Conecta con Minuto5

Mundo

Jimmy Carter, hospitalizado por una infección del tracto urinario

Publicada

el

El expresidente estadounidense Jimmy Carter, de 95 años, ingresó este fin de semana a un hospital en Georgia (EE UU) afectado de una infección del tracto urinario, según informó este lunes el Centro Carter.»Se encuentra mejor y espera regresar pronto a casa», aseguró el Centro Carter, que también detalló que quien fuera presidente entre 1977 y 1981 está ingresado en el Centro Médico Phoebe Sumter de la localidad de Americus, unos 225 kilómetros al sur de Atlanta.Carter superó con éxito a mediados del pasado mes de noviembre una operación quirúrgica para aliviar la presión en su cerebro provocada por un hematoma subdural derivado de sus recientes caídas.El exmandatario ha sufrido tres caídas en los últimos meses: la última se produjo a finales de octubre en su domicilio de su localidad natal de Plains (Georgia) y resultó en una fractura menor de su pelvis, de la que se recuperó sin complicaciones y salió del hospital al cabo de unos días.Anteriormente, también en octubre, Carter se cayó y los médicos tuvieron que darle puntos en una ceja; mientras que, en mayo, el expresidente se rompió la cadera, también mientras estaba en su casa, y tuvo que someterse a otra cirugía.Carter es el expresidente más longevo de la historia de Estados Unidos, con 95 años, uno más de los que tenía el expresidente republicano George H. W. Bush (1989-1993) cuando falleció en noviembre de 2018.El expresidente, que en 2002 consiguió el Nobel de la Paz por su trabajo humanitario, se ha mantenido notablemente activo a pesar de su edad y ha impulsado numerosas iniciativas desde la organización no gubernamental que lleva su nombre y que creó en 1982 junto a su esposa.Su mandato presidencial duró solo cuatro años debido principalmente al impacto de la crisis de los rehenes estadounidenses de 1979 en Irán, y aunque los más conservadores siguen criticando su gestión, el líder demócrata siguió influyendo en la vida política del país desde una perspectiva progresista.Desde el Centro Carter ha impulsado avances en materia de observación de elecciones, derechos humanos y salud pública en todo el mundo, y ha escrito una veintena de libros desde que dejó la Casa Blanca, además de dar catequesis cada semana en una iglesia baptista en su localidad natal.La aparente salud de hierro de Carter flaqueó en 2015, cuando anunció que tenía cuatro tumores en el cerebro, pero después de seis meses de radioterapia y medicamentos experimentales, aseguró que había concluido con éxito su tratamiento para el cáncer.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@20minutos.es (EFE)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Mundo

Búsqueda de desaparecidos y traslado de heridos en Nueva Zelanda

Publicada

el

Nueva Zelanda tendrá que importar de EE.UU más de 100.000 centímetros cuadrados de piel que costará casi un millón de dólares para tratar las graves quemaduras de los supervivientes por la erupción del volcán Whakaari, que ha causado la muerte de 16 personas. La prioridad sigue siendo encontrar a los desaparecidos, a los que se da por muertos después de la erupción del volcán. Mientras, se han empezado a trasladar los heridos de nacionalidad australiana.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@20minutos.es (ATLAS)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

Arranca la jornada electoral en Reino Unido

Publicada

el

Las elecciones de Reino Unido han sido tildadas de históricas, principalmente por el fantasma del ‘brexit’. Estos comicios tienen consecuencia directa en el propio país, la Unión Europea, y también en los Estados miembro. España también se verá afectada.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@20minutos.es (ATLAS)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Mundo

Encuestas, aspiraciones de los candidatos, voto táctico…¿cuáles son las claves de las elecciones británicas?

Publicada

el

El Reino Unido celebra este jueves unas elecciones generales cruciales para el futuro político y económico del país.Los británicos elegirán al Gobierno que debe encargarse de cerrar el tortuoso proceso de salida de la Unión Europea (UE) y negociar con Bruselas la forma que tendrá la futura relación entre ambos lados del canal de la Mancha, que está aún en el aire.Estas son las principales claves que marcan la jornada de votación:El primer ministro conservador, Boris Johnson, necesita más de la mitad de los escaños de la Cámara de los Comunes (326 de 650 asientos, aunque en la práctica puede bastar con algunos menos) para ratificar sin complicaciones su acuerdo del brexit y ejecutar la salida de la UE en la fecha prevista, el próximo 31 de enero.Ninguna otra fuerza respalda oficialmente el acuerdo de Johnson, incluido el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), antiguo socio de los «tories».Una mayoría simple paralizaría previsiblemente la aprobación del texto, a menos que Johnson pueda volver a contar con el apoyo de los 19 diputados laboristas favorables al brexit que se rebelaron en octubre para apoyar al primer ministro.En caso de que Johnson se quede corto para obtener una mayoría absoluta, se abriría la posibilidad de un Gobierno conservador en minoría, o bien de que el resto de formaciones pacten un Ejecutivo alternativo con el mandato de renegociar una vez más los términos de salida de la UE y, potencialmente, convocar un nuevo referéndum.El diálogo para formar ese Gobierno multipartito resultaría, sin embargo, complejo. El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, necesitaría ganarse la confianza del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y de los liberaldemócratas, además de la de otras fuerzas minoritarias.El particular sistema electoral británico complica la tarea de las firmas demoscópicas. Por cada una de las 650 circunscripciones en las que está dividido el país, tan solo el candidato más votado accede a un asiento en el Parlamento.Un puñado de votos en una pequeña región puede decantar un escaño, lo que supone una pesadilla para los encuestadores.El sondeo más detallado realizado hasta ahora, en el que YouGov preguntó esta semana a más de 100.000 votantes, predice que los conservadores obtendrán 339 escaños, mayoría absoluta. El margen de error es, sin embargo, grande, y la horquilla abarca desde los 311 hasta los 367 asientos, lo que deja abierta cualquier posibilidad.Un gran número de británicos viven en circunscripciones en las que el partido por el que votarían tiene pocas opciones de ganar, por lo que su papeleta puede caer en saco roto.El voto táctico, que puede jugar un papel clave en estas elecciones, significa que algunos ciudadanos deciden votar a una fuerza a la que normalmente no apoyarían para evitar que gane un candidato al que rechazan.Esa práctica puede hacerse más pronunciada debido a la polarización política que ha provocado el brexit.Algunos votantes laboristas pueden preferir en esta ocasión a los liberaldemócratas, si creen que esa opción contribuye a frenar a un conservador partidario del brexit, y viceversa.De la misma forma, algunos simpatizantes del radical Partido del Brexit pueden respaldar esta vez a los conservadores para detener a un candidato favorable a continuar en la UE.Estas elecciones anticipadas son las primeras que se celebran desde 1923 durante el invierno en el Reino Unido, donde habitualmente se convocan los comicios en primavera para asegurarse una meteorología más benigna.Tradicionalmente se ha pensado que una baja participación perjudica al Partido Laborista, aunque los expertos no son categóricos a la hora de anticipar los efectos del mal tiempo en los comicios.Algunas figuras de peso en la política británica corren el riesgo de perder su escaño si el voto táctico contra ellos se impone en sus circunscripciones.El ministro de Exteriores, el conservador Dominic Raab, la líder del Partido Liberal Demócrata, Jo Swinson, y el antiguo líder de los conservadores Iain Duncan Smith están en la lista de escaños en peligro.El propio Johnson ha vivido cierta incertidumbre por el resultado en su circunscripción, Uxbridge and South Ruislip, aunque las últimas encuestas anticipan que obtendrá el 49% de los votos, frente al 40% los laboristas.El Partido Conservador ha centrado su campaña en el lema «Get Brexit Done», algo así como «Vamos a finalizar el ‘brexit'», y se ha presentado como la única fuerza con un plan para materializar la ruptura con la UE a corto plazo.Trata así de ganarse a los ciudadanos que han comenzado a dar signos de hartazgo con el brexit, que monopoliza el debate político en el Reino Unido desde hace más de tres años.El Partido Laborista, por su parte, ha subrayado sus propuestas económicas dirigidas a terminar con la década de austeridad impuesta por los Gobiernos conservadores, un argumentario con el que registró un avance inesperado en las elecciones de 2017.Corbyn propone incrementar el gasto público hasta niveles no vistos desde la década de 1970 y nacionalizar empresas de servicios y de transporte.El resultado electoral que obtenga el Partido Nacionalista Escocés (SNP) determinará su peso en la Cámara de los Comunes durante una legislatura en la que previsiblemente presionarán al Gobierno británico para convocar un segundo referéndum sobre la independencia.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@20minutos.es (Guillermo Ximenis/EFE)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado