Conecta con Minuto5

Mundo

La OEA respalda a Juan Guaidó como jefe del Parlamento de Venezuela

Publicada

el

La Organización de Estados Americanos (OEA) condenó este viernes las «tácticas intimidatorias» que marcaron la sesión del pasado domingo en el Parlamento de Venezuela y respaldó a Juan Guaidó como presidente de ese órgano legislativo, sin reconocer la elección del diputado Luis Parra para el cargo.

En una sesión extraordinaria, la OEA aprobó una resolución sobre la pugna por el liderazgo de la Asamblea Nacional venezolana (AN, Parlamento), un texto impulsado por Estados Unidos, Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, Paraguay, Perú y Venezuela.

La medida, aprobada con veinte votos a favor, cinco en contra y ocho abstenciones, recibe «con beneplácito la elección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela».

También condena «el uso de la fuerza y de tácticas intimidatorias por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro para tratar de impedir que los diputados de la Asamblea Nacional asistan libremente a la sesión convocada para el 5 de enero con el fin de elegir democráticamente su Junta de Gobierno».

El organismo continental renueva, además, «el llamado para un pronto retorno a la democracia en Venezuela».

Y vuelve a pedir la celebración de «elecciones generales incluyentes, libres, justas y transparentes, dirigidas por un Consejo Nacional Electoral renovado e independiente» seleccionado por la AN y «por una Corte Suprema de Justicia renovada e independiente, con la presencia de observadores internacionales».

El pasado domingo, el chavismo y algunos opositores eligió como nuevo jefe de la Asamblea Nacional al diputado Luis Parra, antiguo miembro del partido opositor Primero Justicia, en sustitución de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, durante una sesión a la que le impidieron entrar.

Horas después de la elección de Parra, Guaidó abrió una sesión improvisada en la sede de un periódico en la que un centenar de legisladores de la oposición aprobó su reelección como jefe del Parlamento.

Guaidó ocupaba el cargo desde enero del pasado año, lo que le llevó a proclamarse presidente interino de Venezuela de acuerdo con una interpretación de varios artículos de la Constitución del país.

La resolución de la OEA, que define el Parlamento como «la única institución democrática que queda en Venezuela», contó con los votos a favor de Ecuador, El Salvador, EE.UU., Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Bahamas, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia y Costa Rica.

A ellos se sumó Venezuela, representada en la OEA por un delegado de Guaidó, Gustavo Tarre, quien subrayó en la sesión que «el objetivo del régimen es someter el Parlamento a través de cualquier medio».

En contra del texto votaron las delegaciones de Nicaragua, Surinam, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas; mientras que se abstuvieron México, Argentina, Uruguay, Granada, Guyana, Trinidad y Tobago, las Bahamas y Belice.

El representante de Nicaragua, Luís Exequiel Alvarado, opinó que la OEA se estaba entrometiendo en «los asuntos internos de un Estado que no es miembro», porque el chavismo se retiró oficialmente del organismo a mediados del año pasado, aunque la delegación enviada por Guaidó se ha mantenido implicada en la institución.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Mundo

Perú: el presidente electo Pedro Castillo con el 50,12% de los votos frente al 49,87% de Keiko Fujimori

Publicada

el

Por

Tras seis semanas de tensa espera, el escrutinio actualizado del 100% de las actas del órgano electoral (ONPE) da el triunfo a Castillo con el 50,12% de los votos frente al 49,87% de la derechista Keiko Fujimori.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú anunció este lunes que terminó de revisar las impugnaciones de votos y apelaciones y se apresta a proclamar al nuevo presidente, aunque sin confirmar que el candidato izquierdista Pedro Castillo ganó el reñido balotaje del 6 de junio.

Tras seis semanas de tensa espera, el escrutinio actualizado del 100% de las actas del órgano electoral (ONPE) da el triunfo a Castillo con el 50,12% de los votos frente al 49,87% de la derechista Keiko Fujimori.

Esta última se niega sin embargo a reconocer su derrota y denuncia un supuesto «fraude» a pesar de que los observadores de la OEA afirmaron que la votación fue limpia.

«Luego que el Pleno del JNE declaró por unanimidad la improcedencia de las 5 [últimas] apelaciones presentadas por el partido político [fujimorista] Fuerza Popular […], se procederá a la elaboración del acta de proclamación de resultados generales», dijo el organismo en su cuenta de Twitter.

«De igual forma, el JNE procederá a la inmediata organización de la ceremonia de entrega de credenciales a la fórmula presidencial [ganadora] que corresponde. Dicha ceremonia se programará para esta semana», añadió, sin precisar una fecha.

Castillo obtuvo 44.263 votos más que su adversaria, según el escrutinio actualizado de la ONPE, pero el JNE -de cuatro miembros- tiene la última palabra.

Fujimori, quien deberá ir a juicio por supuesto lavado de dinero si no gana la presidencia, presentó numerosas impugnaciones de votos y apelaciones para dilatar la proclamación del vencedor, mientras sus partidarios exigían en las calles anular el balotaje y convocar a nuevas elecciones.

Tras un quinquenio de convulsiones políticas que llevaron a Perú a tener tres presidentes en cinco días en noviembre de 2020, el país ha vivido bajo tensión desde el balotaje debido a la demora en conocerse oficialmente al vencedor y las denuncias de Fujimori, que no aportó pruebas contundentes sobre el supuesto fraude.

El nuevo mandatario debe asumir el 28 de julio, día en que expira el mandato del presidente interino Francisco Sagasti y en el que Perú conmemora el bicentenario de su independencia.

Es la primera vez en las últimas décadas que la proclamación tendrá lugar a pocos días del cambio de mando. Usualmente el nombre del nuevo presidente lo anunciaba el JNE unas cuatro semanas antes.

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

Europa: ante la subida de contagios los países apuestan por los pasaportes COVID para restringir actividades

Publicada

el

La curva de contagios de COVID-19 vuelve a crecer en Europa con el inicio del verano y el fin de la mayoría de las restricciones. Una vez más, comienzan a extenderse las medidas para frenar el virus. Pero esta vez, con el avance de la inmunización como principal diferencia respecto a olas anteriores, varios países europeos están apostando por restringir ciertas actividades, principalmente en espacios cerrados y de ocio, a personas que acrediten estar vacunadas o no estar enfermas a través de pasaportes COVID.

Los casos confirmados de coronavirus se han disparado en prácticamente todos los países de Europa Occidental en la última semana.

Además de los aumentos desbocados de la incidencia en Reino Unido, España, Portugal y Países Bajos, donde subieron las infecciones principalmente entre los grupos no vacunados y por la aparición de la variante delta, los casos también están en alza en países como Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Suiza o Dinamarca, así como en Grecia, según los datos de la Universidad Johns Hopkins analizados por elDiario.es.

En Países Bajos, por ejemplo, han pasado de confirmar poco más de 5.000 casos en una semana a más de 46.000 en los últimos siete días en un país de 17 millones de habitantes. La incidencia en 14 días ha escalado hasta los 310 casos por cada 100.000 habitantes. Esta tendencia se repite en Bélgica, donde prácticamente se han duplicado los casos en la última semana, o en Grecia, donde los casos subieron desde 5.000 hasta casi 14.000 cada 7 días.

El gran contrapunto es que la mortalidad no sube al mismo ritmo gracias al avance de la campaña de la vacunación en toda Europa. Mientras que los contagios confirmados volvieron a subir hasta los 90.000 casos semanales en todo el continente, las muertes están en su nivel más bajo desde octubre del año pasado. En Reino Unido, en cambio, están volviendo a subir a sus niveles de primavera.

Malta, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, España, Países Bajos y Portugal son los países europeos que más dosis han puesto por cada 100 habitantes hasta ahora, más de 100. Les siguen Alemania, Italia, Irlanda, Austria, Suiza, Francia y Suecia, por encima de los 90.

Ante el aumento de los contagios, y en un intento de acelerar la vacunación, Francia, Portugal y Grecia han sido algunos de los últimos países en seguir la estela iniciada por Israel a principio de este año, cuando puso en marcha un «pase verde» que permitió a las personas vacunadas o recuperadas acceder a ciertos lugares a los que otros no podían entrar. Con el avance de su campaña de inmunización, considerada un éxito, el Gobierno israelí revocó en junio el sistema, que convirtió al país en uno de los primeros del mundo que se enfrentó a una serie de cuestiones legales, morales y éticas mientras trataba de equilibrar la reanudación de las actividades con cuestiones delicadas como la seguridad pública, la discriminación, la libertad de elección y la privacidad.

A partir de agosto, los ciudadanos de Francia necesitarán el certificado sanitario para salir a tomar un café o a cenar a restaurantes, al igual que quienes vayan a centros comerciales y usen transporte de larga distancia. Desde el próximo miércoles 21 de julio, se pedirá también en teatros, cines y otros puntos culturales en los que se reúnan más de 50 personas. Este pase lo pueden obtener quienes se hayan vacunado con la pauta completa, quienes den negativo o quienes acrediten haberse recuperado de la COVID-19, y ya se usa para acceder a discotecas y eventos de más de 1.000 personas.

«Vamos a ampliar al máximo el certificado sanitario para incitaros a la mayoría a que os vacunéis», dijo el presidente Emmanuel Macron, que defendió que su intención es «llevar las restricciones sobre los vacunados en lugar de sobre todos». Tras el discurso de Macron, cientos de miles de personas se han apresurado a pedir citas para vacunarse. Además, el personal sanitario y quienes trabajen con personas vulnerables tendrán la obligación de inmunizarse.

El presidente galo mostró su preocupación por la progresión de la variante delta y si bien dijo que en Francia la situación epidemiológica está «controlada» por el momento, «si no se actúa ahora», el número de casos seguirá creciendo considerablemente, y provocará «inevitablemente» un aumento de las hospitalizaciones a partir de agosto. «Para hacer frente a esta nueva situación, contamos con una baza maestra, que lo cambia todo respecto a las olas anteriores: la vacuna».

En Grecia, a partir de este viernes y hasta finales de agosto, los interiores de bares y restaurantes (también de cines y teatros) estarán abiertos solo para los clientes vacunados y sentados. «El país no volverá a cerrar por culpa de algunos», dijo también este lunes el primer ministro Kyriakos Mitsotakis durante el anuncio de las nuevas medidas para luchar contra la subida de casos durante la temporada turística de verano, vital para el país. Al igual que Francia, el Gobierno heleno ha hecho la vacunación obligatoria para los trabajadores de las residencias de mayores y el personal sanitario. Los centros que no cumplan la medida se enfrentan a multas de miles de euros.

Portugal fue uno de los primeros en sumarse a este tipo de medidas la semana pasada, cuando el Gobierno luso impuso el requisito de presentar una prueba negativa o certificado digital de vacunación para comer en el interior de los restaurantes desde la tarde del viernes y durante el fin de semana en los 60 municipios con mayor incidencia, entre ellos Lisboa y Oporto. «La importancia del uso del certificado digital en el acceso a las actividades es cumplir con lo que el Gobierno siempre ha anunciado: maximizar la seguridad, minimizando las restricciones», dijo la ministra de Estado y de la Presidencia, Mariana Vieira da Silva. El ministro de Economía ha explicado este lunes que el Gobierno está estudiando la posibilidad de extender el uso del certificado digital a otras actividades.

El agravamiento de la pandemia en Portugal y el aumento significativo de la variante delta han forzado al Ejecutivo a imponer un nuevo toque de queda nocturno y a recuperar restricciones a los horarios comerciales en las localidades en mayor riesgo. El número de pacientes hospitalizados y UCI está aumentando, pero se espera que el impacto sea menor gracias a la vacunación.

Mientras, el Gobierno británico se ha limitado a aconsejar a locales de ocio nocturno y discotecas que pidan a sus asistentes pruebas de la pauta completa de vacunación o un test negativo, como parte del levantamiento de las restricciones en Inglaterra el 19 de julio, un plan que sigue adelante a pesar del alza de casos de COVID-19. «Animamos a las empresas con entornos de alto riesgo a que utilicen el pase COVID del NHS (el sistema de sanidad británico) como condición de entrada, con el fin de reducir el riesgo. Este será el caso, especialmente, de los lugares de gran afluencia de público», indica la última guía del Ejecutivo de Boris Johnson, que también explica que se reserva el derecho de exigir la certificación en determinados lugares más adelante «si es necesario».

Esta medida no es nueva en Europa. Uno de los primeros países en ponerla en marcha fue Dinamarca, donde los ciudadanos tienen que enseñar en una multitud de espacios el llamado pasaporte corona, que demuestra que el titular ha sido completamente vacunado, ha pasado el coronavirus o ha dado negativo en una prueba reciente. Es así en los museos, las bibliotecas, los zoológicos, los cines, los parques de atracciones, los gimnasios, y en las actividades religiosas con un gran número de participantes. Los daneses también lo necesitan para cortarse el pelo, darse un masaje o en los interiores de los restaurantes y los cafés. El Gobierno decidió introducir este requisito de presentar «como forma de ayudar a mantener la pandemia bajo control en Dinamarca mientras la sociedad se reabre».

También se exige en algunas partes de Alemania, como Berlín, donde los clientes que se quieran sentar en el interior de los restaurantes deben presentar un test negativo o una acreditación de vacunación o de recuperación de COVID-19. Este martes, la canciller Angela Merkel ha descartado la idea de hacer la vacunación obligatoria para trabajadores sanitarios como otros vecinos europeos, mientras las autoridades del país defienden que aún hay que mantener las medidas hasta que más población haya sido vacunada.

Muy sonada ha sido la disculpa del primer ministro holandés, Mark Rutte, que este lunes admitió que las restricciones del coronavirus se habían levantado demasiado pronto en su país. «Cometimos un error de cálculo, estamos decepcionados por ello y nos disculpamos”, dijo.

Las infecciones han aumentado mucho más rápido de lo esperado y a niveles muy altos, razón por la cual Rutte ha vuelto a imponer, de cara al verano, limitaciones de horarios a la hostelería, así como un nuevo cierre de las discotecas, en un esfuerzo por detener los contagios entre los adultos jóvenes, solo dos semanas después de que se levantaran la mayoría de las reglas en el país a medida que disminuían los casos.

La mayoría de las infecciones se han producido en entornos nocturnos y fiestas con un gran número de personas. El Gobierno ha explicado que la variante delta está causando más casos de enfermedad entre personas no vacunadas por completo y no descarta la posibilidad de que las hospitalizadas vuelvan a aumentar en las próximas semanas. Países Bajos también ha implantado un pase de entrada. Desde el viernes, en los eventos para los que se requiera un certificado negativo de acceso, el test tendrá que ser de máximo 24 horas, en lugar de las 40 horas que se permitía hasta entonces.

Autor: Varios medios

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

China: está invirtiendo en el desarrollo de tecnología espacial para destruir o bloquear satélites enemigos

Publicada

el

China está invirtiendo en el desarrollo de tecnología espacial para destruir o bloquear satélites enemigos, según ha informado el Pentágono. Así, el país asiático se prepara para una hipoteca guerra espacial contra otras potencias como EEUU.

Michael Studeman, contraalmirante de la Armada y principal responsable de la inteligencia norteamericana en el Océano Pacífico, ha confirmado esta misma semana que el ejército chino está creando armas antisatélite.

Studeman asegura que estas podrán “cegar, bloquear y destruir naves espaciales tanto desde la superficie como en órbita”.

De momento, el Pentágono ha identificado la fabricación de sistemas láser terrestres con la capacidad de “dañar o destruir sensores sensibles en órbita de baja altitud”. Esta arma podría limitar la capacidad de la red espacial estadounidense si surgiese un conflicto.

Frente a esto, el contraalmirante ha notificado que existirá una “carrera de medidas, contramedidas y contra-contramedidas» ante esta situación. Sin embargo, la Defensa estadounidense ha admitido que todavía no han averiguado cómo mitigar el impacto del arma china.

Con esta noticia, se puede decir que la actividad ofensiva espacial de China empieza a tomar relevancia junto a las que están desarrollando otros países, como EEUU o Rusia.

La idea de China va más allá de la creación de armas de defensa pasivas y está trabajando en armas orbitales que lancen proyectiles capaces de destruir naves enemigas.

Según Studeman, el desarrollo de este tipo de tecnología militar por parte del país asiático se debe al intento de competir con Estados Unidos.

Ellos han observado nuestra capacidad espacial y quieren igualarla o excederla para ser capaces de dominar y garantizar la maniobrabilidad que necesitan para asegurar sus objetivos si estuvieran enó una lucha”, ha apuntado

Autor: 20minutos

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado