Conecta con Minuto5

Economía

Gobierno planteó un incremento salarial de 3.5% al haber básico y congelar el salario mínimo nacional para 2018

Publicada

el

El Gobierno Plurinacional de Bolivia, a través del Ministro de Economía, Mario Guillén. planteó a la Central Obrera Boliviana (COB) un incremento salarial de 3.5% al haber básico y congelar el aumento del salario mínimo nacional, cuando falta una semana para el 1º de Mayo, fecha en la que tradicionalmente se anuncia el porcentaje del alza.

Sector Empresarial

Refiriéndose a la propuesta del Gobierno de la semana pasada, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, señaló ayer que el 4% de incremento al básico ya sería un “exceso” y advirtió que cualquier cifra superior al 3% causaría una “afectación” negativa a la economía nacional.

“Hablar de un 4% nos parece un exceso y obviamente no estamos de acuerdo. Cualquier monto que sobrepase la propuesta de la Confederación de Empresarios va a ser un monto que va a poner en riesgo la estabilidad laboral y las inversiones en nuestro país”, señaló.

Luego agregó que hay posiciones muy críticas y respaldadas de parte de las federaciones y advirtió que las consecuencias serán gravísimas si el monto del incremento salarial se maneja de forma irresponsable.

Sector Industrial

La Cámara Nacional de Industrias (CNI), aseguró estar de acuerdo en congelar el salario mínimo nacional. Pero también pidió desvincularlo de los bonos de antigüedad, prenatal y lactancia, para evitar su efecto multiplicador; sobre el incremento al haber básico, los industriales piden que no supere el 2.71%.

“El 0% al mínimo nacional salió del sector industrial, es una propuesta que considero absolutamente razonable y que está respaldada por el efecto multiplicador negativo que esto tiene en otros costos adicionales laborales que los empresarios asumimos, considero que es válida la propuesta, totalmente”, agregó Nostas.

Indicó que están de acuerdo con la reposición del poder adquisitivo del salario en función a la inflación, e instó a la COB y al Gobierno a pensar que los empresarios generan empleos formales y con todos los beneficios sociales en el marco de la Ley.

Recomendó cuidar la fuente de trabajo de la gente joven que ingresa al mercado laboral en un número de 200 mil al año.

Sector de la Clase Obrera

Es insuficiente a la necesidad de los trabajadores”, protestó el dirigente el Secretario Ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, (FSTMB), Orlando Gutiérrez, El planteamiento corresponde al Ministro de Economía, Mario Guillén. “Es muy preocupante la posición en que nos ha colocado el Ministro de Economía con esta propuesta (de 3.5% y 0%).

Ante esa situación desveló que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la COB ya envió una carta al presidente Evo Morales, pidiéndole dialogar directamente con él para resolver el incremento salarial.

La propuesta del Gobierno, según el dirigente, es similar a la lanzada por el sector empresarial, que la anterior semana señaló que el aumento debería alcanzar al 3% del haber básico y el congelamiento del mínimo nacional.

“Vamos a esperar la convocatoria de la COB a un ampliado nacional o en su defecto a una reunión ampliada de ejecutivos a nivel nacional. Sin embargo, la propuesta de congelar el mínimo ha sido rechazada prácticamente”, enfatizó Gutiérrez.

Al respecto, el principal ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, aseguró desconocer la propuesta del Gobierno. Informó que hoy, martes, se llevará a cabo una reunión del CEN para analizar la situación.

La anterior semana se conoció que el Ejecutivo planteó un incremento de 4% al sueldo básico, lo que fue rechazado por varios sectores y la propia COB, que resolvió pedir una negociación directa con el Primer Mandatario.

De hecho la organización de los trabajadores planteó un 10% al básico y 15% al mínimo nacional, aunque el Gobierno manejaba los porcentajes de la inflación (2.7) y el crecimiento del PIB (4.2) para encauzar las negociaciones.

Se puede ver: ¿Cuánto subirá el Salario Mínimo Nacional en Bolivia para el año 2018?

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Loading...

Bolivia

Liquidez y solvencia, los grandes problemas de la economía boliviana

Publicada

el

Autor: Dr. César D. Vargas Díaz (Ph.D) / Analista e Investigador Económico

(más…)

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

Crisis del covid y la matriz probabilidad-impacto

Publicada

el

Matriz probabilidad-impacto y crisis del covid

A nivel empresarial es importante abordar la gestión riesgos. En cualquier proyecto o en la vida misma de la empresa pueden surgir problemas, y evaluar los riesgos y tomar medidas preventivas para mitigarlos es una buena estrategia.

Una de las formas de abordar la gestión de riesgos es la matriz de probabilidad-impacto, que permite evaluar los riesgos y mitigarlos, pero sin centrarse en riesgos con muy baja probabilidad, cuya mitigación podría ser una pérdida de eficiencia.

Qué es la matriz de probabilidad-impacto

La matriz de probabilidad e impacto es una herramienta que permite establecer prioridades a la hora de mitigar posibles riesgos, e implementar soluciones ante acontecimientos que pueden ocurrir en una empresa o en un proyecto.

Para implementarla primero hay que hacer una lista de los posibles riesgos, y a continuación asignarle una probabilidad (improbable, posible, probable) y el impacto que causaría (despreciable, moderado, crítico).

Prob Impacto

Una vez hecho esto, para las combinaciones más problemáticas (por ejemplo, riesgos probables e impacto críticos) hay que tomar acciones previas que mitiguen el problema.

El método es bastante flexible, y en lugar de tres categorías se pueden tomar cinco, por ejemplo. En principio hay que tomar acciones para todo aquello que esté en la parte superior derecha de la matriz, en la zona roja, pero también se pueden tomar acciones para mitigar la zona amarilla. La idea es que dichos riesgos sean menos probables o que los impactos sean menores, para mover dichos eventos a la zona verde.

La matriz en la crisis del covid

Sin entrar a valorar si la crisis del covid se podría haber mitigado por este sistema (seguramente no, porque, aunque había pistas, los humanos tenemos tendencia a infravalorar riesgos), la idea es usar esta herramienta para evitar problemas ahora en las empresas.

Este método es muy útil. Se pueden evaluar los riesgos que existen en la actualidad en las empresas (por ejemplo, brotes en las oficinas, trabajadores enfermos, proveedores y clientes que quiebran), posicionarlos en la matriz y tomar medidas para mitigar estos eventos (teletrabajo, aislamiento de trabajadores fundamentales, buscar alternativas tanto de clientes como proveedores).

Todas las empresas que hagan esto estarán mejor preparadas para superar esta crisis. Pero también para futuras crisis, ya que es un método universal y que además obliga a pensar en el medio-largo plazo, en estrategia y no solo en táctica (corto plazo) como se suele hacer demasiado a menudo.

¿Es útil a nivel personal?

La matriz de probabilidad e impacto puede ser útil también a nivel personal, ya que permite pensar a largo plazo y evaluar estrategias de mitigación ante posibles problemas. Por ejemplo, perder el empleo podía ser poco probable antes de la crisis del covid y aunque el impacto es fuerte podría no haber estado en la zona roja. Sin embargo ahora es más probable y quizá alguna estrategia de mitigación previa merezca la pena (ahorrar, hacer cursos, mantener el curriculum actualizado, hacer contactos por linkedin…).

Si pensamos de nuevo a nivel personal, el riesgo que supone contagiarse de covid está claramente en la zona roja. El riesgo es bastante probable (no olvidemos que el 5% de los españoles se han contagiado y en algunas provincias se supera el 10%) y el impacto puede ser catastrófico (muerte, secuelas o contagiar a algún conocido o familiar que acabe mal). Por tanto usar una estrategia de mitigación es fundamental (usar medidas de protección y reducir los contactos sin esta protección, tomar medidas extremas está más que justificado).

Autor: Alejandro Nieto González

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo

Economía

La deuda global se dispara para luchar contra el coronavirus

Publicada

el

La deuda global se dispara para luchar contra el coronavirus

A escala global, a día de hoy no se ha conseguido doblar la curva de nuevos casos diarios en la expansión del COVID-19. La epidemia sigue su ritmo de propagación sin detenerse.

Tenemos el caso de Estados Unidos que parecía haber conseguido doblar la curva, pero el número de nuevos casos diarios ha ido repuntando en las últimas semanas reflejando nuevos récords.

Img 20200713 005050

En los países emergentes existe también un grave problema el número de nuevos casos, especialmente en Brasil e India que junto a Estados Unidos lideran los países con mayor número de casos confirmados.

Los gobiernos están tratando de dar respuesta a esta situación a través de mayores recursos que vienen de la mano del déficit público. Y es en ese punto en el que el FMI está advirtiendo que estos paquetes fiscales masivos y nuevos préstamos están amenazando ya las calificaciones crediticias y la sostenibilidad de muchos presupuestos.

Pensemos que, por un lado, veremos una fuerte contracción de la actividad económica y consecuentemente, de los ingresos fiscales, junto con un considerable apoyo fiscal por parte de los gobiernos que se prevé que con todo ello la deuda pública mundial alcance más del 100% del PIB en este año.

La previsión actual es que el PIB global se hundirá un 4,9% en 2020, unas consecuencias que empequeñecen incluso a la crisis financiera global entre 2008 y 2009. El estancamiento del crecimiento llevaría a China a un modesto crecimiento del 1%, a un desplome de Estados Unidos del 8% y al derrumbe más absoluto de la eurozona con una contracción del 10%, con España e Italia sufriendo el mayor golpe con un derrumbe del 12,8%.

Screenshot 20200713 011155 Adobe Acrobat

Y a esta contracción del PIB le sumamos el incremento de los déficits públicos. Se espera que el promedio del déficit fiscal global se dispare hasta el 14% del PIB en 2020. La razón es que espera que los estabilizadores automáticos de los impuestos y la protección social ayuden a amortiguar la caída de los ingresos de los hogares durante la recesión, pero también que contribuyan a un tercio del aumento de los déficits en promedio. En particular, se prevé que los ingresos del gobierno caigan más que los que se hunden las economías.

Por todo ello, nos encontramos con que, a escala global, al finalizar el año alcanzaríamos el máximo histórico del 101,5% del PIB (subida de 19 puntos de la ratio frente al PIB en un año) y, para el año siguiente, llegaríamos al 103,2% del PIB.

Screenshot 20200713 011915 Adobe Acrobat

Para las economías avanzadas, el organismo internacional espera que la deuda pública llegue al 130% del PIB, unos niveles récord, ya que si tenemos en cuenta el periodo de la Segunda Guerra Mundial, el pico llegó al 120%.

Eckdrznxoaai1qh

Muchos países desarrollados son los impulsores principales del incremento de deuda global, han llegado a la conclusión de que este aumento el gasto público y, por lo tanto, de los niveles de deuda pública es la opción preferible frente a una destrucción generalizada de la capacidad productiva durante la epidemia.

Para poner un ejemplo concreto, la emisión de deuda pública bruta se disparo a nivel récord de más de 2,1 billones de dólares en el mes de marzo, lo que supone más del doble del promedio entre los años 2017 y 2019 que fue de 0,9 billones de dólares.

La situación puede ser verdaderamente problemática para muchos países porque carecerían de apoyo de capital disponible para hacer frente a ese evento extraordinario, por lo tanto la expansión del virus tendría serías dificultades para ser controlado.

Este desafío por parte de los gobiernos nos lleva a que la trayectoria de la deuda y los déficits está sujeta a una gran incertidumbre y podría subir en un escenario adverso si la actividad económica decepciona debido a un resurgimiento de las infecciones o si los pasivos contingentes de un gran apoyo de liquidez se materializan cuando las condiciones de financiación se hacen más estrictas.

No podemos descartar en el futuro más inmediato una nueva expansión del virus que ponga en tensión a los presupuestos públicos de diferentes países y que presenten problemas para financiarse. Hablamos de una crisis de deuda en la que los países se ven atados por la incapacidad de pedir dinero para refinanciar los vencimientos y afrontar los gastos para el año en curso.

Publicado en: Ir a la fuente
Autor: Marc Fortuño

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad
...

Facebook

Destacado