Conecta con Minuto5

Mundo

China: cree estar preparados para prevenir la expansión del coronavirus

Publicada

el

Millones de chinos regresan estos días a celebrar el Año Nuevo lunar a sus lugares de origen y lo hacen preocupados por la neumonía de Wuhan, aunque bastante confiados en las medidas de prevención del Gobierno y en lo que el país ha aprendido tras los estragos que provocó el SARS hace 17 años.

La considerada mayor migración humana del planeta, durante la que se estima que se realizan 3.000 millones de viajes, ha coincidido este año con la aparición de un nuevo virus de la familia del SARS (siglas en inglés de síndrome respiratorio agudo y grave), que ha matado ya a 17 personas y contagiado a casi 600 en todo el país.

Una coincidencia que preocupa a las autoridades y a la población, debido a la gran movilidad geográfica y a las aglomeraciones que ésta provoca en estaciones, aeropuertos y medios de transporte, ambas propicias para los contagios y la expansión territorial del virus.

En un recorrido por las grandes estaciones de ferrocarril de Pekín, Efe comprobó que la inmensa mayoría de los viajeros llegan esta vez a tomar el tren cubiertos con mascarillas de protección, que habitualmente emplean para protegerse en los días de alta contaminación en la capital.

«La mayoría de la gente está llevando máscaras, por lo que me siento bien», comenta una joven abogada en la treintena que prefiere no decir su nombre y que cree que el Gobierno «controlará el brote» porque «tiene experiencia en la lucha contra el SARS, que era incluso más peligroso», asegura.

De similar opinión es Chang, un informático que trabaja para la compañía de software estadounidense Microsoft en Pekín y que viaja a Shanghái a pasar el Año Nuevo con su familia.

«Creo que en Wuhan la situación es más grave, pero no creo que sea como el SARS. Esta vez el porcentaje de muertos es menor que en 2003 y la gente es más consciente de las medidas de prevención que hay que tomar», afirma.

Este joven de 29 años se muestra «muy satisfecho» con la actuación de las autoridades ante el virus y asegura haber recibido información por «diferentes canales» como la aplicación de mensajería WeChat (equivalente chino de WhatsApp) o a través de mensajes SMS por el móvil.

En una de las atestadas salas de espera de la Estación Central de Ferrocarril de Pekín, la principal y más antigua de la ciudad, Yu Wong y su familia se afanan en cargar grandes bultos que llevan consigo a su pueblo natal en la provincia oriental de Jiangsu, muchos de ellos con regalos para sus familiares.

Yu, trabajador de la construcción en Pekín, reconoce, a través de la mascarilla blanca que le cubre la boca y la nariz, tener «un poco de miedo» de la neumonía de Wuhan, de la que «hace tiempo» que está informado, y critica algún aspecto de la gestión de la enfermedad.

«La información tiene que ser transparente. El Gobierno no ha sido tan transparente, parece que en Wuhan han detenido a ocho personas por contar cosas de la neumonía y se les acusó de difundir rumores. No se sabe si siguen detenidos o libres», afirma este curtido emigrante de 57 años.

Además de recibir el nuevo Año de la Rata (o del Ratón, ya que en mandarín no hay diferencia entre ambos animales) con su familia la noche del viernes, la mayoría de los millones de chinos que tuvieron que dejar sus lugares de origen para emigrar a las megalópolis del país aprovechan los días festivos para tomarse una o dos semanas de vacaciones y quedarse más tiempo en su tierra.

Es el caso de Li Tang, un pequeño empresario de la construcción del sur del gigante asiático, de 50 años, y la única persona sin máscara de las entrevistadas por Efe.

«No tengo mucho miedo de contagiarme porque tengo muy buena salud», afirma Li, que cree que el Gobierno «lo está haciendo muy bien y cumpliendo su responsabilidad» y considera que la neumonía de Wuhan «no va a ser tan grave como el SARS».

El SARS provocó en China 646 muertes (813 a nivel mundial) de un total de 8.098 casos, lo que supone un porcentaje cercano al 10 por ciento de mortalidad. En el virus de Wuhan ese índice está por el momento en el 3,4 por ciento.

Tampoco se muestra excesivamente preocupada una joven del noreste de China que se dedica a las relaciones públicas y que dice no tener «demasiado miedo» porque «la gente está haciendo muy bien la prevención y los médicos se están esforzando» para proteger al país.

Entre los miles de personas que se amontonan ante las taquillas y las entradas de los andenes, uno se puede encontrar sorprendentemente con alguien que ni siquiera se ha enterado de la existencia del nuevo virus que ensombrece el año nuevo chino.

«No sabía nada de la enfermedad. Estoy muy ocupado y no tengo mucho tiempo», responde Wu Xiaoxing, un vendedor de 45 años de la provincia de Mongolia Interior, que lleva, sin embargo, mascarilla -dice- por la contaminación.

Cuando se le explica que el virus ha causado 17 muertes y más de 500 afectados Wu echa de mano del proverbial sentido de aceptación oriental.

«Cómo puedo decirlo, si viene no lo puedo parar. A veces es el destino: si te toca, te toca», asevera.

Javier García

Publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Mundo

Países G-7: donaran mil millones de vacunas a países pobres

Publicada

el

El Grupo de los Siete (G-7) que conforman Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido se ha comprometido a la entrega de mil millones de vacunas a los países en vías de desarrollo a lo largo de los próximos 12 meses con vistas a un total, como ya anticipó la canciller alemana Angela Merkel, de 2.300 millones de vacunas a finales de 2022, según han hecho saber este domingo en el comunicado final de la cumbre celebrada en Cornualles (Reino Unido).

En el texto, los firmantes recuerdan su compromiso de «proporcionar un total de más de dos mil millones de dosis de vacunas» y de «crear los marcos adecuados para fortalecer la defensa colectiva contra las amenazas a la salud mundial». De ellas, 870.000 serán entregadas «directamente» por los países del G-7 a lo largo del próximo año.

Para ello, defienden el mecanismo COVAX dependiente de la ONU como «la ruta principal para proporcionar vacunas a los países más pobres», aunque reconocen la «urgente necesidad de acelerar la entrega de esas dosis».

Además, anuncian un compromiso de «colaborar con el sector privado, el G-20 y otros países para incrementar esta contribución en los próximos meses», para «seguir exportando en proporciones significativas» y «fomentar las licencias voluntarias y la producción global sin ánimo de lucro» que supone un 95% de las aportaciones a COVAX.

El G-7 manifiesta su intención de adoptar medidas para desarrollar «la capacidad de fabricación en todos los continentes, mejorar los sistemas de alerta temprana, y apoyo a la ciencia en una misión para acortar el ciclo para el desarrollo de vacunas seguras y efectivas, tratamientos y pruebas de 300 a 100 días».

Asimismo, el G-7 también respalda la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una nueva investigación sobre los orígenes de la pandemia de coronavirus.

«Pedimos un asesoramiento oportuno, transparente, dirigido por expertos, así como la Fase 2 del estudio sobre los orígenes (de la pandemia), China incluida, como recomiendan los propios expertos», según el comunicado final.

Tras críticas como la del ex primer ministro británico Gordon Brown por la baja cifra anunciada, un «fracaso moral imperdonable», el actual mandatario británico, Boris Johnson, ha destacado en rueda de prensa tras la publicación del comunicado que se trata de una «cantidad enorme». La Organización Mundial de la Salud (OMS) había solicitado 11.000 millones de dosis.

Posteriormente, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha apuntado a la posibilidad de entregar otros 1.000 millones de vacunas próximamente, aunque ha reconocido que todavía no está en posición de realizar un anuncio formal en ese sentido.

Así, Biden ha destacado el tono «extraordinariamente colaborativo» de la cita y ha expresado su satisfacción en lo que respecta a la respuesta a China.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha destacado que «los socios de la UE (en el G-7) se han sumado para acelerar la producción y la entrega de vacunas para todo el mundo». «La UE ha tomado las riendas», ha subrayado.

Además, ha destacado el «compromiso con África» que «debe estar en el corazón de nuestras relaciones internacionales», según «algunos líderes» europeos, una estrategia «ganar-ganar» para África y para Europa.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha celebrado el compromiso del Grupo de los Siete (G-7), pero ha subrayado lo urgente de la situación de pandemia, ya que ha muerto más gente en 2021 que en todo 2020 debido a brotes en numerosos países donde las vacunas permanecen fuera de su alcance, en especial en América del Sur, Asia y África.

Con un tono más duro, Oxfam ha acusado directamente al G-7 de «cocinar las cifras» de las vacunas porque solo donarán 870 millones de dosis. Los otros 130 millones son el «equivalente en dosis» de otros pagos económicos.

«Han fallado absolutamente a las necesidades del mundo en medio de la mayor emergencia sanitaria del último siglo y una catástrofe climática que está destruyendo nuestro planeta», ha señalado Oxfam. «La cumbre del G-7 vive en la infamia«, ha remachado.

Además, sobre el compromiso de que el mundo entero esté vacunado para finales de 2022, les ha reprochado que «se preocupen más de proteger los monopolios y patentes de los gigantes farmacéuticos».

Autor: EUROPA PRESS

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

Traductor para elefantes: sabremos que quieren decir los paquidermos

Publicada

el

Los elefantes tienen un gran lenguaje comunicativo que incluyen miles de gestos y llamadas sobre ciertos significados que pueden llegar a cambiar según el contexto de la situación. Sus comportamientos son tan complejos que hasta los científicos poseen dificultades a la hora de analizarlos, por consiguiente, un biólogo de renombre a desarrollo un depósito para almacenar la comunicación de este animal a través de un etograma de elefante digital.

Según Joyce Poole (cofundadora y directora científica de ElephantVoices), el objetivo de este proyecto es concienciar a los humanos de que la biodiversidad se está desplomando y que podríamos llegar a perder esta especie. Algo bastante impactante, la verdad.

El etograma de los elefantes reúne actualmente más de 500 comportamientos que han sido representados a través de 3000 vídeos, fotografías y archivos de audio.

Dichas descripciones gráficas están basadas en las observaciones de Joyce Poole y su marido y socio de investigación Petter Granli.

Por otro lado, el proyecto acaba de comenzar y quiere cumplir con el objetivo de ser un catálogo en vivo para contribuir nuevos hallazgos. Lucy Bates, investigadora en la cognición de elefantes en la Universidad de Sussex (Inglaterra), afirmó para el diario Scientific American que “ahora tenemos una base disponible gratuitamente en el dominio público, a partir de la cual podemos construir una imagen mucho más completa de lo que hacen los elefantes y por qué”.

La científica Poole espera que otros investigadores empiecen a contribuir más observaciones para seguir ampliando la base de datos. Mientras tanto, Daniela Hedwig (investigadora asociada del Elephant Listening Project) comentaba que “este proyecto es un logro monumental. La base de datos de los elefantes será un depósito útil para hacer comparaciones entre las especies”.

Los etogramas son recopilaciones de actividades y comportamientos de animales, ya sea para analizar situaciones específicas o una especie. Los investigadores emplean estos patrones para hacer comparaciones entre las distintas razas, sexos, manadas o familias y edades.

Autor: 20minutos (Ana Higuera)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

El desempleo, la informalidad laboral, la sanidad y la economía, temas de fondo en tiempos de pandemia a nivel mundial para 2021

Publicada

el

Por

El Informe de la Organización de Naciones Unidad (ONU) sobre la situación y perspectivas económicas mundiales de 2021. A partir de este informe y otras fuentes de información, analizaremos la situación económica y sanitaria a nivel mundial en tiempos de pandemia.

Tras más de un año y medio de pandemía del Covid-19, las perspectivas de crecimiento mejoran para los países desarrollados y las grandes economías, pero no tanto para otras muchas en desarrollo o economías pequeñas, la situación de los más vulnerables se vuelve más precaria debido a la elevada pérdida de puestos de trabajo.

Por ese motivo, se necesitan mejores políticas públicas de los gobiernos de turno y más políticas de Estado que conduzcan a una recuperación de la crisis económica y sanitaria de forma más inmediata e inclusiva, para ello, analizaremos por aparados dicha situación:

Crecimiento económico a nivel mundial mejora pero la pandemia está lejos de terminar

Las perspectivas de crecimiento mundial han mejorado, aunque la pandemía está lejos de terminar para una extensiva mayoría de países debido a un número elevado, y en ocasiones a una tendencia en aumento, de casos de COVID-19.

La economía mundial crezca un 5,4% en 2021

Unas perspectivas de crecimiento más sólidas para China y los Estados Unidos de América apuntalan la revisión al alza.

La previsión de crecimiento del 4,7% de este mismo informe hecha en enero de 2021.

No obstante, aunque se espera que los resultados económicos en China crezcan con solidez y aumenten el crecimiento mundial, no se prevé que muchas economías en desarrollo vuelvan pronto a los niveles anteriores a la pandemia.

Las economías desarrolladas crezcan un 5% en 2021

Impulsadas por el crecimiento más rápido en los Estados Unidos desde 1966. Las perspectivas son significativamente menos optimistas para Europa y Japón, que luchan por contener nuevas oleadas de infecciones.

Por otro lado, si bien se espera que Asia oriental experimente una fuerte recuperación de la pandemia, muchos países de África, Asia meridional, Asia occidental y América Latina y el Caribe se enfrentan a una situación frágil y perspectivas económicas inciertas.

A pesar de ello, se prevé que las economías en desarrollo crecerán un 6,1% en 2021, debido a la sólida recuperación de China, que se prevé que crezca un 8,2% este año.

Los países en desarrollo lejos de recuperarse ante una vacunación lenta y una presión fiscal creciente

La marcada disparidad en la cobertura de vacunación entre países y la probabilidad de una pandemia persistente, plantean un grave riesgo para una recuperación económica ya desigual y frágil del mundo.

La pandemia está lejos de superarse para la mayoría de los países en desarrollo donde la vacunación avanza lentamente y la presión fiscal se ha visto intensificada.

La informalidad laboral, desempleo, la sanidad y la pobreza son problemas de fondo   


Con los riesgos de una pandemia prolongada y espacio fiscal insuficiente para estimular la demanda, los países más vulnerables del mundo afrontan la perspectiva de una década perdida.

La pandemia ha empujado a 114,4 millones de personas a la pobreza extrema.

Para muchos países en desarrollo, se prevé que su producción económica no regrese a los niveles anteriores a la pandemia hasta 2022 o 2023.

Las medidas de confinamiento y distanciamiento social han provocado una elevada pérdida de puestos de trabajo en el sector producción y servicios, que dan empleo .

Una mayor informalidad laboral y una menor seguridad laboral, protección social y acceso a la sanidad

La pandemia también ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad que causa el trabajo informal, la principal fuente de trabajo en muchos países y que ofrece una menor seguridad laboral, protección social y acceso a la sanidad.

Las pérdidas de empleo e ingresos han sido mayores principalmente para las mujeres, ya que hubo más mujeres que hombres que tuvieron que dejar su empleo para satisfacer la creciente demanda de trabajo de cuidados no remunerado.

De los 114,4 millones de personas que han caído en la pobreza, 57,8 millones de mujeres y niñas son mujeres, asestando un duro golpe a los esfuerzos de reducción de la pobreza en todo el mundo.

Exacerbando las diferencias de género en ingresos, riqueza y educación y obstaculizar el progreso en materia de igualdad de género según lo previsto en la Agenda 2030 de Desarrollo sostenible.

El comercio mundial crece pero de forma desigual en desmedro de los más pobres

El comercio de mercancías ya ha superado los niveles anteriores a la pandemia, tras mantenerse a flote gracias a la fuerte demanda de equipos eléctricos y electrónicos, equipos de protección individual (EPI) y otros productos manufacturados.

El intercambio de servicios sigue restringido por las limitaciones

Los viajes internacionales. Aun cuando las exportaciones de las economías asiáticas han remontado el vuelo, las de África, Asia oriental y los estados independientes de la Commonwealth se han estancado.

Una recuperación generalizada de los precios internacionales de las materias primas ha ayudado a limitar el impacto económico de la pandemia en los países en desarrollo que dependen de los productos básicos.

A pesar de las inyecciones masivas de liquidez y los costos de endeudamiento históricamente bajos, la inversión global proyectada muestra solo una recuperación moderada en 2021.

Los elevados niveles de deuda y las grandes necesidades de financiación

Dado el aumento del apalancamiento público y privado, y las importantes incertidumbres globales, los riesgos para la estabilidad financiera se ciernen sobremanera y aparentemente seguirán en un corto plazo.

Muchos países en desarrollo sean vulnerables al aumento de las tasas de interés y a un abrupto endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.

Los países y sus gobiernos tienen que ser más innovadores para abordar la crisis

En medio del espacio fiscal limitado y la alta deuda pública, muchos gobiernos de países en desarrollo necesitarán priorizar medidas que ayuden a los grupos de población más afectados por la crisis, especialmente los más pobres y gente con condiciones precarias.

Existe una necesidad urgente para los países de formular políticas mejor dirigidas que cuiden la perspectiva de la pobreza, la informalidad y la extrema pobreza y que conduzcan una recuperación de la crisis más rápida e inclusiva.

A pesar de haber estado en la primera línea de la pandemia, la población no ha estado lo suficientemente representada en los procesos de toma de decisiones y la respuesta que han dado las políticas económicas ante un escenario de distanciamiento y confinamiento y con pocas medidas, por no decir escasas ayudas económicas al sector más vulnerado los pobres y tampoco a reactivar la economía al sector empresarial para palear el desempleo en un corto, mediano y largo plazo para los ciudadanos.
  
Para terminar, es evidente el grave impacto desproporcionado que la pandemia ha tenido sobre los más necesitados o vulnerados en términos de extrema pobreza y se reclama a gritos…..

….una política bien dirigida y acorde a medidas para apoyar a los sectores de extrema pobreza, la informalidad laboral y la creación de fuentes de empleo estables y sostenibles en el tiempo e incorporando como nuevo actor a las tecnologías y la economía del conocimiento, no solo para acelerar la recuperación, sino también para garantizar que la recuperación sea inclusiva, rápida y sostenible para el siglo XXI….

Autor: César Vargas Díaz (Ph.D) / Analista e investigador económico @minuo5.com

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado