— hay lugar a la extradición por delitos cometidos después de la firma del Acuerdo, no me temblará la mano para autorizarla, previo el concepto de la Corte Suprema”.

Texto original: Ir a la fuente
Autor: Melissa Velásquez Loaiza

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado