Conecta con Minuto5

Ecuador

Ecuador, una lucha sin vanguardia ni retaguardia: todos de a una

Publicada

el

Acaban de gasear a las puertas de la Universidad Salesiana en Quito, lugar al que históricamente han llegado los indígenas para alojarse en marchas y levantamientos. “La universidad es zona de paz”, reza una pancarta en la Universidad Católica, también lugar de acogida, ante la arremetida de la policía. No ha pasado ni una hora cuando cientos de iniciativas buscan resguardar estos albergues y centros de acopio. Vecinas con solicitudes y firmas dirigidas al alcalde para que declare el área como “zona de no violencia”, cartas de docentes universitarios, videos en las redes para hacer respetar la autonomía de las universidades. Y es que no se detienen las hostilidades, contra la gente que se junta, contra periodistas, contra wawas (bebés)…, mientras los voceros se llenan la boca con palabras que definitivamente no van: delincuencia y diálogo.

Resguardar, albergar, cuidar, acoger son palabras que resuenan el día de hoy, allí donde fluyen mil y una pequeñas, medianas y grandes iniciativas para sostener la lucha. Ni vanguardia ni retaguardia; todo de a una, como el palo horizontal que porta la comunidad para defender la tierra, para encabezar la marcha, para no seguir mandados. Ahí es donde se condensa lo se aprende peleando, lo que me gustaría compartir con mi hija y mi ahijada: la fuerza del cuerpo a cuerpo comunitario que enseña el movimiento indígena, y el par reproducción de la lucha y lucha por la reproducción, que alumbran las mujeres organizadas y los feminismos, los wambras también.

Muchos jóvenes urbanos, mestizos, populares y de clase media, se acercan a los centros de acopio. Llegan a dejar algo y se quedan, se arremangan y se ponen a hacer y a coordinarse con otros conocidos y desconocidos. Unos se juntan por aquí, otras por allá. Esto sucede de lo más grande a lo más pequeño. De lo grande: los centros de acopio y acogimiento en las universidades, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana y alrededores, que ya hoy se sienten como santuarios. De lo pequeño: la brigada de limpieza que irrumpe y recompone el espacio, la enfermera que logra un auto para llevarse a una joven herida, la que acerca lo propio de casa y se queda. Ocurre, igualmente, de lo fijo a lo móvil. De lo fijo: la compa que reúne, clasifica y manda, los vecinos que cocinan, los amigos que ponen en marcha su colecta. Lo móvil: los paramédicos que van y vienen, adelante, detrás y a un costado de quienes resisten, las amigas que circulan repartiendo almuerzos, panes, coladas, los abogados que atienden y buscan a los detenidos. De pronto todo se recompone, las heridas si no se curan, se mitigan.

Cuentan que en la reciente historia de levantamientos y destituciones presidenciales desde mediados de los 80 y ya en los 90, también se debió forjar la memoria de estos niños, hoy chicas y chicos. Yo creo, seguía mi amiga, que de pequeños han vivido, hemos vivido, episodios que precisaban de la apuesta por lo común. Memoria corporal han de tener.

Hacia arriba, hacia El Dorado, algunas compañeras reportan un herido muy grave de bala, lo sacaban como podían para hacerlo atender. Estamos atentas a ver qué pasó con él, si está muerto. La represión comenzaba arreciar esta tarde en El Arbolito, y después se fue poniendo más fea, como anoche. Hoy pudimos ver imágenes del cordón humano que conectó La Casa de la Cultura con la Universidad Católica, por el que salieron mujeres, mayores, niñas, heridos ante la brutalidad policial.

Las mujeres y hombres indígenas y campesinos caminan juntos con los palos y las ramas de eucaliptus, con las que protegerse de los gases. Y más que juntos, acuerpados, los compañeros salen y entran del ágora preguntando por los de su pueblo, por los de comunidad; separarse es extraño, uno va con los suyos, a la marcha y al descanso, al almuerzo y al camión. Los estudiantes de la católica les aplauden cuando salen: “gracias por siempre estar”.

De otro modo, pero también como con los urbanos, se siente el legado. Hermanos de una comunidad de Bolívar, provincia donde han tomado la gobernación, donde quedaron quienes no subieron a Quito, explican lo que todo el mundo ya percibe. Los jóvenes dicen, “ahora nos toca a nosotros”. “Nuestros taitas y mamas han peleado, nosotras seguimos su senda igual”. Y verá, “mujeres y hombres”. En efecto, las mujeres, bien arrechas, gritaban con fuerza llamando a la resistencia, desde la asamblea ocupada y desde la calle. Como los urbanos: “somos los hijos del primer levantamiento”, “no se construye el presente sin entender el pasado”.

La indignación es mucha y no es de ayer, del paquetazo. Ya estaban los pueblos preparándose, y es que el racismo capitalista es fuerte y recorre el territorio. Estos días hemos podido percibirlo en toda su repugnante densidad: en las palabras de los socialcristianos de Guayaquil, en las palabras de las derechas desde la tribuna de los Shyris. Son la funcional contracara de la hipocresía represiva del presidente Moreno. En Guayaquil, decía la Sra. Viteri, “los que vienen lo hacen para destruir la ciudad en nuestro mes de orgullo”, “está la política, pero la ciudad, la ciudad es como si se metieran a tu casa”… Nebot, sí sale directo… “qué se queden en el páramo”. Así se las gastan las sudaderas blancas a nombre de la paz, destilando racismo. Porque al final la indiada no es sino un conjunto desordenado de vándalos, turba junta indeseable.

La libertad se va recortando por pedazos. Hoy ha llegado un comunicado advirtiendo que entre estos vándalos se encuentran muchos extranjeros pagados, colombianos y venezolanos, como se ha dicho en varios medios. Para quienes no respeten las leyes y ofendan a los ecuatorianos, sanción y deportación. Radio Pichincha Universal suspendida y así. Eso al tiempo salen con un paquetito de medidas adicionales para sentarse a dialogar con los “hermanos indígenas”, mientras meten bala y gas a quienes se retiran a descansar. ¿Qué irá a pasar?

Hay un saber inmenso de las mujeres. Lo veíamos en un hermoso video compartido en redes con imágenes de sostenimiento. La mirada tradicional ve a las mujeres como retaguardia; las que acaban limpiando mientras los hombres se enfrentan arriesgando su cuerpo. Pero con los pueblos y las mujeres la imagen no casa bien, no encaja del todo, algo chirría, aun escapando de idealizaciones. En los últimos tiempos, los feminismos han hecho cambiar la lógica, la han volteado, empujando y revelando un nuevo sentido de lo político. Para que la gente luche, desde luego, hay que barrer, limpiar, curar, cocinar, cubrir el descanso, abrigar, alimentar, tranquilizar, alentar… ¡Eso de una! Pero también ahora jugamos a la inversa o a lo todo a la vez: la lucha es cada vez más lucha por el sostenimiento de los cuerpos colectivos que somos. La reproducción es la lucha, es la forma que nos damos para resguardar y empujar al mismo tiempo. Las luchas anti-extractivas, campesinas, por la soberanía alimentaria y el resguardo de las fuentes de vida muestran ese rostro, las peleas contra la violencia machista y por el acompañamiento en aborto muestran ese rostro, las que se libran ahorita contra el avance del neoliberalismo en calles, vías, comunidades y casas revelan ese mismo rostro. Porque hoy, queremos ir y vamos de a una.

Publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Ecuador

Ecuador entrega cerca de 11.000 visados por razón humanitaria a venezolanos

Publicada

el

Ecuador entregó cerca de 11.000 visados de Excepción por Razones Humanitarias a ciudadanos venezolanos desde agosto pasado, informó este sábado el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

En un comunicado, la Cancillería detalló que entre el 19 de agosto y el 26 de diciembre de este año, emitió un total de 25.780 visas a favor de ciudadanos venezolanos.

De ellas, 10.976 corresponden a Visas de Excepción por Razones Humanitarias (VERHU), emitidas en el marco del proceso de regularización de ciudadanos venezolanos establecido mediante un Decreto Ejecutivo del 26 de julio de 2019.

Desde el 26 de octubre de este año, fecha en que inició el proceso de regularización, se han otorgado 2.824 visas por razones humanitarias a través de los consulados de Caracas (Venezuela), Bogotá (Colombia) y Lima (Perú).

El resto corresponde a visas de excepción por razones humanitarias otorgadas a través de las coordinaciones zonales y el Centro de Emisión de Visas de Excepción (CEVE).

En su comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores apuntó que existen solicitudes de visas que han sido rechazadas por diversos motivos, entre los más recurrentes figuran el registro erróneo de nombres o apellidos, de fechas de nacimiento, o problemas al momento de subir los documentos escaneados a la plataforma del Consulado Virtual.

El proceso de emisión de la visa de excepción por razones humanitarias, de acuerdo con la normativa, concluirá el 31 de marzo de 2020.

Por ello, la Cancillería invitó a los ciudadanos venezolanos a realizar con la anticipación del caso los trámites correspondientes, y hacer uso de este mecanismo creado por el Gobierno Nacional, presidido por Lenín Moreno, para que puedan acceder a una migración segura, ordenada y regular.

Al proceso se puede acceder a través de la página web www.consuladovirtual.gob.ec y en lo referente al registro o censo migratorio, dicho proceso corresponde exclusivamente al Ministerio de Gobierno, a través del portal https://registro.migracion.gob.ec, detalló en el Ministerio de Exteriores en el escrito.

A raíz de la situación económica y política que vive Venezuela, más de 4,5 millones de sus habitantes han tenido que salir de su país desde el 2015, según la ONU.

Ecuador, de acuerdo con cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), acoge a 263.000 venezolanos.

Publicado originalmente en: Ir a la fuente

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Ecuador

Nueve muertos y 36 heridos en un accidente de autobús en Ecuador

Publicada

el

EFE

  • El conductor del vehículo se dio a la fuga.

Provincia de Carchi, Ecuador

Nueve personas resultaron muertas y otras 36 heridas en un accidente de tráfico ocurrido este domingo en la provincia andina del Carchi, situada en el norte de Ecuador y fronteriza con Colombia, informó el Servicio Integrado de Seguridad (ECU 911).

Según la Policía, un autobús de la Cooperativa Pullman Carchi que cubría la ruta Tulcán-Baños con sentido Norte-Sur se salió de la pista y volcó.

El servicio ECU 911 indicó en un comunicado que el accidente dejó nueve personas fallecidas y 36 más recibieron los primeros auxilios en el lugar del siniestro por parte de paramédicos del Ministerio de Salud Pública, para ser luego trasladadas a diferentes centros de salud de las provincias del Carchi y Imbabura.

Añadió que el conductor del autobús se dio a la fuga.

Aunque el comunicado no ofrece detalles de las posibles causas del accidente ni sobre la identidad o edades de los afectados, el gobernador del Carchi, Edin Moreno, dijo a Efe que entre los heridos hay personas de Colombia y de Venezuela.

Desde la sala de operaciones del Centro Local ECU 911 de la ciudad de Tulcán se coordinó la atención con los recursos necesarios y se brindó ayuda en el lugar del suceso, al que llegaron 15 ambulancias, cinco patrulleros policiales, tres unidades de rescate y una autobomba del cuerpo de bomberos.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: EFE

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Ecuador

Coordinador de la OEA recabará información de migrantes venezolanos en Ecuador

Publicada

el

El coordinador del Grupo de Trabajo de la OEA sobre los Migrantes y Refugiados Venezolanos, David Smolansky, tiene previsto visitar Ecuador esta semana para recabar información a fin de elaborar un informe sobre la crisis migratoria venezolana.

La Cancillería ecuatoriana informó este martes de que el coordinador visitará el país entre el 15 y el 17 de este mes, para “recopilar información para la elaboración del “Informe final de la crisis de los migrantes y refugiados venezolanos en la región”.

Se trata de un documento que debe ser presentado en la próxima Asamblea General de la OEA, prevista para el mes de junio.

Smolansky tiene programado visitar mañana, miércoles, la frontera entre Ecuador y Colombia, y en particular la ciudad ecuatoriana de Tulcán y el Puente Internacional de Rumichaca, punto de acceso de buena parte del éxodo venezolano que llega a Ecuador.

En Tulcán se reunirá con autoridades del Gobierno y de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) provincial y municipal, al objeto de conocer las principales acciones realizadas por el Estado ecuatoriano respecto a los venezolanos en situación de movilidad humana.

El jueves el coordinador de la OEA mantendrá un encuentro con el viceministro de Movilidad Humana de Ecuador, Santiago Chávez, y representantes de las diferentes instituciones públicas y del Estado relacionadas con los temas de desplazamiento humano y migración.

Los aproximadamente 230.000 emigrantes venezolanos que se encuentran en Ecuador representan el 1,3 % del total de la población del país, el que alberga más refugiados en proporción a su extensión territorial y número de habitantes, según datos oficiales.

De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para los refugiados y los migrantes de Venezuela, más de 3,7 millones de venezolanos han huido de su país por la crisis política y humanitaria que enfrenta.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados ha señalado que, hasta diciembre de 2018, más de 13.000 venezolanos habían pedido asilo y otros más de 98.000 tenían otro tipo de estatus regular.

Artículo publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor:

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado