Conecta con Minuto5

Salud

Un resfriado durante el embarazo puede propagarse al feto

Publicada

el

Durante el embarazo cualquier cuestión de salud de la madre pasa a ser doblemente importante. Es el caso de un simple resfriado. Cuando ocurre durante un embarazo, el virus puede propagarse a la placenta y, por tanto, contagiarse al feto.Es lo que ha observado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Tulane (Estados Unidos). «Es la primera evidencia de que un virus del resfriado común puede infectar la placenta humana. Además, respalda nuestra teoría de que cuando una mujer desarrolla un resfriado durante el embarazo, el virus que causa la infección materna puede propagarse al feto y causar una infección pulmonar incluso antes del nacimiento», aseguran sus autores.Durante el embarazo, la placenta actúa como un guardián para proporcionar alimento esencial de una madre a un feto en desarrollo mientras filtra los posibles agentes patógenos. No obstante, en la actualidad los científicos están descubriendo que la barrera no es tan impenetrable como se creía con estudios recientes que muestran cómo los virus como el Zika pueden atravesar sus defensas.Ante este escenario, en el nuevo trabajo los investigadores utilizaron placentas donadas y aislaron los tres tipos de células principales que se encuentran en las placentas: citotrofoblasto, fibroblastos de estroma y células de Hofbauer. A todas ellas las expusieron in vitro al virus sincitial respiratorio (VSR), causante el resfriado común.De esta forma, los expertos comprobaron que mientras que las células de citotrofoblasto soportaron una replicación viral limitada, los otros dos tipos fueron significativamente más susceptibles a la infección. Por ejemplo, las células de Hofbauer sobrevivieron y permitieron que el virus se replicara dentro de las paredes celulares.»Estas células no mueren cuando son infectadas por el virus, que es el problema. Cuando se mueven hacia el feto son como bombas llenas de virus. No diseminan el virus explotando, lo cual es la forma típica, sino que lo transfieren a través de canales intercelulares», afirman.Los autores de esta investigación, publicada en la revista Plos One, sospechan que el VSR podría atacar al tejido pulmonar dentro del feto, causando una infección que puede predisponerle a desarrollar asma en la infancia.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente
Autor: redaccion@ (EUROPA PRESS)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Mundo

Unión Europea: romperá con AstraZeneca a partir de junio

Publicada

el

El comisario europeo para el Mercado Interior, Thierry Breton, ha anunciado este domingo que la Unión Europea no renovará el contrato con la compañía farmacéutica AstraZeneca más allá del mes de junio.

Estas declaraciones ratifican una opción que ya estaba sobre la mesa desde que la Comisión Europea presentó el mes pasado una demanda contra la compañía por haber incumplido su compromiso de entregar a los Estados miembros las dosis contratadas de su vacuna contra la Covid-19.

«No vamos a renovar los pedidos después de junio. Veremos qué pasa», ha declarado Breton a France Inter este domingo.

Los problemas de AstraZeneca para cumplir con los repartos estipulados en el contrato con la UE han enfrentado desde hace meses a la compañía con la Comisión Europea.

Estaba previsto que durante el primer trimestre del año entregase 120 millones de dosis a los Estados miembros y solo repartió 30 millones.

Bruselas llegó a enviar una carta a AstraZeneca para iniciar un procedimiento amistoso de resolución de disputas.

Tras constatar que este paso intermedio no facilitaba una solución, el Ejecutivo comunitario tomó la decisión de elevar el asunto a la Justicia belga.

Fuente: Europa Press

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

El resfriado común puede desalojar al coronavirus del organismo según un estudio

Publicada

el

Científicos británicos han revelado que el virus del resfriado común puede expulsar el coronavirus, que causa la Covid-19, de las células del organismo. Se trata de una especie de ‘competición’ entre virus en los que el del resfriado sale ganador.

Tal y como recoge en un reportaje la BBC, investigadores de la Universidad de Glasgow han descubierto que el rinovirus está tan extendido que podría servir para suprimir el SARS-CoV-2.

Uno de los retos de los investigadores es saber cómo interacciona el coronavirus con otros virus, pero el distanciamiento social ha hecho que estos virus dejen de propagarse con normalidad y por ello, se ha dificultado su análisis.

Los científicos escoceses del Centro de Investigación de Virus en Glasgow usaron una réplica del revestimiento de las vías respiratorias humanas, hecha del mismo tipo de células, y la infectaron al mismo tiempo con SARS-CoV-2 y rinovirus, que causa el resfriado común.

Cuando el rinovirus y el SARS-CoV-2 fueron incoluados al mismo tiempo, solo el rinovirus tuvo éxito en la infección, mientras que las veces en las que el rinovirus se liberó con una ventaja de 24 horas, el SARS-CoV-2 no tuvo ninguna oportunidad de causar infección. Hubo un tercer supuesto: el coronavirus con 24 horas de ventaja. Ni siquiera en este caso el coronavirus ‘batió’ al rinovirus.

«El SARS-CoV-2 nunca levanta vuelo, está fuertemente inhibido por el rinovirus. Esto es absolutamente emocionante porque si se tiene una alta prevalencia de rinovirus, esto podría detener nuevas infecciones de SARS-CoV-2«, dijo el doctor Pablo Murcia a la BBC.

Todo esto ocurre porque el rinovirus desencadena una respuesta inmune dentro de las células infectadas, lo que bloquea la capacidad del SARS-CoV-2 para hacer copias de sí mismo.

El problema es que este efecto puede tener poca duración y el SARS-CoV-2 podría ser capaz de volver a infectar una vez que el resfriado haya pasado y la respuesta inmune se haya relajado.

Publicado originalmente en:Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

Covid-19: vacunas pueden provocar mayor reacción a quienes han pasado la enfermedad

Publicada

el

Las vacunas contra la pandemia de Covid-19 pueden provocar una mayor reacción a las personas que previamente han pasado la enfermedad, con síntomas como por ejemplo fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o cansancio.

Así lo han explicado varios expertos sanitarios para una verificación realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la Covid-19 con el apoyo de Google Digital News Initiative.

Aunque algunas personas sostienen que la vacuna causa más reacción a quienes no han pasado la Covid-19, en realidad no hay evidencias de que sea así e incluso lo más común es que suceda lo contrario.

El virólogo del Instituto de Salud Carlos III Pepe Alcamí desmintió que si la vacuna no provoca reacción es porque ya se ha pasado la infección. De hecho, señaló que puede ocurrir todo lo contrario. Es decir, que es probable que la vacuna genere una reacción más potente a quienes previamente han pasado la Covid-19.

«Cuando pasamos la enfermedad el sistema inmune ya está ‘alerta’, tiene memoria, y lo habitual es que cuando nos ponen la primera dosis de la vacuna, en realidad, es como si fuera la segunda o una dosis de ‘recuerdo’.

En este escenario, se produce una reacción inmune frente a la vacuna más potente que si fuera la primera dosis en alguien que no ha pasado la enfermedad», explicó el virólogo.

Sonia Zúñiga, viróloga e investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), confirma esta afirmación y aclara que sobre los infectados de forma asintomática que el grado de reacción puede depender de si se generaron anticuerpos y de si estos siguen dentro del organismo.

Zúñiga adujo que, cuando una vacuna produce los efectos secundarios más comunes (dolor en la zona del pinchazo, cansancio, dolor de cabeza, fiebre, etc), es precisamente porque el cuerpo está reaccionando de forma positiva al tratamiento.

«Es decir, el sistema inmune se pone alerta y comienza ese ‘entrenamiento’, que es lo que pretenden las vacunas. Normalmente, si uno ha pasado antes la enfermedad, es posible que tenga más efectos secundarios, porque su sistema inmune ya estaba ‘pre-entrenado'».

Por este motivo, según la viróloga, los efectos secundarios «suelen ser siempre mayores tras la segunda dosis y en personas más jóvenes con un sistema inmune más fuerte».

Por su parte, la viróloga del laboratorio de coronavirus del CNB-CSIC Isabel Solá sostiene que la aparición de estos efectos secundarios tienen que ver con la respuesta inmune del cuerpo humano. «En las personas mayores, que tienen una inmunidad menos potente, estos efectos adversos son en general menos frecuentes», aseguró.

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), los efectos secundarios más frecuentes de las vacunas contra la Covid-19 son: sensación de dolor, pesadez y/o sensibilidad en el brazo en el que puso la inyección; cansancio y dolor muscular; dolor de cabeza; malestar general y síntomas leves similares a los de la gripe; náuseas y fiebre. También puede darse inflamación de los glanglios unos días después de recibir la vacuna.

Los expertos insisten en que hay variabilidad individual. Según Pepe Alcamí, lo descrito anteriormente es la norma general, pero también hay gente que no ha pasado la enfermedad y que tiene una reacción a la primera dosis. Asimismo, personas que sí han pasado la Covid-19 «ni se enteran de que les vacunan».

«Esto tiene más que ver con la respuesta inmune innata, sobre todo de producción de interferón que tiene un componente genético importante», señaló Alcamí. En esta misma línea, Zúñiga aclaró que lo expuesto anteriormente es una «es una simplificación porque, como se suele decir, cada cuerpo es un mundo».

La viróloga Isabel Solá precisó que la respuesta inmune es variable entre individuos y que «no hay una relación directa entre no haber tenido la enfermedad y mostrar o no estos efectos». Asevera que, en general, las personas que participaban en los ensayos clínicos de las vacunas no habían tenido infección previa pero sí se observaban porcentajes variables —entre un 30% y un 80%— de efectos secundarios como los señalados por la Aemps.

Isabel Solá declaró que, dependiendo qué vacuna sea y de su composición, «puede ser que la frecuencia de las reacciones adversas aumente o disminuya entre la primera y la segunda dosis». Por ejemplo, con la vacuna de Pfizer y BioNTech el porcentaje de efectos secundarios es mayor con la segunda dosis. «Por tanto, en personas que ya tuvieron la enfermedad y tienen inmunidad, podría ser que al recibir la primera dosis tuvieran una reacción más fuerte que si no la hubieran tenido», dijo.

Con la vacuna de AstraZeneca sucede «más bien al contrario» y, después de la segunda dosis, la frecuencia de efectos secundarios es menor. «La interpretación de esto es que esta vacuna es un vehículo que lleva la proteína S del virus y la respuesta inmune se produce no sólo contra la proteína S, sino también contra el vehículo. Por eso, en la segunda dosis la inmunidad contra el vehículo limita de alguna forma que la vacuna prenda«, comentó Solá.

En cualquier caso, Alcamí subrayó que lo importante es que sufrir estos efectos o no con la vacuna no quiere decir que no generemos anticuerpos: «Por tanto, no hay relación directa entre tener estos síntomas ‘reactógenos’ y responder a la vacuna».

Publicado originalmente en:Ir a la fuente
Autor: redaccion@ (SERVIMEDIA)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado