Conecta con Minuto5

Motor

Trucos para aparcar el coche y no perder la paciencia

Publicada

el

Trucos para aparcar el coche y no perder la paciencia

Encontrar aparcamiento no es tarea fácil, pero una vez que se encuentra estacionar el vehículo también puede resultar complicado. Aparcar es una de las maniobras que más se realizan al volante y todos los conductores deben de ser capaces de manejar el vehículo según el hueco disponible, las dimensiones y el radio de giro.

No importa el número de maniobras necesarias, lo importante es hacerlo bien, con precaución, seguridad y usando los intermitentes para avisar al resto de los conductores. De hecho, en el examen de conducir los alumnos no tienen límite de maniobras para poder aparcar, aunque si de tiempo: dos minutos.

Desde la DGT dan una serie de consejos y trucos para aparcar en línea y en batería.

Cómo aparcar en línea

  1. Señalizar la maniobra con antelación para evitar retenciones.
  2. Alinear el eje trasero con el parachoques del vehículo aparcado.
  3. Girar el volante hacia el lado donde se aparca y retroceder hasta que el retrovisor ‘apunte’ a la mitad del vehículo de atrás. Otra referencia útil es el espejo a la altura del parachoques del vehículo de al lado.
  4. Cuando medio coche esté dentro, cambiar el giro y seguir retrocediendo. Si se necesita, dar marcha adelanta para terminar la maniobra.

Cómo aparcar en batería

  1. Hay que tener en cuenta cómo están pintadas las líneas del suelo, si están rectas o inclinadas.
  2. Iniciar la maniobra con el parachoques en línea con el vehículo aparcado. Dar marcha atrás con todo el volante girado hacia el lado donde se quiere aparcar.
  3. Observar tanto el espejo derecho como el izquierdo para evitar rozar a los coches de al lado.
  4. Si es necesario, dar marcha adelante para centrar el vehículo.

Para finalizar, desde la DGT recuerdan que si la vía es de un sentido único se pude estacionar tanto a la derecha como a la izquierda, pero si tiene doble sentido, solo está permitido aparcar en el sentido de la marcha.

 

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Motor

No es lo mismo acampar que estacionar: claves para evitar problemas cuando vayas en camper o caravana

Publicada

el

A la hora de subirse a una caravana y emprender un viaje que puede durar varios días, es necesario prepararse y llevar agua, comida, revisar la mecánica del vehículo y echar un vistazo a la legislación para saber las reglas que hay que seguir durante el trayecto.Cuando haya que hacer un alto en el camino, es importante conocer las diferencias entre acampar y estacionar, ya que pueden incluso multarte si te equivocas dónde hacer una cosa o la otra. Según el reglamento de la Dirección General de Tráfico (en concreto, la instrucción 08/V-74), mientras cualquier vehículo esté correctamente estacionado, independientemente que sea una caravana o camper, no es relevante el hecho de que sus ocupantes estén en el interior siempre y cuando no se extiendan elementos que desborden el perímetro del automóvil y la actividad no trascienda al exterior.Esto quiere decir que siempre y cuando no se coloquen elementos fuera del vehículo o se evacúen las aguas de la caravana, se puede estacionar e incluso dormir en el interior de la misma sin que esto trasgreda ninguna norma. Sin embargo, si al parar para dormir o descansar si extienden toldos o sillas o quizás se necesita conectar un generador para cocinar, ahí sí será necesario llegar hasta un camping, porque la acción ya se considera acampar.Si antes de arrancar un viaje en camper, caravana o autocaravana necesitas ampliar información, el Ministerio de Interior también ha desarrollado un informe titulado La Movilidad en Autocaravana, en la que se detallan aspectos técnicos, legales y normativas a cumplir en la carretera. También puedes descargar alguna de estas aplicaciones para el móvil para localizar campings, compartir experiencias… Y recuerda prepararte y planificar tu viaje para evitar correr riesgos o encontrarte con algún imprevisto desagradable.

Publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@ (A. Gil)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Motor

El coche que habla con los semáforos ya es una realidad… y es de marca española

Publicada

el

¿De qué color me encontraré el siguiente semáforo si sigo a esta velocidad? La respuesta a esta pregunta ya no depende de la intuición del conductor, sino de la tecnología. Un proyecto de Seat, en colaboración con la DGT, el Ayuntamiento de Barcelona y ETRA ha logrado conectar automóviles con semáforos y el centro de control de tráfico para anticipar el estado de estos. Este proyecto también permite que la información de las incidencias en las carreteras llegue directamente al vehículo sin necesidad de paneles informativos. El coche y la infraestructura, unidos a través de la nube mediante tecnología celular y con tiempos de latencia de 300 ms.Reduce la velocidad, estará en rojo. Una parte del proyecto consiste en comunicar los semáforos con los coches. «El semáforo envía una señal a la nube a la DGT sobre su estado actual y cuándo va a cambiar y el coche recibe esta información, la interpreta y te avisa con la velocidad a la que estás yendo cómo te lo vas a encontrar. De esta manera, si se va a poner en rojo te avisa y puedes empezar a frenar antes de llegar», afirma Caus.¿Cómo funciona?: Cuando un vehículo se aproxima al semáforo, recibe en su pantalla un aviso de si estará rojo, verde o amarillo, cuando llegue a su altura. Para ello, el sistema hace un cálculo de la distancia a la que se encuentra el coche y de la velocidad que lleva. Y un punto muy importante para la seguridad: solo funciona si el vehículo circula a la velocidad permitida. En caso contrario, deja de informar al conductor. «Si se superan los límites de velocidad el sistema se bloquea. Esto es muy importante para la seguridad vial. El objetivo es que sea una herramiento auxiliar para permitir al conductor llevar un movimiento más uniforme», asegura Manuel Valdés, gerente de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona.Paneles informativos, también en tu coche. Actualmente en las carreteras españolas hay 2.000 paneles informativos que indican a los conductores el estado del tráfico, el clima o incidencias por obras y accidentes. Con este sistema, esa información aparecerá directamente en las pantallas de los vehículos conectados en cualquier punto de la red viaria. «Lo mismo que antes hacíamos con paneles de mensaje variable en la carretera ahora lo podemos hacer pero en cualquier punto de la vía, directamente al coche», según Ordás.Vehículos conectados con semáforos y carreteras. El vehículo utilizado en esta prueba piloto incorpora la tecnología necesaria para conectarse con el entorno y recoger la información que la DGT sube a la nube. Gracias a esto, su conductor puede saber a tiempo real qué va a encontrar en su camino. «El proyecto consiste en que los nuevos modelos de coches conectados de Seat recojan desde la nube central de la DGT toda la información en tiempo real relativa al tráfico, ya sea en carreteras en paneles informativos o en las ciudades con el estado semafórico», comenta Jordi Caus, responsable de Conceptos de Movilidad Urbana de Seat.Más seguridad y eficiencia. A más información, menos situaciones de riesgo. Este es el objetivo del proyecto, que coloca la seguridad vial como punto principal, unida a una mayor eficiencia en la conducción. «Buscamos un gran impacto en reducción de siniestralidad, en reducción del tráfico y por lo tanto, una repercusión positiva en el medio ambiente», comenta Jorge Ordás, subdirector de Movilidad y Tecnología de la DGT.

Publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@ (20minutos)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Motor

Cómo cuidar y alargar la vida de la batería de tu coche eléctrico

Publicada

el

La mecánica de un coche eléctrico o híbrido enchufable es muy diferente a la de los coches convencionales de combustible. Hay que saber entender las necesidades del vehículo, de la batería y de los diversos componentes que lo integran para alargar su vida y que la inversión realizada sea rentable.Actualmente, la mayoría de los coches de este tipo incorporan baterías de litio, que mejoran la calidad de sus predecesoras las pilas de níquel metal hidruro. Aun así, estas baterías sufren sobrecargas, defectos de carga y pérdidas de voltaje. Pero, ¿por qué?Las baterías de litio sufren si están descargadas o con poca carga durante periodos prolongados de tiempo. Si después de se intenta poner a recargar, la pila no alcanzará el 100 % de su capacidad y continuará perdiendo autonomía año tras año. También puede hincharse y deteriorarse por completo. Si por el contrario, se deja el coche enchufado durante demasiado tiempo, la batería sufrirá la sobrecarga de temperatura y esto también afectará a su buen funcionamiento. Lo recomendable es llevar la batería bien entre un tramo del 20 al 80% de carga o del 15 al 95%.Algunos consejos para cuidar correctamente de la batería del coche es evitar las cargas y descargas completas y no abusar de los modos de recarga rápida, por muy prácticos que sean. El uso de esta práctica puede acortar la vida de la pila un 1% anual. Si por otro lado, al conducir, se acelera bruscamente el coche o se abusa del sistema de climatización, es posible que esto afecta al funcionamiento del vehículo, al igual que correr demasiado en carretera. Utilizar el modo ECO en ciudad o carretera (sin cuestas) es muy recomendable, así como cambiar a la alimentación por combustible en el caso de un coche híbrido si el firme de la carretera tiene demasiada pendiente.Si, además, hay que dejar el coche aparcado durante largos periodos en los que no se va a mover, es óptimo dejar el vehículo enchufado con un cable inteligente que detecte los niveles de carga. De no ser posible, mejor aparcar en un sitio con temperaturas suaves y estables, usar la descarga lenta y volverlo a conectar antes de arrancar si ha bajado hasta el 20% de su capacidad.

Publicado originalmente en: Ir a la fuente
Autor: redaccion@ (20minutos)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado