Conecta con Minuto5

Espectáculos

El cine vasco desembarca en Málaga para los Goya

Publicada

el

N.V. | eitb.eus

“La trinchera infinita” acumula quince nominaciones en la gala anual de los premios, que la Academia española de Cine entregará este sábado, 25 de enero, en Málaga.  

Noticias (6)

El cine vasco volverá a dejarse notar este año en la gala de los premios Goya, otorgados por la Academia española de Cine, que este año celebrarán su trigésima cuarta edición en la ciudad andaluza de Málaga.

“La trinchera infinita”, sobrecogedora historia sobre los topos de la guerra civil española que, temerosos de represalias por parte del bando franquista, tuvieron que encerrarse en sus casas hasta durante treinta años, acumula quince nominaciones, entre ellas las de mejor película, dirección, guion, actor y actriz protagonistas (Antonio de la Torre y Belén Cuesta).

La última película de Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, que arrasaran ya en la gala de los Goya de 2018 con diez premios para “Handia”, viene avalada por los premios cosechados en el Zinemaldia de San Sebastián (mejor dirección y guion) y en los premios Forqué (mejor película). La Academia ha destacado con la nominación, entre otros trabajos, la música (Pascal Gaigne), los efectos especiales (Jon Serrano y David Heras) y la dirección de fotografía (Javi Agirre) de esta necesaria y emocionante película de factura impecable.

Otras películas vascas en contienda durante la gala de este sábado serán la comedia “Ventajas de viajar en tren”, primer largometraje de Aritz Moreno, nominado a mejor dirección novel, y la mezcla de ciencia ficción y cine político “El hoyo”, gracias a la que el director Galder Gaztelu-Urrutia comparte nominación con Moreno.

Además, “Ventajas de viajar en tren”, ganadora del premio Feroz a la mejor comedia, también opta a los Goya al mejor guion adaptado (Javier Gullón, por llevar al cine la novela de Antonio Orejudo), mejor dirección artística (Mikel Serrano) y mejor maquillaje y peluquería (Karmele Soler y Olga Cruz).

 “El hoyo” suma a la nominación a Gaztelu-Urrutia las de David Desola y Pedro Rivero (mejor guion original) y Mario Campoy e Iñaki Madariaga (mejores efectos especiales).

Viejos conocidos de los Goya

Además, otros profesionales vascos del cine han vuelto a refrendar su idilio con los premios. Karra Elejalde repite nominación (cuarta, de las que ha ganado dos) por su papel de Miguel de Unamuno en “Mientras dure la guerra”, de Alejandro Amenabar, que es la película con más nominaciones para esta edición, con 17.

Le sigue en el ranquin de nominaciones, con 16, “Dolor y gloria”, de Pedro Almodóvar, por la que están nominados el músico donostiarra Alberto Iglesias (sumaría su decimoprimer Goya), el también músico y actor bilbaíno Asier Etxeandia (mejor actor secundario) y Antxon Gómez (mejor dirección artística), que ya recibiera por este mismo trabajo el premio del cine europeo.

Otro viejo conocido de los premios de cine con nombre de pintor es Raúl de la Fuente, nominado este año en el apartado de mejor cortometraje documental por el escalofriante trabajo “El infierno”, retrato de la “no vida” de los reclusos de la cárcel de Pademba Road en Freetown, capital de Sierra Leona. El realizador navarro ya ha ganado dos Goya gracias a “Minerita”, nominado también a los Óscar, y la aclamada cinta de animación “Un día más con vida”.

Otros vascos en la contienda serán Ainhoa Santamaría (mejor actriz revelación por “Mientras dure la guerra”), Gaizka Urresti (mejor película documental por “Auterretrato) y “Elkano, lehen mundu bira” (mejor película de animación).

EiTB en los Goya

Las películas producidas por EiTB han recibido un total de 27 nominaciones: quince para “La trinchera infinita”, cuatro para “Ventajas de viajar en tren”, cuatro para la gallega “O que arde”, tres para “El hoyo” y una para “Elkano, lehen mundu bira”.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Espectáculos

‘Ane’, de David Perez Sañudo, marca la sorpresa en New Directors

Publicada

el

La crítica destaca la labor interpretativa de la gasteiztarra Patricia López Arnáiz en el primer largometraje del bilbaíno Pérez Sañudo, sobre una madre y su hija durante la construcción del TAV.

Noticias (4)

Un gran personaje protagonista y una soberbia interpretación de Patricia López Arnáiz hacen de Ane, ópera prima de David Pérez Sañudo, una de las sorpresas del Festival de Cine de San Sebastián. Una pequeña historia que transcurre en el País Vasco para hablar de cosas importantes que puede suceder en cualquier otro sitio.

El director bilbaíno hace doblete en esta edición, con Ane en New Directors, y con Alardea, miniserie de ficción que se estrenará en la Gala EiTB el miércoles, en el Victoria Eugenia, y que podremos ver en las pantallas de EiTB.

El realizador sitúa su primer largometraje en 2009, en un pueblo en el que hay una oposición mayoritaria a la construcción del tren de alta velocidad, en cuyas obras trabaja Lide (López Arnaiz), una mujer desinhibida, irreverente y un poco macarra que vive con su hija Ane, quien desaparece después de una fuerte discusión con su madre.

La búsqueda de su hija junto a su exmarido abre una veta por la que la vida de Lide no había discurrido hasta ese momento. No solo va a descubrir cosas de su hija que ignora, sino que tendrán que enfrentarse a una Lide hasta ahora desconocida.

“Cuando abordas una primera película, hay un ejercicio de autolimitación, de no enfrentarte a cosas descabelladas. Buscando algo más próximo, más íntimo, acaba siendo más verosímil y auténtico“, explica Pérez Sañudo a EFE.

Además de dirigir y producir con un grupo de amigos la película, bajo la marca Amania Films, el director bilbaíno ha escrito junto a Marina Parés Pulido el guion.

Ambos guionistas se sienten “cómodos” con un tipo de personaje como el de Lide, “que no tiene decoro y tampoco filtros”. A la actriz protagonista ya le pareció desde la primera lectura del guion una mujer “algo peculiar, original, distinta”.

Le atrajo interpretar a una mujer “libre, muy independiente emocionalmente, a la que se la suda la mirada del otro”. “Pero es muy compleja, y el viaje que inicia en busca de su hija le va a servir para verse también a sí misma”, dice la actriz.

“Patricia tiene un gran talento y naturalidad, pero además es muy trabajadora y muy concienzuda. Estoy encantado con el trío familiar, me hacen mejor a mí”, asegura el realizador.

Historia local y universal

Las protestas contra el tren de alta velocidad también se ven reflejadas en la película. Pérez Sañudo, que vive en un barrio al que una línea férrea divide en dos y obliga a dar “una vuelta descomunal para cruzarlo”, dice que son hechos que cuenta porque “ejercen de fuerza simbólica”.

“Es curioso que una obra civil, que sirve para comunicar, lo hace de forma simultánea para separar dos márgenes. La idea del progreso nunca la cuestionamos”, añade el cineasta, que cita la carretera M-30 de Madrid como “el muro de contención que separa los barrios de Vallecas y Salamanca”.

Añade que el punto de vista de la desobediencia civil da además “más peso, más relevancia o más peligrosidad a lo que hace Ane”, que podría estar haciendo lo mismo en cualquier otro lugar.

“Se hace una crítica a esa idea de progreso. ¿Por qué se tiene que hacer así y no de otra manera?”, se pregunta.

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Depp no quiere hacer una película sobre Trump: “Es una comedia de terror”

Publicada

el

Johnny Depp ha presentado en la Sección oficial del Zinemaldia ‘Crock of Gold’, documental que ha producido sobre Shane MacGowan, cantante de The Pogues.

Noticias (2)

Vídeos (1)

El actor estadounidense Johnny Depp ha asegurado en San Sebastián que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le hace reír: “Veo a Trump hablar y me hace reír, es buena comedia, una comedia de terror“.

El conocido actor estadounidense presenta en el Festival de Cine de San Sebastián el documental Crock of gold, del que es productor. Dirigido por Julien Temple, repasa la figura del líder de The Pogues Shane MacGowan.

Depp ha hecho estas declaraciones al ser preguntado por su implicación en la política de Estados Unidos, para acabar asegurando que no le interesa demasiado (“me da por el culo”, ha dicho literalmente).

“Supongo que es capaz de ir al cuarto de baño él solo, pero no pienso en esas cosas demasiado. Tiene que tener un sentido del humor increíble”, ha añadido.

‘Crock of gold: A few rounds with Shane MacGowan’

Sobre el documental que compite en Sección oficial, el ahora productor ha explicado que conoció al cantante irlandés hace 35 años, y ha señalado que le “fascinaba” su “lenguaje y capacidad de crear esas canciones tan potentes y conmovedoras” y a la vez estar “a los talones del diablo”. Según dice, sus insultos “son una especie de regalo porque solamente te insulta si realmente te quiere”.

“Cuando le conocí en Dublín estaba negociando una mesa de billar. Tenía una pinta en una mano y una guitarra acústica destartalada en la otra y se tambaleaba intentando mantener el equilibrio. Lo hizo durante 15 minutos y me lo presentaron justo antes de que cayera al suelo”, ha recordado.

El director del largometraje, Julien Temple, ha subrayado la importancia del montaje en esta película, así como de las grabaciones inéditas que incluye, que consiguen que “llegues a sentir a Shane como personaje”, ya que el líder de The Pogues se negó a realizar entrevistas al uso.

En San Sebastián 20 años después

Por otra parte, Depp ha contado que tiene “muy buenos recuerdos” del País Vasco y que está “obsesionado” con el txakoli. Se ha mostrado “encantado” de volver al Zinemaldia, que “es muy auténtico, de raíz”.

A su juicio, se trata de un certamen que “tiene que ver con el cine, con las películas, y no están tan preocupados con el aspecto alocado y sensacionalista”.
 

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Espectáculos

Lara Izagirre: “‘Nora’ parte de la belleza de lo simple”

Publicada

el

La directora vizcaína presenta su segundo largometraje, la road movie “Nora”, para inaugurar la sección Zinemira del Zinemaldia.

Lara Izagirre (Amorebieta-Etxano, 1985) vuelve al Festival de San Sebastián, donde ya presentara su opera prima Un otoño sin Berlín (recibió una mención especial), para estrenar Nora, su segundo largometraje. Protagonizada por Ane Pikaza, esta sencilla y vitalista película cuenta las peripecias vitales de Nora, una mujer de 30 años que emprende un viaje en busca de sí misma después de verse saturada por rutinarias obligaciones adquiridas en contra de su voluntad.

Nora emprenderá un road trip por la costa vasca con el objetivo de unir las cenizas de su abuelo (el gran actor Héctor Alterio) con las de su abuela y, de paso, permitirse por fin ser generosa con ella misma y buscar la felicidad y la libertad sacudiéndose de una vez por todas las cargas cotidianas.

Hemos hablado con Izagirre sobre esta comedia dramática que habla sobre la libertad, los cuidados, los miedos, la valentía, la felicidad y la pérdida.

La historia de Nora abre muchas vías. ¿Qué sentimiento o intención hay detrás del impulso de escribirla?

Existen restos de muchas emociones detrás del impulso por escribirla. Por un lado, la película quiere ser un homenaje para nuestros aitites y amamas. Por otro lado, quería poner en el centro a la mujer normal y ocuparme de su día a día partiendo de la belleza de lo simple. Quería hablar de la emoción por hacer las cosas por primera vez y la necesidad de amarnos a nosotras mismas para ser libres.

El trabajo de la actriz Ane Pikaza es fundamental en Nora, es quien conduce la película. ¿Por qué ella?

Sabía desde el principio que la llave para la película la tendría una actriz. Desde que entró a hacer el casting, vi que Ane Pikaza tenía la energía que Nora necesitaba. Ane tiene la capacidad de moverse de manera orgánica en esa fina línea entre la comedia y el drama: a veces resulta graciosa, pero nos emociona.

Ane contaba con todas las características que requería el personaje y, además, es una actriz fabulosa. Por tanto, no fue una elección difícil.

La actriz Ane Pikaza y la directora Lara Izagirre

¿Cómo has trabajado con ella una vez que se unió al proyecto?

Ha sido un proceso precioso. Elegí a Ane un año antes de comenzar a rodar, por lo que me ha acompañado en todo el proceso de escritura, he elegido al resto de actores junto a ella… Hemos creado juntas a Nora, un personaje que se ha convertido en una amiga que conocemos muy bien.

Sabemos qué haría, cómo reaccionaría y qué diría Nora en cualquier situación.

No es casualidad, por ejemplo, que Nora sea ilustradora…

Nora se convirtió en ilustradora después de elegir a Ane. Sí que escribía cuadernos de viaje, pero el último paso para convertirla en ilustradora fue consecuencia de querer aprovechar el talento de Ane y nuestro afán por descubrir al personaje a través de sus dibujos.

Fue muy bonito descubrir el estilo de dibujar de Nora alejándolo del de Ane Pikaza.

Has trabajado en rodaje tanto con actores jóvenes como con veteranos de la talla de Ramón Barea, Loli Astoreka, Klara Badiola y Héctor Alterio. ¿Qué te ha aportado esa diversidad?

La diversidad dota a la película de color, diferentes sombras, diferentes acentos… Además, también participan en la película la conocida viajera Catherine Domain y la cantante IZARO.

Encontraremos en “Nora” de una manera orgánica a actores de diferentes edades y procedencias, actores no profesionales, animales, niños y ancianos.

¿Cómo ha sido la relación entre todos ellos?

Gran parte de los actores son más o menos de mi edad, y hemos tenido una relación como de amigos, nos hemos comunicado genial y han participado con libertad en la creación de los personajes. También se han llevado muy bien entre ellos.

Por otro lado, Ramón, Loli y Klara son de la edad de mis padres, y la manera de trabajar con ellos ha sido diferente. Su experiencia nos ha dado mucha tranquilidad, y me parece que han sido muy generosos. Han cuidado con mucho mimo a Ane; eran amigos desde antes de hacer la película y ha sido muy bonito ver ese apoyo. Todos estaban dispuestos a colaborar para mejorar el trabajo de Ane.

Héctor Alterio, por su parte, es de la edad de mi amama y es un actor al que admiro muchísimo. Ane y Héctor han tenido una química muy buena y una relación muy estrecha durante todo el proceso.

Hector Alterio y Ane Pikaza

El drama está salpicado durante toda la historia de mucho humor. ¿Cómo has trabajado ese equilibrio?

Para mí la vida es un drama cómico. Siempre hay opción para sonreír, hasta en la situación más triste, y las lágrimas de pena aparecen cuando menos las esperamos. He intentado reflejar la vida, y el equilibrio ha llegado naturalmente.

¿Con qué objetivo has utilizado el humor?

El humor es una oportunidad de respirar, tanto en la vida como en el cine. En “Nora” lo he utilizado con ese objetivo, para dar una oportunidad al espectador de respirar y avanzar en la película.

Aunque trate una crisis personal, la película rezuma ganas de vivir. ¿A qué público está dirigida?

Para mí es muy importante que llegue al público general, no he pensado especialmente en ningún público concreto. Hago las películas para un espectador normal, las mujeres mayores que llenan el cine de mi pueblo, mis amigos, mi familia…

¿Qué te gustaría que pasara por las cabezas de los espectadores de la película?

Que los propios espectadores dan sentido a la película. Si después de la proyección sienten o reflexionan, será suficiente. Nos daremos por satisfechos si la película despierta algo, cualquier emoción, en los espectadores.

En 2015 estrenaste Un otoño sin Berlín, tu primera película, también en el Zinemaldia. ¿Qué recuerdas de aquel día?

Aquella presentación de 2015 fue muy importante. Bonita, emocionante, inolvidable… No lo esperaba, todo era nuevo para mí. Presentarla en el Victoria Eugenia fue un sueño.

¿Cómo sueles vivir el Zinemaldia?

Es muy diferente dependiendo del año. Muchas veces tenemos un sinfín de reuniones. Otros años lo he disfrutado como espectadora. Este año, como en 2015, será diferente. Será, sin duda, un año especial.

Este año, además, el cortometraje “Ya no duermo” (Marina Palacio), apoyado por tu productora, compite en la sección Zabaltegi Tabakalera. ¿Qué nos cuentas sobre él?

La película de Marina ha sido un regalo para la productora. Ha hecho una película verdaderamente bonita, sutil, fina y delicada. Siendo una película de vampiros hecha en familia ha llevado la película a un nivel verdaderamente profesional y nos ha alegrado mucho que lo escogieran en Zabaltegi Tabakelera. ¡Tenéis que descubrir a esta nueva directora vasca!


Nora llegará a los cines el 9 de octubre

Let’s block ads! (Why?)

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado