Conecta con Minuto5

Video

Rescatadores con cáncer, una consecuencia tardía de la pesadilla del 11S

Publicada

el

El 11 de septiembre de 2001, el mundo entero siguió horrorizado los atentados contra las torres gemelas, en los que fallecieron casi 3.000 personas, entre los pasajeros de los aviones y quienes se encontraban en los edificios derrumbados. Algunas víctimas fallecieron en el acto, otras lo hicieron en los días y semanas posteriores, después de ser trasladadas al hospital con heridas de gravedad. Pero el reguero de muertes podría no haber terminado. Al menos eso es lo que se intuye a partir de las conclusiones de un estudio publicado esta semana en JNCI Cancer Spectrum, en el que se demuestra que un porcentaje estadísticamente significativo de las personas que participaron en las tareas de rescate y limpieza de la zona cero han terminado desarrollando algún tipo de cáncer.

La pesadilla del 11S continúa

Para la realización de este estudio, sus autores, procedentes del Hospital Mount Sinai, analizaron los datos procedentes del General Responder Cohort, un programa de monitoreo y tratamiento médico financiado con fondos federales, en el que se encontraban 28.000 de las 50.000 personas que se calcula que acudieron para ayudar tras los atentados del World Trade Center.

La situación de todos estos pacientes se comparó con los registros de cáncer de seis estados entre 2002 y 2013, con el fin de comprobar si realmente había grandes diferencias. Y así fue. Concretamente, detectaron en el grupo de estudio un total de 999 personas con 1072 cánceres, la mayoría de ellos de próstata, tiroides o leucemia. En los tres casos la incidencia era significativamente mayor que en el resto de la población, por lo que se intuía que podría estar relacionado con la presencia entre los escombros de sustancias tóxicas, como asbesto, benceno o bifenilos policlorados.

Comprobaron también que algunos factores como el tiempo y la intensidad de la exposición a las nubes tóxicas no parecían haber influido en el número de casos, pero que sí que se vio una disminución en las personas que utilizaron respiradores u otras medidas de protección.

Este no es el primer estudio de este tipo que se publica. No obstante, en los anteriores había pasado menos tiempo desde aquel 11 de septiembre, por lo que podría ser que muchos tumores aún no se hubieran manifestado. De cualquier modo, los autores del estudio reconocen que no se descarta que parte de los cánceres detectados se deban a otros factores, como la edad o el tabaquismo, pero que igualmente son cifras suficientemente relevantes como para tenerlas en cuenta. Además, a raíz de estos resultados, se puede clasificar estos casos de cáncer como una condición relacionada con el World Trade Center, de modo que los pacientes podrían seleccionarse para que sus tratamientos sean financiados por el gobierno federal.

👇 Más en Hipertextual

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: Azucena Martín

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Video

El huevo de pascua que podría sugerir qué diantres está ocurriendo en ‘WandaVision’

Publicada

el

La propuesta de WandaVision (Jac Schaeffer, 2021), primera serie del Universo Cinematográfico de Marvel con dos episodios disponibles ya en Disney Plus, es extraña como mínimo. Su formato de sitcom resulta desconcertante para los espectadores por el acostumbrado espectáculo de acción visto hasta ahora en las películas de la saga. Pero que decidieran escoger dicho formato se debe a la propia naturaleza del argumento, que involucra a Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y Visión (Paul Bettany). Y lo cierto es que nos han dejado otra pista sobre qué diantres está ocurriendo aquí en un inesperado huevo de pascua.

El vino de ‘House of M.’

Durante la disparatada cena con el señor y la señora Hart (Fred Melamed y Debra Jo Rupp) en casa de los protagonistas en el episodio uno, se sirve un vino muy curioso. Francés y ficticio para más señas. Maison du Mépris se llama, lo que se podría traducir como Casa de la Miseria y que en inglés sería House of Misery. O House of M, el título de una serie limitada de cómics con ocho números del guionista Brian Michael Bendis y el dibujante Olivier Coipel, publicada entre junio y noviembre de 2005. Fue un crossover de la series Planet X (Grant Morrison y Phil Jimenez, 2003-2004) y Avengers Disassembled (2004-2005).

wandavision disney plus house of m.
Disney Plus

En esta historia, Bruja Escarlata sufre una crisis nerviosa tras perder el control de los poderes con los que altera la realidad. En este trágico trance, su mente acaba fragmentada y termina transformando el mundo según los deseos íntimos de los superhéroes. De manera que, si lo del vino francés apunta a House of M. y esto implica alguna cosa para WandaVision, es posible que Westview sea la realidad idílica que Bruja Escarlata ha creado tras un colapso mental. Con una existencia tranquila, Visión vivo y vecinos amigables. Y esto también cuadra con el rebobinado voluntario cuando descubre al apicultor de SWORD en el segundo episodio. Lo que no resulta incompatible con que ese colapso hay sido producido por algún villano. Como la bruja Agatha Darkness.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: César Noragueda

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

Quién es el personaje que habla a través de la radio en ‘WandaVision’

Publicada

el

De momento, en muy pocas ocasiones se ha salido de su formato sitcom WandaVision (Jac Schaeffer, 2021), la primera serie oficial en el Universo Cinematográfico de Marvel estrenada en Disney Plus. Y, durante esas escasas veces que lo abandona, es para dar pistas sobre lo que está ocurriendo. Porque las circunstancias idílicamente televisivas que viven Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y Visión (Paul Bettany) en la localidad de Westview son muy sospechosas. Y, por que nos expliquen qué diantres pasa aquí, uno se tragará los nueve episodios con gusto. Por ejemplo, ¿quién es el personaje que habla a través de la radio?

En el capítulo dos de WandaVision, justo cuando la temible Dottie (Emma Cauldfield) estaba expresándole a Wanda Maximoff la desconfianza que siente por ella, de la radio surge una voz que se dirige inesperadamente a la protagonista. “¡Wanda! ¿Quién te está haciendo esto, Wanda?”, de dice. Lo que sugiere que la realidad en la que se encuentran Bruja Escarlata y Visión es algún tipo de engaño psíquico producido por algún villano. Teorías hay al respecto por lo que hemos podido ver en uno de los tráilers. Pero el caso es que se insiste en esta pregunta para la desconcertada Wanda al final del episodio, repitiéndola como un enigmático eco.

wandavision disney plus radio
Disney Plus

El veterano agente Jimmy Woo

La voz pertenece al actor californiano Randall Park (Aquaman) y, por lo tanto, quien se intenta comunicar con Bruja Escarlata es Jimmy Woo. Este personaje es uno de los más veteranos de los cómics, de la época en que a la editorial aún no se la conocía como Marvel. Fue creado por el guionista Al Feldstein y el dibujante Joe Maneely para el primer número de Yellow Claw (1956). Y, en el UCM, le hemos visto durante Ant-Man y la Avispa (Peyton Reed, 2018) como el agente de la condicional de Scott Lang (Paul Rudd). Así que, de algún modo, tal vez ha dejado el FBI y ahora trabaja para SWORD. No tardaremos en descubrirlo.

wandavision disney plus radio
Marvel Studios

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: César Noragueda

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Video

Jack Foley y el arte de crear efectos de sonido para el cine

Publicada

el

Si eres aficionado a la ciencia ficción, tienes claro que cuando ves una película de género, los sonidos que oyes son inventados. No existen las pistolas láser, ni las naves espaciales, y los robots del cine hacen mucho más ruido que los de verdad. Y qué decir del cine de terror, donde oímos los quejidos de los zombis o el exagerado sonido de un cuchillo destripando a su víctima. Sin embargo, no es tan frecuente saber que hasta un simple disparo o el cierre de una puerta en una escena dramática han sido creados, probablemente, en una sala de grabación estanca.

En el cine hay un equilibrio interesante entre la imagen y el sonido. El campo del sonido, a su vez, se divide en varios compartimentos, algo que explica muy bien el documental de 2019 Making Waves: The Art of Cinematic Sound y que en español se ha traducido como La magia del sonido en el cine. En dicho documental se hace una gráfica división del trabajo de grabación, edición y postproducción asociado solamente al sonido. Por una parte, la música. Luego tenemos las voces de los actores. Y, en último lugar, los efectos de sonido.

Y es en este apartado, en el de los efectos de sonido, donde se mezclan la tecnología y el arte para ofrecer una experiencia impensable si viéramos la grabación de una película sin haber sido editada posteriormente. Las voces de los protagonistas demasiado bajas, las constantes interrupciones de los sonidos ambiente… O sonidos flojos o inexistentes al suceder algo en pantalla que debería hacernos dar un salto en el asiento. Los efectos de sonido tienen una dura misión: realzar ciertos sonidos para que los escuchemos, anular otros para que no interrumpan y, en tercer lugar, crear sonidos de la nada.

Precisamente, dentro de los efectos de sonido existe un área muy concreta, los efectos de sala o efectos foley. Foley en honor a su inventor, el estadounidense Jack Foley, que ahorró millones de dólares al cine gracias a la grabación de efectos de sonido dentro de una sala de grabación en lugar de salir ahí fuera a intentar captarlos. El arte de generar un disparo, una explosión o un puñetazo de la nada, con ayuda de objetos que nunca asociarías a ese sonido.

La necesidad de reproducir el sonido real

Primero se oyen unos pasos. A lo lejos. Se van acercando. Luego un golpe en lo que imaginamos es una puerta. Oímos el pomo de una puerta girando y el característico gemido de una puerta mal engrasada abriéndose. Esta escena clásica que habremos visto en infinidad de películas en blanco y negro también se repitió innumerables veces en la radio.

En Estados Unidos, desde los años 30 del siglo pasado eran muy populares las radionovelas, en las que se representaban escenas donde no faltaban los efectos de sonido, muchas veces creados en directo. Personajes populares gracias al cine como Batman o Superman tuvieron sus propias radionovelas. En ellas, los efectos de sonido recreaban lo que hoy son básicamente efectos visuales generados por ordenador, pero donde también tiene su papel los efectos de sonido. Y si nos remontamos más en el tiempo, el teatro mismo fue pionero en recrear sonidos, como un trueno o el galopar de los caballos, algo imposible de generar dentro de un teatro si no era con efectos de sonido.

Efectos de sonido
Fuente: Smith Journal

Cuando llegó el cine sonoro, era inevitable que los efectos de sonido fueran parte importante del metraje, ya que no siempre era posible captar el sonido ambiente o determinados ruidos que eran claves para la trama argumental. Aquí entraban en escena, o mejor dicho, detrás de ella, los efectos de sala, que con el tiempo han pasado a llamarse efectos foley en honor a uno de sus principales impulsores, Jack Foley. Y a quienes realizan esos sonidos se les conoce como artistas foley. El apellido Foley hasta se refiere al lugar donde se graban estos sonidos, salas de efectos o en inglés foley-stage o foley-studio.

Muchos hemos jugado a crear efectos de sonido o lo hemos visto en películas o en televisión. Golpear unos cocos vacíos para imitar el galope de un caballo, hacer explotar un globo para imitar una explosión o un disparo, agitar papel de aluminio para reproducir el sonido de la lluvia o arrugar una hoja de papel para simular el crepitar de una hoguera. Hay infinidad de combinaciones, algunas de ellas visibles en vídeos de YouTube o en películas como Berberian Sound Studio, de 2012, protagonizada precisamente por un ingeniero de sonido dedicado al arte de los efectos foley.

Jack Foley en los efectos de sonido

Aunque no fue el primero en su haber, sí fue quien dejó una mayor marca en el cine. Más que nada porque Jack Donovan Foley estuvo allí desde el primer momento. En concreto, empezó a trabajar para Universal Studios en 1914, cuando el cine era mudo. Pero en cuanto se estrenó el primer título sonoro, todos los estudios vieron que era necesario subirse a ese tren.

El cantante de jazz, de 1927 y producida por los hermanos Warner, es considerada la primera película sonora de Hollywood. Dos años más tarde, Universal convertiría la película muda Show Boat a sonora. Es más, acabaría siendo un musical. Tras este primer trabajo sonoro de Jack Foley, llegarían muchos más. Y con la dificultad de grabar todos los efectos del tirón mientras se proyectaba la película en una pantalla. Por suerte, con el tiempo se podrían grabar los efectos de sonido por separado y luego montarlos junto a la imagen.

Si echamos un vistazo a su ficha de IMDb, veremos que no es muy extensa. Lamentablemente, la tarea de efectos de sonido no aparecía acreditada, algo que tardó mucho en corregirse. De ahí que veamos pocos títulos en su haber, aunque de la talla de Drácula de 1931, protagonizada por Bela Lugosi, o Spartacus de 1960, protagonizada por Kirk Douglas y dirigida por Stanley Kubrick.

Con todo, en la actualidad los efectos foley son imprescindibles en cualquier película, ya sea de superhéroes, ciencia ficción, terror, una comedia o un drama. Además, el proceso se ha digitalizado y modernizado. Al igual que en la radio se popularizaron las cintas con efectos grabados, hoy sonidos precargados que se lanzan en antena con un simple botón, el cine cuenta con catálogos ingentes de efectos de sonido que pueden rescatarse desde un buscador y aplicar a la pista de audio correspondiente en cuestión de segundos. Una tarea que se ha automatizado en gran parte pero que en pasado tuvo a grandes artistas recreando sonidos durante horas.

Otro gran artista foley conocido también como diseñador de sonido, director y doblador es Benjamin Burtt, Ben Burtt. A él le debemos los más de 800 sonidos necesarios para dotar de realismo al universo Star Wars desde su primera película, en 1977. Luego vendrían Invasion of the Body Snatchers (1978), la trilogía de Indiana Jones iniciada en 1981, E.T. (1982) o la más reciente WALL-E de 2008.

Pero su principal labor fue con la trilogía original de Star Wars, marcando las pautas a lo que vendría después. Con su trabajo de recrear sonidos imposibles de criaturas, naves y armas inexistentes, influyó a las películas que se rodaron en adelante. Sin embargo, técnicamente no podemos considerarlo un artista foley, pues su tarea de crear efectos de sonido partía de grabar sonidos de aquí y de allá. Con todo, sigue siendo parte de un colectivo que destaca en pantalla por su sonidos pero de quienes sabemos más bien poco.

Let’s block ads! (Why?)

Publicada originalmente en: Ir a la fuente
Autor: José María López

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado